Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Va correo electrnico

Denuncia maltrato por guardia de seguridad de oficinas de Hacienda en Xalapa

Lector afirma que es grosera y déspota y no tiene tacto con las personas

28/01/2022

alcalorpolitico.com

Buenas tardes, quisiera de manera anónima hacer un llamado a la autoridad pertinente.

Sabemos cómo población que los trámites en dependencias de Gobierno son largos y tardados pero muchas veces son aún más cansados por las personas que laboran en ellas.

En esta ocasión mi queja es para las oficinas de Hacienda que se encargan de los trámites de emplacamiento, reemplacamiento y todos los asuntos en general con nuestros automóviles, en particular con la oficina que se encuentra en la plaza “Ciudad Central” cerca del Registro Civil en Xalapa.



En general las chicas de las cajas (a su modo) hacen su trabajo, la contadora que es le jefa de oficina es una excelente persona, muy amable y atenta con todos, mucha paciencia sobre todo pero ahí viene mi queja, la guardia, policía o no sé qué es, que ya tiene tiempo trabajando ahí y está en la entrada siempre recibiendo a todos, es lo más horrible que te puedas encontrar, es una persona grosera, sin ningún tipo de tacto con toda la pobre gente que desde las 6 de la mañana está ahí, muchas veces personas ignorantes en el tema o el trámite que quieren hacer y ella simplemente es grosera, déspota, abusiva y entiendo que por pandemia debemos respetar espacios pero ella prácticamente te corre a patadas si entras sin permiso y cuando la gente lea esto creo que estará de acuerdo conmigo porque seguro ya fue víctima de sus malos tratos y contestaciones.

Cuando yo estuve ahí sentí pena ya no por mi si no por tantos viejitos que vi que trató mal, gente del campo que llega queriendo preguntar por sus camiones, me tocó ver que contestara en su mayoría, muy mal a personas que no pueden hacer por si solos sus trámites y que no deja que nadie los ayude.

Personas que se pasan ahí hasta 7 horas y cuando alguien levanta la voz para decirle algo, contesta que le hagan como quieran y que así es ella, que tiene facultades para lo que le conviene y dice no tener facultades para atender a la gente.



Ojalá que alguien pertinente tomara cartas en el asunto y cambiaran esta situación, ¡gracias!.