Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

Congreso del Estado no debe autorizar el presupuesto solicitado por el OPLE

Es excesivo y el Estado tiene temas más importantes que atender: Fidel Robles

Javier Salas Hern?ndez Xalapa, Ver. 01/10/2015

alcalorpolitico.com

El Congreso del Estado no debe autorizar los mil 163 millones 272 mil 310 pesos que solicita el Órgano Público Local Electoral (OPLE) de presupuesto para el ejercicio fiscal del 2016, dijo el diputado local del Partido del Trabajo, Fidel Robles Guadarrama, quien manifestó que es “exageradísimo” el recurso solicitado.

Los resultados del árbitro electoral son escasos y es un órgano que no se ha ganado el respeto ni la confianza ciudadana, y pese ello, la semana pasada, el Consejo General aprobó el acuerdo para solicitar una ampliación presupuestal por más de 49 millones de pesos para los meses de octubre, noviembre y diciembre.

Hizo un llamado a sus compañeros diputados a no aprobar esa solicitud, pues en Veracruz hay temas más importantes que atender, como por ejemplo en educación y salud.



Cabe mencionar que ayer sesionó el Consejo General del OPLE para aprobar su proyecto de presupuesto, y los consejeros justificaron que de los más de mil millones de pesos que solicita, el 47%, es decir, 550 millones 917 mil 217 pesos son para la organización del proceso electoral 2015/2016.

Mientras que 207 millones 110 mil 116 pesos (el 17.85%) son para gasto ordinario del Instituto y proyectos especiales; y 405 millones 244 mil 977 pesos (35%) son para las ministraciones de los partidos y asociaciones políticas.

Robles Guadarrama considero necesario que los consejeros electorales se ajusten a un verdadero plan de austeridad antes de hacer una petición presupuestal que insulta a los veracruzanos antes las actuales condiciones económicas.



El árbitro electoral es un instituto que no tiene una actividad constante, salvo en un año electoral, aunque lo que solicitan para organizar el proceso comicial que renovará la Gubernatura de Veracruz y el Congreso del Estado -insistió- es exagerado.

Lamentó que antes y durante las jornadas electorales hay un gran despilfarro de recursos públicos en la compra de votos, por lo que han dejado de ser una jornada cívica para convertirse en una jornada mercantil y una forma de trabajo para muchos que son contratados con pagos excelentes para actividades de mapachería electoral.