Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

Con algo de desorganización cumple UV objetivo de marchar para exigir respeto

Ni el viento ni la lluvia ni los policías y agentes de Tránsito vestidos de civil detuvieron a la Rectora, catedráticos, alumnos y empleados administrativos

Miguel ?ngel G?mez Xalapa, Ver. 10/03/2016

alcalorpolitico.com

Pese a la desorganización que privó poco antes de que iniciara la marcha de la Universidad Veracruzana y de que ni siquiera se realizó la rueda de prensa que se había programado, el objetivo se cumplió: todos marcharon unidos exigiendo respeto a la institución.

En una improvisada reunión con los reporteros, la rectora Sara Ladrón de Guevara dijo que el contingente salía con la mejor intención de defender los intereses de la UV. Pese al desorden, iniciado por algunos reporteros, varios de ellos improvisados, el mensaje fue claro y contundente, defender la educación superior pública y pelear por los recursos que el Gobierno del Estado le adeuda a la institución.

Esta vez, ni el viento ni la lluvia ni los policías y agentes de Tránsito vestidos de civil detendrían a la Rectora, catedráticos, alumnos, empleados administrativos, jubilados y egresados que, en un grueso contingente partieron hacia la Plaza Lerdo.



En el camino todos enfrentan inconvenientes. Los reporteros que cubren la marcha tienen que soportar que conductores impacientes les echen sus autos encima para no quedarse atorados por la marcha. En tanto, unos fotógrafos discuten con personal de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH), el problema es que van al frente del contingente y cuando los fotógrafos les piden que se hagan a un lado para tomar panorámicas hacen caso omiso. Y los retan, hasta a madrazos.

El mal tiempo se asomaba en la capital, pero eso no desanimó a nadie, ni al catedrático jubilado Manuel Martínez, quien pese a que está en silla de ruedas, fue acompañado por su familia e iba en el contingente.

“Se trata de apoyar”, comentabann los catedráticos que iban a un lado y detrás de Sara Ladrón y, admitieron que después de varios rectores, ha sido ella precisamente la que se fajó los pantalones y enfrentó a un gobierno que ha buscado de todas formas -ilegales en su mayoría- no enviar recursos a la universidad.



Pero el recurso es urgente, pues tal y como lo han señalado tanto la Rectora como los integrantes de la FESAPAUV, no hay dinero siquiera para completar para la próxima quincena.

Por ello, es quizá que asumen el riesgo, por ello es que ella, ante los reporteros, aseguró que se trabaja para mejorar el futuro de la universidad.

No están solos. Si en Xalapa juntaron un contingente de unas siete mil personas, también recibieron el apoyo en Tuxpan, Poza Rica, Veracruz, Córdoba, Orizaba, Coatzacoalcos, Minatitlán, Acayucan y por supuesto, el grupo mayoritario, el contingente de Xalapa. Pero para nadie es una sorpresa que alumnos y catedráticos de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y hasta del Instituto Politécnico Nacional (IPN) marcharan en la Ciudad de México, como muestra de apoyo.



Este jueves, en Xalapa, hasta los mariachis se unieron a la marcha. Hoy, catedráticos, alumnos y empleados de oficina se mezclan y reclaman. Integrantes de varios institutos políticos también llegan a la marcha: “Soy egresado, vengo a sumarme a la protesta, sin ningún interés mas que apoyar a mi escuela”, comentó un integrante del Movimiento Ciudadano.

Y desde luego, no pudo faltar la cochinita “Peppa”, quien volvió a ser paseada en la avenida Enríquez y coreada por miles de estudiantes que parecían estar de acuerdo para gritar al unísono: “El que no brinque es Duarte, el que no brinque es Duarte”, por supuesto, un momento chusco en medio de la angustia que vive la UV.

Los contingentes que provenían de las facultades de Medicina, Economía y Humanidades también hicieron acto de presencia. Hoy no es día de reclamos políticos o de cosas sin sentido, hoy todos se unen en una voz para exigir al Gobierno del Estado respeto y, que si no es mucha la molestia, que pague.



La Comisión Estatal de Atención y Protección de los Periodistas (CEAPP) dispuso de varios elementos -8- para que caminen al lado del contingente y poniéndose a la orden de los periodistas.

La Comisión Estatal de Derechos Humanos, dirigida por Namiko Matzumoto dispuso de 22 elementos en Xalapa, cinco en Veracruz, dos para la zona de Minatitlán y Coatzacoalcos y dos para la región Córdoba-Orizaba.

Hoy, la Universidad Veracruzana clamó al unísono, que le paguen lo que le deben. Hoy, exigieron respeto a cada integrante y sobre todo respeto a la institución misma. No hay alguien de allí que se comporte de forma violenta. Gritan, es verdad, de cuando en cuando sueltan palabrotas en voz alta, pero después de tantas afrentas, es válido que la comunidad universitaria exija y esto no se detendrá, hasta que el Gobierno del Estado responda, no con argumentos o boletines, sino con el depósito de todo el recurso que les debe. Y deberá ser pronto, pues al Gobierno se le acaba el tiempo.