Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Ambientalistas exigen investigar quién autorizó basurero clandestino en Atoyac

- Afirman que los camiones de volteo usados en el tiradero de localidad La Palma fueron contratados por el Ayuntamiento

- “Nos quieren dar atole con el dedo, nadie hace algo de esta magnitud si no hay una instrucción”

Benito Jurez Ramrez Atoyac, Ver. 05/03/2022

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Tras el descubrimiento de un basurero clandestino localizado en la localidad La Palma, cuya instalación fue clausurada por la Procuraduría del Medio Ambiente (PMA), ambientalistas exigen que se investigue a fondo sobre quién ordenó que arrojaran desechos en ese sitio.

Los defensores del medio ambiente no dudaron en que hayan sido las mismas autoridades municipales de Atoyac las responsables, pues expresaron que nadie tira basura municipal si no existe instrucción de una autoridad y quienes lo hicieron fueron camiones de volteo contratados por el Ayuntamiento.

Añadieron que, tras ventilarse este caso, no hubo más que enviar un boletín diciendo que el Ayuntamiento “reprueba” tales actos y se une a la inconformidad ciudadana respecto al basurero:



“Nos quieren dar atole con el dedo, puesto que nadie hace algo de esta magnitud en un Ayuntamiento si no hay una instrucción”, señalaron los ambientalistas.

Los disconformes sospechan que lo que se buscaba era ahorrarse el recurso empleado en llevar la basura a los Colorines, pues la empresa encargada de recolectar los desechos para llevarlos a Nogales cobra 330 pesos por tonelada, gastando cerca de 3 mil pesos al día.

Pero este no es el fondo del problema, señalaron; lo grave es el daño realizado al medio ambiente, aquel del que tanto se quejó Carlos Ventura y que usó de bandera política para llegar a la presidencia del municipio, criticaron.



Gracias a una denuncia ciudadana fue que se detectó este basurero clandestino a cielo abierto que pretendían hacer para resolver su problema, sin importar el grave daño ambiental ocasionado; el lugar expide olores fétidos, causando una contaminación que se suma a la ya provocada por empresas como Central Potrero y Central Energética de Atoyac.