Ir a Menú

Ir a Contenido

Recicla tu Navidad
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Deforestar Sierra Alta de Coatepec sólo causaría desastres, advierten Investigadores

- Según estudio de INECOL y UNAM, cambiar uso de suelo en 2 mil hectáreas pegaría en captación de agua

- Ríos aumentarían su caudal “a magnitudes no antes observadas”

ngel Camarillo Xalapa, Ver. 13/08/2020

alcalorpolitico.com

El cambio del uso de suelo en 2 mil hectáreas en la Sierra Alta de Coatepec no sólo afectaría la captación de agua, sino impactaría con un riesgo de mayores inundaciones en la cuenca de Los Gavilanes.

Lo anterior lo advierten la académica del Instituto de Ecología (INECOL), Susana Alvarado Barrientos y sus colegas del Centro de Ciencias de la Atmósfera de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en el estudio "Montañas más bosques igual a provisión y aseguramiento de agua".

La investigadora explica que el 90 por ciento del agua de uso en Coatepec proviene de la cuenca de Los Gavilanes, o del río Huehueyapan y éste cruza la zona en disputa por la organización Central Independiente de Obreros Agrícolas Campesino (CIOAC).



"Desde hace un poco más de 10 años, científicos mexicanos y extranjeros hemos colaborado para investigar en detalle cómo funcionan hidrológicamente nuestras cuencas de bosque bajo suelos de origen volcánico y cuáles procesos podrían modificarse por la deforestación y reemplazo del bosque a otros usos de suelo, con sus correspondientes impactos en los flujos de agua de los ríos".

Los resultados en la investigación revelan que el suelo en la Sierra Alta posee una gran capacidad de infiltración de agua y por lo tanto, la lluvia se almacena y reside en el suelo y subsuelo por meses, garantizando así el abastecimiento continuo a lo largo del año.

Además, el río Gavilanes es capaz de amortiguar lluvias torrenciales, sin embargo, una posible deforestación con el cambio del uso de suelo, los ríos de montaña se vuelven más responsivos a la lluvia.



Esto implicaría que puedan incrementar su caudal "a magnitudes no antes observadas", además de desprendimiento del suelo y anegamientos en las partes bajas.

"Al no recargarse con suficiente agua el subsuelo, estos mismos ríos pueden reducir su volumen entre el 30 y el 70 por ciento, hasta incluso desaparecer cuando la disminución en la precipitación es prolongada".