Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Cinema Nahual proyecta las enigmáticas creaciones Stop-Motion de Luis Téllez

- Cineasta que trabajó con Guillermo del Toro; fue jefe de unidad de animadores durante la producción de Pinocho

- Ofrece muestra gratuita de cortometrajes premiados, este sábado a las 18:30 horas

- Sus obras conjugan el terror y la fantasía con su privilegiada imaginación

Julin Hernndez Xalapa, Ver. 24/09/2022

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos


El reconocido cineasta mexicano y especialista en animación, Luis Téllez, llega al Cinema Nahual de Xalapa para proyectar varios de sus cortometrajes Stop-Motion.

Durante entrevista con el realizador, dio a conocer que el mundo de la creación cinematográfica lo sedujo desde hace casi 30 treinta años, en 1993. Téllez estudió ciencia política en la UNAM y su asistencia a la proyección del clásico Viaje a la Luna de Goerges Méliès le despertó su pasión por la pantalla grande.

Aquella icónica imagen de la luna atravesada le obsesionó su imaginación y le motivó a crear seres similares con sus manos. A partir de ese entonces, su gusto se volvió un trabajo sistemático, encaminado a crear y mejorar sus propias técnicas. Siempre respaldado por una formación autodidacta.



En su infancia leyó mucho comic, además de la necesaria literatura. A pesar de los prejuicios dados al género, tan vigentes en los años 90, él siempre los igualó y hoy día considera las novelas gráficas como poderosas lecturas con una calidad que iguala a la literatura.

La literatura de Julio Verne, aunque difícil, contenía varias de sus historias favoritas.



Desde pequeño le gustaba moldear plastilina, material con el que echaba a volar su imaginación; incluso diseñaba sus propios comics y multiplicaba sus tirajes de manera manual, pues carecía de fotocopiadoras, para venderlos entre los pasillos de su escuela. Cada volumen contenía un agregado nuevo, reflejo vivo de su incansable creatividad.

Más tarde, cuando por vez primera el alucinante mundo de Jan Svankmajer llegó a la Cineteca Nacional, las imágenes nunca antes vistas en su cinematografía obsesionaron a Téllez y le gestaron un estilo auténtico de crear escenarios a través del stop-motion.



A medida que el tiempo pasaba Luis Téllez iba mejorando sus creaciones. Su ingenio lo llevó a vincularse con grandes talentos del arte visual, lo que hizo pulir su ingenio.

Comenzó así distintos trabajos de creación animada, haciendo gala de su talento natural para el dibujo; sus ideas fueron plasmándose y adquiriendo distintas formas a través de narraciones, seres y mundos únicos.

Entre sus varias colaboraciones, destaca sus participación con René Castillo en Hasta los huesos, así conmo las producciones

Viva el Rey y La linterna mágica a la inquisición, cuyas obras fueron reconocidas con su Ariel respectivo debido a su calidad cinematográfica; asimismo realizó múltiples cortometrajes y recientemente fue jefe de una unidad de animación en la producción de Pinocho, del inigualable Guillermo del Toro.

Estar en un proyecto tan importante como este, contó Téllez, fue definitivamente una oportunidad especial. El especialista en animación relató que su estancia durante la creación del largometraje ha sido de lo más fructífero en su carrera, pues no solo reforzó sus capacidades como animador sino que recibió un entrenamiento magistral en cuanto a la dirección y la toma de decisiones que existen detrás de una película.

Al ser jefe de una unidad de animación, Luis Téllez tuvo que tomar las decisiones más convenientes para la visión que del Toro tenía de la historia; entre los nervios y la experiencia, el animador mexicano se encargó de dar lo mejor de sí y ello, considera, junto al trabajo de todos los talentos que convergieron en el proyecto, hacen de Pinocho una película sin precedentes con escenarios e imágenes pocas veces logradas.



Luis Téllez recuerda y agradece su recorrido por el mundo de la animación y el stop-motion. Por ello, este sábado ofrece la muestra gratuita de una nutrida colección de imperdibles cortometrajes donde se conjugan varias disciplinas del arte; pintura, escultura, música, arquitectura y un largo etcétera de empresas estéticas se unen para dar vida a esta serie de obras que, sirviéndose del imaginario de Téllez, envolverán a la audiencia xalapeña.

El cineasta invitó al público en general a disfrutar de algunos de sus mejores trabajos, donde garantiza un subidón de emociones que harán volar la imaginación de los espectadores; los personajes que presenta están inmersos en mundos enigmáticos con tintes terroríficos, influidos quizá por algunos de los universos creados desde la pluma de los grandes maestros literarios como Edgar Allan Poe u Horacio Quiroga.

La cita es en punto de las 18:30 horas de este sábado, donde los asistentes podrán conocer un poco más del proceso creativo mediante una charla con el cineasta, quien recordó que sus creaciones, como cualquier tipo de arte, plasman su visión de la cotidianidad donde “siempre hay una oportunidad de hablar de lo que no nos gusta en el mundo”.



La muestra de cortometrajes se proyectará en la sala independiente Cinema Nahual, ubicada en la calle José Azueta número 14, en la colonia centro de esta capital. El acceso será gratuito y los espectadores deberán preocuparse únicamente por sus botanas.