Ir a Menú

Ir a Contenido

Temporada de Frentes Frios
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

Deja la batuta: Lanfranco Marcelleti se despide de la Orquesta Sinfónica de Xalapa

- Este viernes, la Sinfónica ofrecerá concierto por su 90 aniversario, cerrando además el ciclo de Marcelletti
- Se va con “cariño, el respeto y la admiración por la Orquesta”; ahora, continuará como académico en la UV

ngel Camarillo Xalapa,Ver. 23/08/2019

alcalorpolitico.com

Al cerrar su ciclo al frente de la Orquesta Sinfónica de Xalapa, el director de la agrupación, Lanfranco Marcelleti, utiliza una metáfora muy adecuada: la OSX es un Ferrari, la Sala Tlaqná es la pista y él, el conductor.
 
"Si la estrada es mala, si el motorista no es bueno, el Ferrari no puede dar la velocidad que puede. Si el conductor es bueno, pues va a conducir como loco", expresa, con una sonrisa, el ejecutante.
 
La gestión de Lanfranco implicó además dar un nuevo enfoque a la OSX: incluirla en planes de mercadotecnia, dar atención a artistas, aunque admitió que falta mucho trabajo para aumentar su público.
 
Sentado en la banqueta de su piano, en Coatepec, Lanfranco Marcelleti confiesa que la Orquesta le generó todo tipo de emociones, de las malas a las buenas.
 
"Son muchas emociones, pero existe un denominador común: el cariño, el respeto y la admiración por la Orquesta. Con todas las peleas que podamos tener, hay un cariño muy grande", enfatizó Marcelletti.
 
La emoción y el recuerdo mejor guardados de Lanfranco es el viajar con la Orquesta a Brasil y tocar en su ciudad, en el teatro donde dirigió su primer concierto.
 
Este viernes 23, la Sinfónica ofrecerá concierto por su 90 aniversario, en coincidencia con el cierre del ciclo de Marcelletti al frente de la agrupación.
 
Recordó que en 2006, recibió la invitación de parte del entonces director de la OSX, Carlos Miguel Prieto, para dirigir un recital de piezas brasileñas dentro de un Junio Musical.
 
"Y qué sorpresa cuando llegué y escuché la Orquesta (sinfónica)", recordó Lanfranco, impresionado además con Xalapa, aunque aceptó no conocer nada de la capital de Veracruz.
 
De 2006 a 2012, Marcelleti acudió a Xalapa como director invitado de la OSX, para finalmente asumir la titularidad.
 
"Cuando yo llegué aquí, a Veracruz, vine en un vuelo de Estados Unidos, cuando me vinieron a buscar me pregunté '¿Estoy en Brasil o en México?' Somos muy parecidos en muchas cosas, culturalmente, la manera de vivir, la arquitectura y me enamoré y me sentí muy en casa".
 
Primero, acudió a vivir a Las Ánimas; sin embargo, se mudó al verde de Coatepec, municipio en donde reside actualmente.
 
"La OSX es una gran responsabilidad, antes de todo un gran honor y con los años empecé a entender lo que significa la Sinfónica de Xalapa para el país, la gente todavía dice que es una de las mejores orquestas del país".
 
Eso le generó un poco de miedo al principio, con la responsabilidad de dirigir la OSX, pero el miedo se perdió al conocer el público de la Orquesta: conocedor, interesado y sobre todo, muchos jóvenes.
 
"Una de las acciones de la OSX es que los jóvenes pueden ganar créditos en los conciertos, pero algunos jóvenes, algunos chavos, se paraban haciendo compras y se ponían a hablar de piezas clásicas", dijo.
 
Admitió que además, la OSX experimenta un contexto de cambio de ciclos, con la jubilación de músicos forjada en los años setenta y ochenta y la incorporación de nuevos talentos formados en el nuevo milenio.
 
Además, la Orquesta dispone de un espacio propio, la sala Tlaqná, concebida exclusivamente para la OSX, en lugar de recurrir a foros multipropósitos.
 
"Tener una sala es como tener un Ferrari: el Ferrari es la Orquesta, yo soy el conductor y la sala es la estrada. Si la estrada es mala, si el motorista no es bueno, el Ferrari no puede dar la velocidad que puede. Si el conductor es bueno, va a conducir como loco", dijo.
 
La oportunidad de dirigir a la OSX le dio nuevas enseñanzas, como humano, el trabajo en equipo y como músico, la posibilidad de superarse al lado de sus ejecutantes.
 
Lo anterior, sumado a la experiencia de Lanfranco como director administrativo y musical.
 
"Fui aprendiendo y lo que no sabía hacer, pues me puse a preguntar. (…) Estoy abierto para lo que venga, no viene nada importante de aquí a diciembre con el último concierto, pero voy a tener un tiempito para mí", expreso.
 
A esto, abundó que continuará con la actividad académica en la Universidad Veracruzana, porque en sus palabras, se define: "yo amo enseñar".
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • La Parroquia Xalapa
  • Paga tu predial en linea
  • Temporada de Frentes Frios
  • Ipax
  • Salon de usos multiples