Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Purgas políticas en Morena

Por: Luciano Blanco González

21/01/2022

alcalorpolitico.com

La evolución de las sociedades en sus sistemas políticos, sean democráticos, republicanos, monárquicos, civiles o militares, consiste normalmente en transiciones pacificas o violentas, espaciadas o inmediatas, pero siempre son en la búsqueda de un cambio no necesariamente ideológico, la mayoría de las veces por intereses para entronizar dinastías, castas, grupos, elites militares, lo que en México conocemos como mafias de poder, en cuya evolución una vez entronizados ya en el ejercicio se transforman realmente en nuevas mafias, que recubiertos por la demagogia se asumen en el discurso como diferentes a los que substituyeron.

Estas macollas gobernantes, a las de ayer y las de hoy solo las distingue la forma en que ejercen el poder, pero están construidas sobre los mismos cimientos, con el mismo andamiaje, solo cambian algunas caras, pero en lo general la naturaleza económica se sobrepone a la ideológica o a la inversa.

Así vemos como hay fifís, aristócratas, millonetas, liberales y neo liberales, uno que otro de formación socialista y los populistas de ayer y de hoy revueltos en un charco idéntico al del reciente pasado, los supuestamente buenos y los supuestamente malos, según el concepto que de ellos tenga quien encabece el coro, a quien irrita que algún sapo quiera cantar con un tono distinto a la melodía adormecedora que entona para sus afines que la repiten al unísono, no así para los del otro lado para quienes dirige un son demoledor a un compás que le envidian los más connotados raperos, pero suavizado con un lenguaje respetuoso del que se hace gala.



En México las cosas son diferentes, tenemos en el palacio nacional a un autentico político, que con su empuje y la indudable fuerza moral que posee, empuja la consolidación de un programa político basado en la aplicación justa y honesta de la riqueza pública, en beneficio de todo el país, pero en la que para bien del pueblo privilegia la ayuda y el apoyo a los pobres.

La cuarta transformación avanza en unión de sus aliados, los partidos políticos que la acompañan en esta difícil hazaña de cambiar el estilo de gobernar al país, la sustentan los grandes empresarios beneficiarios del tesoro de la nación en todos los tiempos sin importar el color del partido político en el poder, mismos que han acumulado grandes fortunas al amparo de concesiones, permisos, contratos, licitaciones simuladas, sobornos, moches, mismos que derramaron enormes capitales a los funcionarios socios de los recientes gobiernos, a quienes con López Obrador se les ha llegado la hora de devolver lo obtenido suciamente o bien de no reintegrar los dineros sustraídos, están condenados a pasar largas temporadas recluidos en las ergástulas o a vivir en libertad pero con la enorme carga del oprobio y la vergüenza por las escandalosas denuncias difundidas ante la opinión pública nacional que los exhibe como grandes traidores a la patria por su conducta licenciosa y contumaz en contra de los intereses de la nación.

Y sin embargo esos mismos detractores son quienes más han contribuido y contribuyen a la fortaleza del movimiento cuando en época electoral los encontramos operando mañosamente para entregar la estafeta decorosamente a cambio de su impunidad como gobernantes ya sea en los ayuntamientos o en la titularidad del ejecutivo en los estados.



La reacción tardía de la dirigencia nacional del PRI en boca de su presidente, Alejandro Moreno, oponiéndose a la participación del ejecutivo hidalguense Omar Fayad, en la selección de su candidato, nos da una idea de los trastupijes que se dan al más alto nivel, se asegura que éste al igual que los recientes gobernadores que se dejaron ganar en sonora y en otros estados, que estos al sentir débil a su partido e incapaz de tener energías para brindarles la protección de antaño optaron por traicionar a su partido entregando la plaza a cambio de consideraciones.

Hacerlo es tan fácil como montar un escenario de aparente apoyo y fortaleza a su partido y haciendo en el actuar todo lo contrario, postulando malos candidatos para que gane el partido con quien se tiene el compromiso de ayuda con trabajo simulado, o sacar el candidato que el partido impone, pero hacerle un trabajo subterráneo para socavarle imagen, trabajo, compromisos, presencia y debitarlo, inmovilizando los liderazgos locales o movilizándolos a favor de la oposición.

Pero desde el mismo poder que aparentemente los premia y los halaga, presentando el hecho ante la sociedad como un reconocimiento a su trabajo y a su honradez, se instrumenta una campaña con todos los visos de espontanea, que tiene por objeto exhibir al adversario, serán de escándalo las cuentas públicas que pronto brotarán desde los confines morenistas, en las que menos se dirá que se enriquecieron con el erario público, se dirá que lo saquearon, que abusaron de la autoridad y que tienen que responder ante la justicia.



Quizás hasta llegue a suceder lo que le paso al exgobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz, que una vez nombrado con escándalo y fiesta no recibió el beneplácito del gobierno español, supuestamente por sus nexos con el narcotráfico, o cualquiera que haya sido la causa tenemos que concluir que se debió a conductas no aceptables de Quirino que se quedó esperando en su casa con toda la basura encima que le echaron.

En fin, que la transformación avanza destruyendo la raíz y las malas prácticas de los funcionarios públicos como el presidente lo pone muy en claro, de manera didáctica y documentada, hay la percepción de que sólo así podrán combatirse los malos hábitos, desafortunadamente esto solo lo ha podido hacer en el ámbito del Ejecutivo, pues su formal apego al mandato constitucional no le ha permitido avanzar.

Los altos sueldos a los funcionarios persisten en todos los demás órganos de poder, los diputados federales y los senadores, los altos funcionarios de los órganos autónomos como el Instituto Nacional Electoral, (INE). En algunos municipios aun sus altos funcionarios disponen de altísimos haberes, además de salarios, tienen una cartera de viáticos, carros blindados, seguridad, telefonía, gasolina, servicio médico particular, compensaciones, un cuerpo de asesores, ayudantía, viajes al extranjero y otros, rebasando en mucho el tope que fijó el Presidente, estableciendo en la Constitución que nadie percibiría mas emolumentos que él, esa situación indigna y debe de poner un alto, inclusive fijándoles responsabilidades ante la función pública, alguien se está riendo de esta medida de austeridad republicana y aprovechan para pasarse por debajo de la bragueta esta medida.



Nos debe el Presidente la anunciada reforma política que propone, entre otros temas, la reducción de diputados y senadores plurinominales, alguien puede pensar que se nos olvidó, pero este es un reclamo popular y su instrumentación serviría para disminuir en nuestro Poder Legislativo los vicios que conllevan los compromisos por una supuesta estabilidad, pues esa figura es el mecanismo para acomodar en la nómina a amigos, amiguitas, familiares compadres, aliados y cómplices de las cúpulas partidistas, que en nada ayudan a la nación.

El Presidente está haciendo un esfuerzo admirable para mejorar la administración pública, los ahorros que ha anunciado son multimillonarios, pero los mexicanos somos ariscos por naturaleza como consecuencia de las amargas experiencias que hemos tenido en el pasado, no entendemos la importancia de la construcción de un tren en el sureste del país, quizás porque pensamos que nunca lo vamos a necesitar y que es muy escasa la gente de la región con recursos y con vocación para viajar en tren, por eso no valoramos la importancia de esta obra, pero en todo el mundo, el movimiento de pasajeros es por tren y por avión dependiendo de las distancias y del dinero con que se cuente.

Ojalá y sea un acierto como también la construcción de la refinería de 2 Bocas que, a decir de los expertos, en pocos años resultará obsoleta por la irrupción de los motores eléctricos en la industria automotriz, que ahora por su novedad resultan muy atractivos aunque caros, pero la estructura de sus mecanismos es tan simple que al tiempo resultarán muy económicos y entonces adiós gasolina, adiós petróleo.



Finalmente, en esta difícil transición por la que avanzamos hacia un México mejor y más justo, el cambio se encuentra enormemente obstaculizado por quienes se resisten a él, se aferran y no retroceden, actualmente la lucha es feroz, en la revocación de mandato no habría problema si el INE tuviera los recursos económicos suficientes, pero desafortunadamente lo mandan a la guerra y le quitan el parque para el fusil, si la federación no pone el dinero, no faltarán gobernadores dadivosos que quieran aportar en sus estados dinero suficiente para hacerla en su territorio, la consecuencia será que estos se apoderen del proceso y lo manipulen a su antojo.

La reforma energética es la otra tormenta que fundamentalmente es también económica, al pretender que la comisión se encargue de abastecer de energía eléctrica en un porcentaje superior al que actualmente tiene, ya que esta empresa genera energía, pero por su alto costo es desplazada del mercado por la iniciativa privada. El problema se está convirtiendo en problema diplomático con España con su compañía de Iberdrola, cuyo pecado es tener a Felipe Calderón como alto funcionario, la actitud de México es vista con buenos ojos y apoyada por el gobierno de los Estados Unidos, que entrará con todo a proteger sus intereses. Lástima que para imponerla el gobierno federal utilice el chantaje y no busque la sana y necesaria concertación con los partidos de la oposición que le asegurarían el éxito.

Pero Morena para triunfar debe de abandonar las viejas prácticas y vicios que envilecen la política, debe para ello hacer una depuración y expulsar a todos aquellos que se dejan llevar por las tentaciones del poder que corrompen el verdadero sentido de los principios que pregona e inculca el Presidente, no traicionar, no mentir y no robar, aunado a ello deben de practicar el respeto, la cortesía, la concertación y con sus actos convencer a la sociedad de lo benévolo y generoso que es trabajar por un mejor país. Eso sí, defender hasta con los dientes al Presidente, porque sin él, el barco se hunde y con él toda la tripulación. Quien esté cansado que se vaya, quien esté decepcionado que se vaya, debe de irse todo aquel que ya no se sienta comprometido con la causa.



Hay muchos motivos para no desesperar y tener confianza, las cosas públicas llegarán a un final feliz, López Obrador es un hombre de fé y de trabajo, todo parto es doloroso y difícil, pero el niño puede nacer bien si el médico es hábil y tiene conocimientos sobre lo que está haciendo y al primer mandatario le sobra actitud y experiencia, el advenimiento fructificará magníficamente.- Por el bien de la causa.

"Las opiniones vertidas en la seccin Columnistas de hoy reflejan el criterio de sus autores en ejercicio de la libertad de expresin y, pueden o no coincidir con la lnea editorial de alcalorpolitico.com "

Columnas recientes