Ir a Menú

Ir a Contenido

Conduce responsablemente
Universidad Anahuac

Seccin: V?a Correo Electr?nico

Crisis permanente y ¿benéfica?

Arturo Reyes Gonz?lez 17/12/2010

alcalorpolitico.com

La entrevista del periodista Carlos Loret al gobernador del Banco de México, Agustín Carstens en el noticiero matutino de Televisa, en red nacional, dio la pauta. El motivo de la charla: la explicación pública sobre el préstamo de 73 mil millones de dólares hecha por el presidente Felipe Calderón al Fondo Monetario Internacional (FMI) para “blindar la economía” mexicana, esto es, nada más por si acaso.

En resumidas cuentas, Loret le preguntó si se espera el embate de una crisis económica. Carstens le contestó que no (aunque su rostro y gestos parecían luchar por ser coherente con sus palabras y no evidenciar lo contrario) y del “catarrito”, que declaró sólo tendría México por la crisis en EU en febrero del 2008, no quiso ni hablar.

Sin embargo, el gobernador abundó y por las señas que dejó entrever (insisto en su comportamiento) no se descarta una nueva crisis y por el contrario creo que debemos estar preparados para lo peor, ¡una más! Así es, esperemos que no, pero por supuesto que no podemos descartarla, se ve más cercano ese escenario que una pronta, deseada y rápida recuperación económica mundial.

Pero las nuevas generaciones de mexicanos son las de las crisis. Desde que nacieron millones de jóvenes han sido parte de, han vivido con ellas, y muchos mexicanos más también han logrado sobrevivir. Es –cual eslogan comercial “nice”– parte de su vida, condición que luce, al menos hasta ahora, permanente en sus vidas, dado que no se ve para cuando desaparezca.

La siguiente idea no es mía, pero me parece embona y se plasma con todo respeto: los pobres son pobres y aún así no mueren, no se acaban. Como referíamos ayer, han encontrado la manera de subsistir, las crisis les han hecho los mandados en cuanto a que no han podido acabar con ellos. En consecuencia, debe venir un debate sobre si la manera en que la “viven” se le puede llamar “vida”, apegados a condiciones sociales ideales, pero eso será en otra ocasión.

Se trata, pues, de una condición permanente en sus vidas: la palabra crisis es como si se tratara de “wey”, “chido”, “neta” o “cosa”, cosa de todos los días.

Y es también en este esquema de permanente crisis financiera que queremos compartir y destacar los beneficios que dicha situación nos puede traer a los ciudadanos comunes y corrientes de este país. ¿Beneficios? Claro que sí, beneficios, y si no mire la siguiente lista.

-Que sube la tortilla, suben los tacos. Pues alternemos con verduras y a lo mejor hasta bajamos de peso si disminuimos el consumo diario, semanal, mensual de masa. Podremos incluso copiar recetas de otros países que no incluyan masa y presumirlas con nuestras amistades. ¡Que internacionales nos podemos ver!

-Que sube la gasolina, entonces recurramos a la motocicleta, la bicicleta, el transporte colectivo o de plano al “ray” con los cuates y cuando se pueda hay que caminar. Benéfico para la salud. Incluso en el camión y el transporte colectivo podemos conocer y saludar a más personas, escuchar la música tan alegre de los choferes del autobús y conocer las ultimas tendencias de mercado de productos de fayuca y de la calle con los vendedores que se suben a ofrecer discos, perfumes, películas, chocolates y otros, hasta la comodidad de su asiento.

-Que va a subir el trasporte público, pues aprovechemos y a fin de obtener una credencial que nos brinde un descuento entremos a estudiar algo de manera formal. Benéfico para nuestro nivel cultural.

-El gas sube también, pues el agua de la ducha tendrá que ser no tan caliente, temperatura media que la soporte el cuerpo y evitemos ocupar demasiado tiempo al bañarnos. Benéfico el ahorro de agua, de gas y hasta el consumo de productos para el cabello, ya que el agua tibia y fría ayuda al cuero cabelludo y la piel del cuerpo se mantiene en mejor estado que con el agua caliente.

-Que se va a pagar tenencia por autos de lujo, pues quien tenga suficientes recursos en su presupuesto lo comprará y pagará la tenencia, punto. Los que no, adquirirán unidades automotoras no tan lujosas y al mismo tiempo ostentosas. Benéfico ya que disminuirán considerablemente la posibilidad de que un día les quieran robar su lujosa unidad.

-Que hay crisis de seguridad en algunos puntos del país servirá para valorar las condiciones de nuestras regiones.

Quizá sea la crisis económica la que nos “ayude” a entender que muchas de las cosas y productos que tanto se publicitan no nos son tan necesarias como parecen, y que podemos y debemos readecuar nuestros esquemas básicos de vida para adaptarnos a la situación y sobrevivir de la mejor manera.

[email protected]
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Ipax
  • Ayuntamiento de Xalapa
  • Conduce responsablemente
  • Salon de usos multiples