Ir a Menú

Ir a Contenido

El Canje Seguro Conviene
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Ante la sociedad la evaluación docente fue un proceso punitivo: Víctor Arredondo

- Siempre circularon fotografías del uso de la fuerza pública para su desarrollo

- El especialista en educación consideró que se debió disminuir la desigualdad y la inequidad de los servicios educativos

?ngeles Gonz?lez Ceballos Xalapa, Ver. 22/04/2017

alcalorpolitico.com

El especialista en educación y exsecretario de Educación de Veracruz, Víctor Arredondo Álvarez, aseveró que en la conciencia de la sociedad se quedó grabado que la evaluación docente, que forma parte de la reforma educativa, fue un proceso punitivo.

"Componer el asunto punitivo diciendo que no, que no es un método de exclusión sino de mejora, pero las imágenes y fotografías que todos vimos a lo largo de varios meses: el Secretario de Educación anunciando en los medios que la policía y la fuerza pública apoyaría para que los maestros fueran a presentar su evaluación", recordó.

Durante la presentación del libro de Manuel Bartlett y Luis Benavides, "El fraude de la reforma educativa, reflexión crítica", y al hacer un análisis del libro, consideró importante resaltar el hecho de que los autores, plantean que el fraude de la reforma, es un fraude porque tiene graves errores y vacíos en varios niveles.



Uno de éstos es el nivel filosófico, ideológico, en donde por un lado el concepto de la educación que se establece en la Constitución como la gran tarea para el desarrollo armónico y las facultades del ser humano, se reduce a la visión de la OCDE, de formar al capital humano para el mercado de trabajo.

Es ahí donde hay un primer gran problema. En términos ideológicos, el planteamiento que se hace es en el hecho de dejar en manos de la OCDE -un organismo multilateral-, los principales dictados de la política pública en materia de educación, subrayó Arredondo.

Asimismo, dijo que a nivel estratégico, el hecho de que la reforma, llamada reforma educativa, lo que hace es concentrar su visión en dos aspectos fundamentales: la calidad educativa que hay que mejorar y que, el principal factor que causa las dificultades y anomalías en la educación, es el maestro.



De manera que, desde el Gobierno Federal, se propuso crear un sistema de evaluación que estableciera qué maestros no cumplen con el perfil y los requisitos docentes para ser excluidos.

Ese fue el planteamiento original, pero ante el rechazo nacional en muchas entidades del País y en un segmento en tan sensible como es el magisterio, el gobierno quiso "componer" el asunto punitivo diciendo que no, que no era un método de exclusión sino de mejora, pero las imágenes y fotografías que todos vimos a lo largo de varios meses: el Secretario de Educación anunciando en los medios que la policía y la fuerza pública apoyaría para que los maestros fueran a presentar su evaluación; evidentemente esto quedó en la conciencia de la sociedad y difícilmente podemos comprar el hecho de que no se percibió un proceso punitivo de entrada.

El exrector de la Universidad Veracruzana, señaló que en los aspectos de corte estratégico, está el hecho de cómo conducir una reforma educativa nacional cuando se ataca, se ponen en juicio, se intimida y se amenaza al magisterio que es el principal factor activo, participante para la mejora de la educación.



En la reforma existen problemas de corte conceptual que se detallan en el Libro y es un elemento fundamental: la calidad que nunca se define, al contrario se evitan las reflexiones de un concepto que como el de la educación es holístico, es comprensivo, tiene muchos factores, variables, dimensiones, que tienen que ser abordados.

"Para evaluar la calidad de la educación no hay otra forma más que emprender una estrategia comprensiva, holística, donde se evalúe todo el quehacer educativo, todo con un enfoque del sistema y además se analicen las condiciones de infraestructura, la historia, los desarrollos, el contexto y el entorno de donde sucede la educación", destacó.

Y es que al final de cuentas lo que se ha visto en la parte operativa de la reforma, es que el Gobierno Federal se dedicó 4 años y medio a preparar una estrategia de evaluación de los maestros, a conducirla de manera forzada para llegar finalmente a la conclusión de que !ah caray!, resulta que una porción significativa de los maestros sí cumple con el perfil.



"Esto desde luego pone en tela de juicio la hipótesis inicial: que el problema de la calidad de la educación está en el magisterio", subrayó.

De esta manera los autores del libro señalan que uno de los grandes errores de la reforma es que no se tomó en cuenta la historia, el proyecto educativo nacional, el esfuerzo de los grandes educadores y de todos aquellos que han contribuido a crear la nación que hoy tenemos.

Arredondo Álvarez expuso que este enfoque parcial, equivocado, de hacer el nodo central de la reforma la evaluación y concentrado en el magisterio, duró 4 años y medio y hace apenas unos cuantos meses, surge la ruta de implementación del modelo educativo en donde pretenden hacer en unos cuantos meses lo que no hicieron a lo largo del sexenio.



De esta forma el especialista en educación, consideró que lo que se debió hacer en la presente administración federal, fue concentrar los esfuerzos del Estado Mexicano, acrecentar las fortalezas que ya se tienen, disminuir la desigualdad y la inequidad de los servicios educativos, principalmente llevando lo mejor en donde más se necesita.