Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

CEDH hace pública recomendación por tortura cometida por Fiscalía de Veracruz

- Se confirma que víctima es el ex director general de Servicios Periciales, Gilberto "N"
- Fiscal de desaparecidos, Luis Eduardo Coronel, lo torturó en penal con música “durante día y noche”
- Mediante exámenes médicos-psicológicos, Derechos Humanos comprobó que hubo tortura

Claudia Montero Xalapa, Ver. 13/05/2019

alcalorpolitico.com

Tras filtrarse días atrás, la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) a cargo de Namiko Matzumoto Benítez, hizo pública este lunes la recomendación a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y la Fiscalía General del Estado (FGE), por el delito de tortura cometida contra Gilberto "N", ex director general de Servicios Periciales de la Procuraduría General de Justicia, en la pasada administración Duartista.
 
El expediente CEDH/3VG/DAP/0391/2018, señala que el día 6 de mayo de 2019 se emitió la recomendación 25/2019, por acreditarse violaciones a derechos humanos atribuidos a servidores públicos de la SSP y de la Fiscalía.
 
Según se detalla, el caso acreditado fue de tortura y otros tratos crueles inhumanos y degradantes, cometidos en perjuicio de Gilberto "N".
 
La recomendación advierte que se violaron el derecho a la integridad personal en su modalidad de tortura física y psicológica, así como el debido proceso.
 
En los hechos narrados por la parte quejosa, se señala que el exfuncionario fue detenido el pasado 3 de abril de 2018 por su probable participación en hechos constitutivos de un delito, por lo que fue trasladado al CERESO de Pacho Viejo.
 
Fue en en dicho penal donde presuntamente Gilberto “N” fue víctima de actos de tortura, con la finalidad de rendir declaración en contra de otra persona.
 
Estos hechos, se atribuyen a servidores públicos de la Fiscalía General del Estado de Veracruz, quienes supuestamente actuaron con la tolerancia de funcionarios de la Dirección General de Prevención y Readaptación Social, dependiente de la SSP de Veracruz.
 
Dentro que las evidencias que analizó la CEDH, se encuentra el escrito presentado por Jorge Reyes Peralta, en representación de Gilberto "N", el pasado seis de noviembre de 2018.
 
En dicho escrito, se relatan los supuestos actos constitutivos de tortura, donde se menciona que desde su llegada al reclusorio y por órdenes de la dirección del penal, le fue colocada una bocina en su dormitorio.
 
“En mi estancia pusieron por órdenes de la dirección, radio con bocina a todo volumen, durante día y noche por varios días, lo que se convirtió en una tortura”, describió el acusado.
 
De igual modo, en el escrito se expone que por momentos, el exdirector de Periciales lograba conciliar el sueño, pero por cansancio extremo.
 
“Para lo cual ponía un oído sobre una almohada improvisada con una cobija y en el otro oído me ponía un pantalón de mezclilla apretándolo firmemente, pero aun así, el ruido del radio no me permitía conciliar el sueño, debido al volumen de la música y la repetición de canciones de memoria USB con ritmos de banda y reggaetón”.
 
A decir de la supuesta víctima, está acción de escuchar este tipo de música día y noche por varios días, lo hizo reducir ocho kilogramos de peso, el cual, puntualizó que aún no ha podido recuperar.
 
El relato continúa y a decir de Gilberto "N", fue visitado en el penal por un funcionario de la FGE y a él le atribuye este tipo de tortura.
 
“El día diez de mayo de 2018, a la una de la mañana, fui despertado por el director del Penal de Pacho Viejo, Gabriel Jiménez Ramírez y un custodio”, expuso al referir cómo fue trasladado a la oficina del director del penal, donde supuestamente lo esperaba el entonces Fiscal de Personas Desaparecidas, Luis Eduardo Coronel Gamboa.
 
A decir del acusado, el fiscal Coronel Gamboa acudió a hacer un trato, en el cual le solicitaba que declarara en contra del ex fiscal general de Veracruz, Luis Ángel “N”, y a cambio retirarían la música de su dormitorio.
 
Debido a que dicha tortura era “insoportable”, accedió al trato y la plática culminó a las cuatro de la mañana, acto seguido fue trasladado de nueva cuenta a su celda y le fue retirada la insoportable música, se describe en el documento.
 
De igual modo Gilberto "N" acusó que su declaración fue cambiada, por lo que no reconoció ni el contenido ni las firmas plasmadas en ella.

Dentro de las evidencias observadas por la CEDH, se anexa el dictamen médico-psicológico realizado por dos peritos independientes y se concluyó que todas las fuentes de información fueron firmemente consistentes y congruentes con la descripción de los hechos de presunta tortura.
 
“En la actualidad Gilberto "N", presenta un trastorno de ansiedad generalizada, debido a fuentes de estrés coexistentes y un conjunto de síntomas y reacciones psicológicas que se han documentado con bastante regularidad en personas sobrevivientes de actos de la naturaleza de tortura”.
 
El resultado continúa describiendo cuáles fueron las consecuencias de la tortura con música banda y reggaetón, donde destacan lo siguiente:
 
“Síntomas específicos asociados a depresión y estrés postraumático; insomnio moderado, malestares somáticos (agudización de la dermatitis atópica y bruxismo), problemas de sueño, pérdida de peso y falta de apetito, nerviosismo, hormigueo, dolores musculares, dificultad de concentración, problemas de memoria, evitar actividades que le recuerden el suceso”.
 
Se puntualiza que estos síntomas mantienen en la actualidad una intensidad leve, de acuerdo con los resultados de los listados de síntomas aplicados, con excepción de sueño, el cual en la última evaluación reportó un incremento en la intensidad.
 
La CEDH realizó diversas valoraciones a informes y testimonios de quienes supuestamente se percataron de estas acciones y resolvió que los hechos fueron probados.
 
De esta manera, ordena que se repare el daño a la víctima por la violación a sus derechos humanos; estas medidas comprenden la restitución, rehabilitación, compensación, satisfacción y garantías de no repetición.
 
Es decir, a la supuesta víctima, se le deberá otorgar atención médica, psicológica y servicios sociales, para reparar las afectaciones físicas y psíquicas sufridas.
 
La CEDH determinó que a Gilberto se le debe apoyar mediante gestiones ante la Comisión Ejecutiva Estatal de Víctimas y reconocerle dicha calidad, teniendo acceso a los beneficios que la ley dispone.
 
También, la CDEH ordenó que se pague una compensación a Gilberto, para reparar los daños a consecuencia de la violación a sus derechos humanos. El monto depende del nexo causal con los hechos del caso, con los daños y violaciones acreditadas, así como con el sufrimiento subyacente a estos.
 
La CEDH señala que la FGE debe adoptar todas las medidas necesarias para garantizar oportunamente el pago de una compensación a Gilberto "N", de conformidad con los criterios de la SCJN en la materia.
 
La recomendación se emite tanto para el Fiscal General del Estado, como para el Secretario de Seguridad Pública y ambas dependencias deberán pagar la indemnización, así como investigar a los servidores públicos involucrados y a quienes hayan participado por acción u omisión en este hecho.
 
También, ambas dependencias deberán evitar cualquier acción u omisión que implique victimización secundaria a Gilberto "N".
  • Ipax
  • Cruz Roja Xalapa
  • La Parroquia Xalapa
  • Salon de usos multiples
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado