Ir a Menú

Ir a Contenido

Clases a distancia
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

Cambie a su viejo por uno nuevo “Así lo puso Calderón, no yo, eh?”: Georgina Kessel

- La Secretaría de Energía se deslindó del nombre del programa de ahorro de energía
- Estuvo junto con Calderón y Fidel en inauguración del parque ecológico Juaguaroundi en Coatzacoalcos

Francisco Reyes Isidoro COATZACOACOS, Ver., 21/04/2010

alcalorpolitico.com

Miradas distantes, miradas distintas.Uno, el gobernador, fijándose en los oradores; el otro, el presidente, en lontananza.

El escenario: el parque ecológico Juaguaroundi dentro del inmenso complejo petroquímico Morelos perteneciente a PEMEX. El motivo: la inauguración del mismo parque como parte de la celebración del Día Mundial de la Madre Tierra.

Parecía que nada los perturbaba. Cada uno en su pensamiento, en su reflexión interna, muy interna.

Primer orador: Juan Rafael Elvira Quesada, secretario de Medio Ambiente. Segundo orador: Magdy Martínez Solimán, coordinadora residente de las Naciones Unidas para el Desarrollo en nuestro país. Tercer orador: Juan José Suárez Coppel, director de Petróleos Mexicanos. Cuarto orador: Georgina Kessel Martínez, secretaria de Energía.

Cuatro oradores y las palabras entre ambos no llegaban. Cuando menos en este acto. Porque seguramente habrán hablado y mucho en el helicóptero que los trasladó de la Heroica Escuela Naval de Antón Lizardo a esta región sur.

Fidel atentó a los oradores, Felipe con la mirada a lo lejos y en ocasiones revisando documentos de un fólder.

El acto transcurría muy soso, con palabras que a nadie emocionaban.

La resolana y la desesperación empezaban a hacer de las suyas entre los asistentes.

La prensa ansiosa, con sed. Lo único que habían podido disfrutar era un poco de agua que trabajadores de PEMEX habían echado en bolsas de plástico, al más puro estilo como cuando se refrescan los futbolistas en las “cascaritas”.

De pronto, uno de los oradores saludó con micrófono abierto al Gobernador de Veracruz y el protocolo se rompió.

“Saludo al licenciado Fidel Herrera Beltrán…”

De inmediato los trabajadores petroleros, espontáneos, le aplaudieron y sin que nadie se lo esperara empezaron a gritar:

“¡Fidel!, ¡Fidel!, ¡Fidel!”

Calderón atónito. Romero Deschamps sorprendido. El presidente de acercó a la oreja derecha del líder petrolero para comentarle sobre las porras echadas hacia el mandatario veracruzano y Romero Deschamps sólo sonrió.

Entonces el acto de inauguración del parque ecológico Jaguaroundi tuvo otro cariz, la gente despertó y es que el cariño que se le tiene a Herrera Beltrán es natural.

A muchos vino a la memoria que en ocasiones anteriores la Secretaría de Desarrollo Social era la que invitaba a las personas a los actos presidenciales realizados en Veracruz, escogiendo a sus incondicionales para que ingresaran a los mismos.

No, ahora no. Ahora los asistentes fueron trabajadores de PEMEX, en su mayoría obreros, los de abajo, los que saben quién está con ellos, quién los apoya.

En pocas palabras, el aplausómetro -sin haber competencia- lo ganó Fidel.

Y es que al parecer el presidente Calderón todavía no termina por convencer a muchos mexicanos quienes le cargan muchas culpas como la inseguridad y el desempleo.

Tanto lo acusan a cada rato por cualquier cosa que en este mismo acto la titular de Economía, Georgina Kessel se deslindó de la autoría del nombre de un programa federal y le echó la culpa a Calderón:

“Además, estamos instrumentando programas dirigidos tanto a la población en general como a las familias de menores ingresos, como el programa que ha tenido, por cierto, mucho éxito en este estado de Veracruz: cambia a tu viejo por uno nuevo… ese fue el nombre que le dio el presidente Calderón, no se lo di yo, ¿eh?”

Las sonoras carcajadas no se hicieron esperar y el presidente, nuevamente sorprendido, volteó a ver a su colaboradora quien sin inmutarse continuó su discurso en tanto que su jefe optó por continuar leyendo los documentos de un fólder que minutos antes le había pasado un Mayor del Ejército.

Fue hasta que el gobernador Fidel Herrera Beltrán habló, cuando por fin alguien reconoció plenamente el trabajo que está haciendo el presidente de México:

“Gracias presidente Calderón. Por el magnifico esfuerzo de coordinación de todas las instituciones y de las fuerzas de los trabajadores, el estímulo a lo que Veracruz aporta al país empieza a tener una compensación no sólo en la extraordinaria derrama de ingresos para los trabajadores y sus familias, sino en las enormes inversiones y también estos actos de justicia ecológica”.

El sol arreciaba pero para fortuna de la mayoría el acto terminó y la comitiva bajó del templete dirigiéndose a un área verde para sembrar árboles.

A su paso ambos saludaban de mano a los asistentes. Felipe con su guayabera color azul cielo, Fidel con la misma prenda pero en color blanco. Ambos impecables en su vestir pero muy de acuerdo en la ropa para soportar el calor.

La conclusión de las actividades públicas se dio cuando el gobernador y el presidente se acercaron a la jaula en donde mantenían cautivo a un jaguar de 9 meses.

Fidel se paró, a la distancia observó.

Calderón se acercó a la jaula en donde el felino permanecía inmóvil y cuando el mandatario se agachó para observarlo más a detalle el animal amagó con aventar un zarpazo y lanzó un pequeño rugido. La jaula se interpuso.
  • Salon de usos multiples
  • Ayuntamiento de Xalapa
  • Seguimos trabajando
  • Ipax
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado