Ir a Menú

Ir a Contenido

Veracruz
Universidad Anahuac

Seccin: V?a Correo Electr?nico

Cuando la vida no vale nada

Arturo Reyes Gonz?lez 25/08/2011

alcalorpolitico.com

Los constantes reportes de medios de comunicación y agencias internacionales respecto a la crítica situación que vive Somalia, también conocida como El cuerno de África, son contundentes aun cuando se quisiera matizar.

Las madres e hijos siguen literalmente muriendo de hambre; miles se encuentran en improvisados campamentos de refugiados donde carecen de todos los servicio básicos y las elementales condiciones para ya no digamos vivir sino intentar sobrevivir.

De acuerdo a las mismas agencias, un promedio de 10 menores mueren a diario, mientras las madres tienen que decidir todos los días a cuál o cuáles de sus hijos salvar y cuáles se quedan a su suerte, a su casi segura muerte.

Diversos actores políticos internacionales se han involucrado y mientras algunos envían ayuda, como es el caso de Estados Unidos y México, que a través del presidente Felipe Calderón anunció un millón de dólares en apoyo, otros hacen un llamado a la solidaridad y algo envían o demuestran preocupación.

La ONU ha encendido los focos rojos y las señales y mensajes globales continúan, me atrevo a decir que sin mucha respuesta o ya no digamos mucha, sin algo de reacción. En el caso de los mexicanos, de los veracruzanos ¿por qué?, ¿acaso podemos hacer algo?, ¿tiene caso hacerlo (y disculpe que plantee una pregunta que parece obvia), lo haremos, vale la pena o de plano como “televisos” no tenemos el valor y nos vale?

¿Podemos? Seguro, ¿Cómo? Me imagino que a través del envío de un recurso monetario. ¿Tiene caso? Claro que lo tiene cuando está de por medio la vida de hombres, mujeres y niños inocentes, seres humanos, que han tenido la mala fortuna y la desgracia de nacer allá, en medio de un desgobierno que no les provee prácticamente de nada y por el contrario los obliga a morir.

¿Se ha puesto a pensar, ha reparado un momento de forma concienzuda el por qué el mundo o buena parte, se sintoniza y se organiza para salvar las finanzas de Grecia, para rescatar a España, para solidarizarse con los estudiantes chilenos o estar al pendiente de los disturbios de Madrid y Londres, así como para lamentarse y sentir el dolor de los muertos en el atentado en Oslo, pero no para actuar en Somalia?

Un ejemplo de lo anterior es la cruenta batalla que se desarrolla en Libia, donde tras meses de férrea lucha entre los rebeldes libios y el líder de facto de ese país, Muamar el Gadafi, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) decidió dar apoyo a los rebeldes a través de armas y recursos que les han permitido librar de manera exitosa su lucha, con el ya casi derrocamiento de Gadafi.

¿Tiene usted idea de cuántos millones de dólares, euros, pesos, money pues, ha gastado la OTAN en misiles, armas, suministros de guerra y provisiones a los rebeldes?

¿Por qué las naciones poderosas del orbe sí se organizan para intervenir en Libia y por qué en África no?

La respuesta debe ser el atractivo interés geopolítico. Por el contrario, no hay nada de interés en Somalia que despierte la inquietud de involucrarse.

Así es, no, no hay nada más que vidas por salvar en esa región africana.

Qué lastima en verdad que no haya petróleo, gas o una privilegiada posición bélica, porque si no, otra sería su suerte.

Salvar la vida de estos ciudadanos del mundo no tiene sentido para ellos, rescatarlos no tiene valor.

Respecto de la organización y la ayuda, decía mi abuela que para tomar siempre habrá quien te invite, pero para comer no; cuando se trata de ayudar casi nunca tenemos recursos. Ah, pero no se tratara de una amena fiesta con los amigos porque entonces sí se arma la pachanga, con botana y todo.

Realmente nos encontramos en un mundo donde lo más valioso, la vida, pareciera no valer nada.

[email protected]
  • Ipax
  • Salon de usos multiples
  • Seguimos trabajando
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado