Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Desde la puerta de oro de la Huasteca

Por: Luciano Blanco González

27/07/2018

alcalorpolitico.com

En el norte de Veracruz, muy duro será el paquete que le dejará el Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares al Gobernador electo Cuitláhuac García Jiménez, pues en virtud del inédito paquete de obras prometidas y cumplidas en la región, por primera ocasión se respira una pujanza inédita en el desarrollo económico y social de sus habitantes.
 
Estas obras las intuimos como producto del apoyo adicional que le suministró el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, a quien logró convencer el Gobernador de la urgencia de apoyar con infraestructura a las zonas marginadas.
 
Indudablemente que la inauguración de la carretera Tuxpan- México fue el dispositivo que disparó el desarrollo portuario y turístico de la puerta de oro de la Huasteca Veracruzana y con ello un movimiento mercantil y turístico sin precedente histórico, provocando el movimiento de grandes capitales hacia este punto geográfico que, junto con el gasoducto de Texas a la ciudad de México atravesando municipios como Tamiahua y Tuxpan, generan miles de empleos, con los consecuentes daños colaterales como los ecosistemas, cuya costosa remediación también incide en la economía, pero ha sido la intervención precisa y oportuna de sus alcaldes Citlalli Medellín y Juan Antonio Aguilar Mancha quienes han evitado los normales conflictos con los vecinos y los pescadores afectados.
 
Y cómo no van a ser atractivos estos puntos turísticos, quienes hemos tenido la oportunidad de viajar y conocer el país, podemos afirmar que no hay una playa tan hermosa y tan extensa como la de Tuxpan que, amplia con 14 kilómetros adornados de pinares, se extiende hasta topar con la laguna de Tamiahua, pudiéndose recorrer en automóvil sin molestar a los bañistas, gozando del espectáculo de mar abierto, adornado de enormes barcos de carga y en lontananza la maravillosa y legendaria Isla de Lobos.
 
A la margen del río se degusta la mejor comida y se disfruta de los servicios de hotelería de primera clase por su calidad, y en la orilla del estero de Tenechaco, sobre palafitos con la suave brisa los mejores mariscos y pescados que nos brinda su río, el mar, el estero y su enorme sistema lagunar.
 
Tuxpan está conquistando todo México, basta con visitar su playa y escolleras, ahí hay enormes estacionamientos que dan comodidad y orden al transporte y en vacaciones, festivos y días de descanso parquean decenas de autobuses y miles de automóviles propiedad de visitantes que llegan de la Capital, del Estado de México, de Puebla, de Querétaro, de Hidalgo y de toda la región, mientras que a la orilla de la Playa, como un plácido remanso para el descanso y la diversión, mesas y sillas bien ordenadas con sus respectivas sombrillas y un mundo de vendedores que le ofrecen comida, antojos, bebidas, refrescos, frutas y un cúmulo de antojitos.
 
Pero si usted quiere descansar, más al fondo hay unas frescas e inmensas palapas de palma con mesas, sillas y hasta hamacas, que tienen capacidad para albergar más de 400 familias, esto es en la llamada Playa Norte, más adelante y aun mejor, las playas de Linda Vista o las primorosas arenas de la Playa de San Antonio, estas son sólo una referencia de la magnitud de servicios que se ofrecen a todas las clases sociales, ahí nada está descuidado, destaca la limpieza, el esmero y la diligencia con la que el paseante es atendido, pues los servidores playeros están organizados y supervisados directamente por el alcalde tuxpeño Juan Antonio Aguilar, quien con una visión futurista sabe que un buen ambiente en todos los ámbitos, sumado a la riqueza de atractivos turísticos, hará de su pueblo el destino obligado de quienes buscan la recreación.
 
Regresando a la infraestructura regional, hasta dónde llegará el enorme apoyo económico, que durante los últimos tiempos presumimos el majestuoso puente sobre el Río Tuxpan, que vino a sustituir los viejos chalanes como única forma de trasladarse a aquel lugar, pues admírese; ahora por el crecimiento se están construyendo dos puentes más, uno a la altura del Higueral que será el puente para comunicar la autopista Naranjos-Tuxpan a la autopista Tuxpan-México, a la altura de la comunidad Tierra Blanca, sin necesidad de pasar a la ciudad y que ahorrará en términos reales tiempo y distancias.
 
El otro puente lo construye el Gobernador Yunes, sobre el mismo río, a la altura de la comunidad de Ojite, y que comunicará Tuxpan con Álamo en un tiempo estimado de 25 minutos actualmente el recorrido es de una hora.
 
A pesar de este trabajo y de estas inversiones, en Tuxpan el partido en el poder, como en el resto de la República recibió un fuerte descalabro electoral, aun cuando postuló a servidores públicos muy arraigados y queridos en la zona como el Diputado Arturo Esquitín, empoderando el pueblo al Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) en las diputaciones local y federal. Aquí, aparte del efecto López Obrador, influyó también la postulación por parte de MORENA de un valioso líder social que emergió de las bases trabajadoras a quienes dirigió desde el Sindicato de los Electricistas. José Manuel Pozos Castro arrastró hacia ese partido las bases panistas a las que perteneció en ese puerto, aportando con su carisma un buen número de votos.
 
José Manuel es un líder apasionado y limpio en quien la población confía en que habrá de convencer al Gobernador y Presidente electos, a que le cumplan al norte el viejo sueño anhelado y difundido, haciendo realidad la construcción de una de las refinerías de Pemex, que se habrán de construir, lo logrará pues tiene capacidad para inclusive convencer a la iniciativa privada y al gran capital, para que inviertan en este redituable proyecto. El puerto marítimo de altura, el ferrocarril, un nuevo aeropuerto y la carretera, Tuxpan-Cazones llegarán solos en su momento por el gran número de industrias que se están instalando en esa zona.
 
La autopista Naranjos-Ozuluama-Tampico avanza a pasos agigantados, hacia allá se ha concentrado toda la maquinaria pesada que trabajaba en los tramos ya inaugurados y se calcula que antes de que concluya este sexenio estará terminada.
 
Es tanto el boom en la región, que ya se concluyó con material de altas especificaciones la carretera de Tuxpan a Tamiahua y se rehabilita la carretera Tamiahua Naranjos, por ahora ya se puede circular por un portentoso puente a la altura de la comunidad El Salto, que con sus dimensiones domina las avalanchas del Río Tancochin, sin poner en peligro la vida de quienes tienen necesidad de transitar por ahí.
 
Toda la Sierra de Otontepec (Naranjos, Chinampa, Tantima, Tamalín, Citláltepetl, Chontla, e Ixcatepec) estrenan moderna carretera y, para concluir esta vía, hasta Tantoyuca a la altura de la comunidad de San Sebastián, faltarán escasos 3 kilómetros en los que se trabaja en los últimos detalles.
 
Pero no queda ahí, sin querer echarle demasiada crema a los tacos del Gobernador Yunes, les recuerdo las reiteradas quejas de la pésima carretera de San Sebastián a Chicontepec, en que el transportarse por esa casi brecha era un auténtico martirio, pues bien los chiconeros ya tienen carretera nueva y salvo una manita de gato que le falta en la parte final ya hay una comunicación decorosa, inclusive en la carretera de Chicontepec a Benito Juárez, ya se repara el peligroso asentamiento que había. Luego les platico de la carretera Álamo-Ixhuatlán porque no la he recorrido.
 
Sin embargo, la verdad sea dicha, las grandes obras han hecho que el gobierno se olvide del mantenimiento de las obras existentes, todo el norte, sí; todo está abandonado en sus carreteras federales, acá en Tantoyuca estamos a punto de recuperar el título de Tantos Hoyos. Por los enormes y peligrosos baches que hay a lo largo del trayecto de las carreteras, Potrero, Tepetzintla, Tantoyuca, Tempoal, Pánuco, Tempoal, Platón Sánchez, Chalma, Huejutla y la de Alazán, Cerro Azul, Naranjos, Ozuluama, Tampico Alto, Pueblo Viejo-Tampico. Por lo que desde aquí hacemos un respetuoso ruego al señor Gobernador Yunes, para que concite a las autoridades federales para que, a la brevedad posible, procedan a la urgente reparación de estas carreteras.
 
Tenemos muchas esperanzas en el Gobernador electo, Cuitlahuac García, las mismas que tenemos en Andrés Manuel, pero distintas a las de mi primo de allá de Villa Hermosa, que una tarde me decía desde su humilde covacha “Aquí estoy primo, tranquilo, esperando a que López Obrador tome posesión como Presidente, para que nos mande la lana, hasta la hamaca”. Esa idea es la de miles y millones de mexicanos que han confundido la transformación y creen que a partir del día primero de diciembre será como el día de la resurrección y los mudos hablarán, los ciegos verán, los sordos escucharán y ellos los creídos la lana recibirán.
 
La transformación será paulatina y, aunque las exigencias de los necesitados se atenderán de inmediato, los efectos del cambio verdadero los viviremos posiblemente hasta dentro de 3 años, pero mientras el cambio se intenta construir, estaremos conviviendo igual que ahora con la violencia, con el desempleo, con la migración continua, eso sí, asaltados permanentemente con la pregunta del qué pasará mañana. Pero así es el cambio.
 
Los veracruzanos y mas los norteños, tenemos confianza en que, gracias a la vertebración de los dos principales órdenes de gobierno que se encuentran sintonizados en la misma frecuencia ideológica y partidista (Federación y Estado), tendremos el mismo apoyo, aunque por ahora MORENA comienza en Tuxpan con Pozos Castro, para acá los diputados todos resultaron del PAN y aunque haya el juicio torcido de quienes alimentan su cultura política en el opaco cristal del interés o del afecto o de plano desconocen el medio, acá ganó ese partido porque sus líderes García Guzmán y García Escalante en Pánuco y Guzmán Avilés en Tantoyuca, han logrado a lo largo de casi dos décadas, realizar un trabajo extraordinario para transformar sus pueblos y la región, aunque sus adversarios los llamen caciques o con otros títulos despectivos o descalificatorios.
 
Parece que estos mini imperios comienzan a languidecer, pues en la elección pasada sus más acérrimos seguidores los apoyaron a ellos, pero en lo demás rompieron la cadena de lealtad y apoyaron en gran número a Andrés Manuel y a Cuitláhuac, su vida y fortaleza depende del trabajo que MORENA realice como gobierno.
 
Sin hacer acopio de esa gran cualidad que tenemos los seres humanos para entregarnos mareados a lo nuevo y en tratándose del poder y de la riqueza de los nuevos poderosos, descubrir grandes virtudes donde antes solo veíamos defectos. Viendo belleza y sabiduría en donde antes solo veíamos ausencia de materia gris, hay que reconocer que el ingeniero Cuitláhuac estrena personalidad y con su mística y agradable seriedad cumple la misión de tranquilizar a los distintos sectores de la sociedad, dialogando con ellos, oyendo respetuosamente a sus voceros, pero también extendiendo la mano y escuchando individualmente a todos los presentes en una reunión que quieran hablar con él.
 
El Gobernador electo, con todas las grandes y buenas intenciones que pueda tener, sólo logrará hacer lo que su capacidad y cercanía con el que será el nuevo Presidente le permitan. Veracruz no es un Estado fiscalmente rico y, lo que es más, con una muy escasa capacidad de recaudación fiscal en virtud de los leoninos convenios de coordinación con la Federación, que recauda todo y al Estado le deja renglones muy pequeños. Aquí la austeridad será forzosa por la escasez de monetario que vivimos y por la enorme deuda pública y privada que, todos sabemos, arrastramos como herencia desde los tiempos de Miguel Alemán.
 
Nos gusta que quien va a ser el nuevo Gobernador, cuando se expresa hace pensar que tiene muy claro que la justicia formal y la política personalista o partidista son cosas diferentes, no dice por ejemplo voy a investigar y voy a meter a la cárcel y sí dice: investigar y castigar son funciones del Fiscal y de los jueces, yo no voy a investigar ni a meter a nadie a la cárcel, no es mi función.
 
Pero junto a él y sintiéndose ya poderosos, por ser líderes del partido próximamente en el poder, hablan de actos de la futura legislatura sin ser diputados, ni tener formalmente nada que ver con la Cámara, o con un lenguaje rencoroso y procaz, atacan a las instituciones sin darse cuenta que, de hecho, ya son gobierno o pronto lo serán, a nada llevan esas manifestaciones de odio y de venganza que calientan innecesariamente el ambiente y que solo revelan prepotencia e intentos de intromisión y abuso.
 
Finalmente, estamos en el momento de quitar todos los escollos que entorpecen nuestro presuroso andar hacia el futuro y ya es hora de sacudirnos de la imaginación los perjuros fantasmas que nos inquietan y nos hacen ver enemigos inexistentes o tesoros ocultos donde no los hay, es momento de entender que la sociedad en conjunto ha marcado con contundencia nuevos rumbos y que por ellos tenemos que caminar, no importando que sean cómodos o sinuosos, no interesa que sean a favor o en contra de nuestro gusto, lo que importa es Veracruz y México. Por el bien de la causa.
 
[email protected]

Columnas recientes