Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Aumento en los costos de productos de la canasta básica también “le pega” a comerciantes

No pueden aumentar los costos de los platillos drásticamente, por tanto deben resistir la crisis, dicen

C?sar M?ndez Xalapa, Ver. 17/03/2015

alcalorpolitico.com

El alta en los costos de productos relacionados con la canasta básica, no sólo afecta a las familias, sino también a los establecimientos de comida, ya que con las altas y bajas de algunos productos como el huevo, azúcar, aceite, tortilla, pollo y frijol, genera mayores gastos y las ganancias son las mismas, ya que no pueden aumentar los costos de los platillos drásticamente, por tanto deben resistir la crisis y, en ese sentido aseguran han visto disminuidas sus ventas hasta en un 30 por ciento en comparación con otros años.

Del mismo modo, amas de casa aseguran que esta situación de aumento de precios en productos de primera necesidad ha generado que su despensa se vea disminuida, ya que no les alcanza como antes, pues el salario es el mismo.

En ese sentido, Jorge Barragán, propietario de la fonda “La española”, explicó que desgraciadamente tiene que aguantar el alta y baja de precios en diferentes productos de primera necesidad, ya que de aumentar los precios en los alimentos que produce repercutiría en sus ventas, “para mí que los principales afectados son los establecimientos, porque los precios no se pueden alterar, si le subo tengo mucha competencia, quiebro”.

Didilia Arellano, propietaria de un restaurante de comida rápida, coincidió en que el alta de precios en productos como el huevo, arroz, frijol, pollo, aceite, entre otros, genera pérdidas para ellos ya que no puede aumentar el costo, de lo contrario pierden clientes. “A veces la gente no comprende que las cosas suben y si les subimos a los platillos, la gente se molesta porque resienten el precio y ni modo tenemos que aguantar”.

Esta situación desde luego también lacera la economía de las amas de casa, ya que ahora gastan el doble en surtir su despensa y el salario se mantiene bajo. “uy, la verdad el aumento en el huevo afecta mucho, pero no sólo el huevo, el frijol, el arroz, aceite, todo está muy caro, antes me gastaba 100 diarios, ahora me llevo 200 o más”, explicó Jacoba Gómez Mejía.

Doris Aguilar, de oficio comerciante, ve con preocupación esta situación, ya que no imagina hasta dónde llegará esta desbandada de aumentos “lo que me gustaría es que ya no le subieran, ya que lo dejen así, aunque no los bajen, pero que ya no los suban, si no a dónde vamos a parar, si ya de por sí no alcanza para nada”.

Zaira Barrón opinó que “cada vez cuesta más comprar la despensa, ya que el salario es el mismo, ante esto, muchas veces tienen que recurrir a comprar menos o en su defecto dejar de comprar algunos productos”.

María Luisa Casas y Eloy Aguilar Alfaro, ambos pensionados y con 60 años de edad, vieron con tristeza que un huevo cueste hasta 5 pesos actualmente, cuando antes lo adquirían hasta en 30 centavos, “la verdad es que da tristeza, ahora todo está muy caro, antes todo estaba barato, con un peso te alcanzaba para 3 huevos, la tortilla en 6 pesos y ahora desgraciadamente no, todo está elevado; el problema es para las nuevas generaciones, cuánto van a pagar cuando sean grandes si todo aumenta rápidamente”.

Javiera Jiménez Jiménez añadió: “esto afecta a todos, el sueldo es bajo, el huevo sube, la tortilla, el arroz, el frijol, todo, antes me gastaba 200 pesos diarios, ahora hasta 400, la verdad es que todo está muy crítico”.

La ama de casa Carmen Hernández, espera que el gobierno detenga el alza en los precios de diferentes productos ya que hay familias que viven con el salario mínimo y no les alcanza, “uno todavía come los frijolitos, las tortillas, pero hay familias que no les alcanza ni para eso, basta con visitar las colonias de la periferia, muchos ya no les alcanza ni para comer, antes el huevo era el platillo de los pobres, ahora ya no, está carísimo”.

Por último, Zoraida Ortiz, quien también es ama de casa, explicó que desgraciadamente ha dejado de comprar huevo por el alto costo, “yo la verdad no compro huevo, prefiero comprar frijoles y tortillas, arroz, sopas porque en un cono se me va todo, la verdad no sé qué vamos hacer si todo continúa aumentando; el gobierno debería de dejar de fregarnos, es una calamidad todo esto”.

De esta manera, los xalapeños alzaron la voz para que el Gobierno local y federal evite la inflación, ya que de ser así, muchas familias se verán afectadas en su alimentación diaria, pues el salario mínimo es una burla.