Ir a Menú

Ir a Contenido

Prevencion de la extorsion telefonica
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Cinco sacerdotes de la Diócesis de Orizaba dan positivo a COVID-19

- Son de distintas parroquias; están estables y se mantienen en confinamiento: Vocero

- Obispo recomendó a los presbíteros extremar cuidados preventivos, refirió

Tania Guzmn / Lissette Hernndez Orizaba, Ver. 14/08/2021

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Cinco sacerdotes de la región se encuentran enfermos de COVID-19, ante lo cual en la Diócesis de Orizaba han recomendado a todos sus religiosos que extremen sus previsiones para evitar más contagios.

Los primeros en enfermar fueron los sacerdotes Juan Carlos Pellico, de la iglesia de San Sebastián Mártir en la localidad de Cuautlapan, Ixtaczoquitlán y Manuel Monarca, párroco de la iglesia María Auxiliadora, en la colonia Modelo de Río Blanco, los cuales se contagiaron hace más de una semana y por lo mismo estuvieron en confinamiento.

En el caso del presbítero Manuel Monarca, se cree que se contagió mientras cuidaba a dos catequistas que a su vez se habrían enfermado durante un retiro.



Tras conocerse que padecía Coronavirus, algunos feligreses se preocuparon pues el sacerdote había celebrado misas antes de darse a conocer que estaba contagiado.

Afortunadamente, ambos religiosos están ya prácticamente en etapa de recuperación sin mayores complicaciones.

No obstante, mientras ellos se están recuperando, el que dio positivo fue el padre Antolín Bernardi, párroco de la iglesia de El Carmen, de Orizaba, por lo que al momento ya está en resguardo.



Otros dos sacerdotes, de los que sólo se sabe uno es de Orizaba, también ya dieron positivo a la enfermedad, por lo que también iniciaron su confinamiento.

Al momento, la Diócesis de Orizaba no ha dado mayor información sobre este tema pero sí ha recomendado a todos los religiosos que extremen sus medidas preventivas para evitar un posible contagio.

Sacerdotes están bien pero aislados, confirma vocero diocesano

Los sacerdotes de la Diócesis de Orizaba que se contagiaron de COVID-19, de manera general están bien, pero sí aislados, confirmó el vocero diocesano, sacerdote Helkyn Enríquez Báez, quien no descartó pudieran haber más que salgan positivos.

"Sean casos confirmados o que generan sospecha de contagio de COVID-19, posiblemente sean cinco. Estamos esperando siempre que a lo mejor algunos otros casos sospechosos puedan ser confirmados".



Añadió que esta pandemia con la cepa Delta del COVID-19 es más contagiosa, sin embargo hasta el momento los sacerdotes presentan síntomas leves y siguen las recomendaciones médicas, entre éstas el aislamiento para evitar el contacto con las personas de sus comunidades.

"Siguen los protocolos que las diversas autoridades han recomendado. El señor obispo, Eduardo Cervantes Merino, nos ha pedido en capillas, rectorías, que se refuercen las medidas de prevención. Entonces cada uno de los responsables de la comunidad viendo la realidad de su municipio del semáforo epidemiológico, tomará las medidas pertinentes para prevenir y no exponer a los feligreses".

Por ello también se ha recomendado a las comunidades ayudar a detener esta cepa usando el cubrebocas, lavado de manos, uso de gel y sumarse a las acciones que efectúan las autoridades para evitar una transmisión de la enfermedad.



Y recordó a quienes son católicos y no se quieren vacunar, que la iglesia les pide ser más responsables y permanecer recluidos en sus hogares para no sufrir la transmisión o transmitir.