Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Cristianos deben superar sus dificultades y sufrimientos para hacer el bien: Arzobispo

Habló Reyes Larios del mensaje de Pentecostés en la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones

Jos? Topete Xalapa, Ver. 07/05/2017

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
En su homilía de este domingo, el arzobispo de Xalapa, Hipólito Reyes Larios, aseguró que la obra de Jesús consiste en llevar a los seres humanos a una vida plena y abundante.

“Jesús es fuerza, dice San Juan Crisóstomo al transmitir su mensaje de salvación. Cuando nos conduce al Padre se llama a sí mismo puerta, cuando cuida de nosotros se autonombra pastor”.

En cuanto a las lecturas de este día se refirió a la de Hechos, Capítulo 2, en el final del discurso de San Pedro en Pentecostés.



Recordó que el día de Pentecostés, dijo Pedro a los judíos: "Sepa todo Israel, con absoluta certeza, que Dios ha constituido Señor y Mesías al mismo Jesús, a quien ustedes han crucificado".

“Estas palabras les llegaron al corazón, al lugar más íntimo de las personas, al lugar de las decisiones y preguntaron a Pedro y a los demás apóstoles: "¿Qué tenemos que hacer, hermanos?"

El Arzobispo dijo que Pedro les contestó: “Arrepiéntanse y bautícense en el nombre de Jesucristo, para el perdón de sus pecados y recibirán al Espíritu Santo”.



También se refirió a la Primera Carta de San Pedro en su versículo 2, en donde se exhorta a los cristianos a superar sus dificultades y sufrimientos para hacer el bien.

“El encuentro con Jesús, que es El Buen Pastor, debe representar un cambio en la vida; porque ustedes, dice Pedro, eran como ovejas descarriadas, pero ahora han vuelto al pastor y guardián de sus vidas”.

Al recordar que hoy se realiza la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, Reyes Larios se refirió al Evangelio de San Juan en su Capítulo 10, en sus versículos del 1 al 10, que presentan la imagen de Cristo como el buen pastor que está atento a sus ovejas y da la vida por ellas.



“Según San Juan, Jesús toma el título regio, mesiánico y divino del Pastor y lo desarrolla en tres variaciones: el Pastor y los ladrones; la puerta del redil y el Pastor y el mercenario asalariado”.

Comentó que en el redil, quien entra por la puerta es el pastor de las ovejas, a quien el portero le abre y a quien las ovejas reconocen porque las llama por su nombre y las conduce fuera: “ellas lo siguen porque conocen su voz”.

Sin embargo, el ladrón y el salteador no entran por la puerta, saltan por otro lado. Son extraños que no lo siguen. Huyen de él porque no reconocen su voz.



“Jesús es la puerta, es decir la vía de acceso y también es el nuevo recinto sagrado, el nuevo templo de Dios”, dijo a los fieles congregados en la Catedral.