Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

¿Y el cambio apá?

Cabos Sueltos

Por: Silvia Sigüenza

28/02/2017

alcalorpolitico.com

Para recordar y sólo para eso, les transcribo un editorial de la revista Brújula, que una servidora editaba en el año 1994. El editorial que a continuación transcribo coincide con el cambio de Presidente de la República; salía del Palacio Nacional el SR: Carlos Salinas de Gortari y listo estaba el sucesor; Ernesto Zedillo Ponce de León y, dice:
 
A menos de un mes de llevarse a efecto las elecciones para Presidente de la República, vale la pena hacer algunas consideraciones. El candidato del partido oficial ha tenido una desangelada promoción, quienes hicieron la campaña televisiva, en aras de crearle una imagen súper no cayeron en cuenta de lo que en realidad uno el receptor decodifica se habla de todos los lugares de la función pública por donde pasó, y al final de cada una de ellas se dice que como él lo hizo, al hablar de las bondades su trabajo en cada dependencia o Secretaría, "sabe cómo hacerlo”. Lo primero que uno piensa es que el señor Salinas fue durante el sexenio una figura decorativa, ya que todo lo hizo el aún candidato, luego pues si todo lo hizo el señor Zedillo lo deseable es que no gane puesto que el país anda mal y peor en todos los sentidos y no hay necesidad alguna de enlistar lo que todos vivimos como mexicanos.
 
Todos queremos realidades, no propuestas discursivas que ya sabemos no se cumplen, este México que va a votar dentro de 25 días exactamente a contar de la fecha de hoy, es muy distinto al de hace seis años. Queremos democracia operativa y real no discursiva y nominativa, queremos que nuestro voto sea respetado no inducido, que las elecciones se lleven se lleven en paz y tranquilidad, que no le gane a nadie la hormona o el ansia de poder. Todos queremos paz, nadie en su sano juicio y con verdadero amor a su familia y a su patria quieren la violencia. No hay que cultivarla ni dar pie a que suceda. El México bronco El “México de los Altares Ensangrentados” está latente en muchos marginados, desempleados, enfermos sin posibilidad de acceso a la salud, de analfabetas que no vislumbran posibilidad de ser incluidos a los beneficios de una sociedad sana.
 
Esperemos que como ya se dijo las elecciones se lleven a efecto con toda asepsia, madurez política y que los resultados sean creíbles.
 
****Haga cuentas échese el retroactivo estimado lector y diga si algo ha cambiado, mejorado o vamos pa´peor.

Columnas recientes