Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Desaparecerá la “Casa de la Tierra” y en su lugar crearán Academia de Policía

- Últimas dos administraciones municipales la dejaron morir de inanición

- Se invirtieron en 2010, ocho millones de pesos que aportó la Federación

Miguel ?ngel Barrag?n Veracruz, Ver. 05/04/2017

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Luego de que las dos últimas administraciones municipales la dejaron morir de inanición, desaparecerá la “Casa de la Tierra”, en Veracruz puerto, instalación considerada en su momento como única en América Latina y un importante centro de observación climática que permitiría monitorear fenómenos naturales y efectos climatológicos, pues en su lugar se construirá la Academia Regional de Seguridad Pública del Sureste.

Este miércoles en el número extraordinario 135 de la Gaceta del Estado, aparece la autorización de la Legislatura estatal para que el ayuntamiento de Veracruz celebre un contrato de Comodato con la Academia Regional de Seguridad Pública del Sureste para darle durante 15 años el terreno donde en el año de 2010 se construyó la “Casa de la Tierra”.

Con base en lo publicado este miércoles en la Gaceta del Estado, el terreno tiene una superficie de 29 mil 254.05 metros cuadrados, propiedad del municipio de Veracruz, que se encuentra ubicado en la avenida Fidel Velázquez, en el predio conocido como "Casa de la Tierra", con el fin de edificar las instalaciones de la Academia Regional de Seguridad Pública del Sureste en el municipio de Veracruz.



En esta academia, se ofrecerán actividades de capacitación a los integrantes de las instituciones de seguridad pública de los tres órdenes de Gobierno.

El centro de vigilancia climática denominada “Casa de la Tierra” se construyó al norte de la ciudad de Veracruz con una inversión de ocho millones de pesos, en los terrenos de lo que se conoce como Centro de Integración Familiar (CIF) “La Pinera” del DIF municipal, donde ahora además de sus canchas de futbol, se realizan actividades de equinoterapia.

Esta Casa de la Tierra que se creó con recursos federales gestionados por Ainara Rementería en la Comisión de Ecología y Medio Ambiente del Congreso de la Unión, fue la cuarta en el país y formaba parte de la Red Global de Educación y Vigilancia Climática Sir Crispin Tickell, construida y operada por el Instituto del Clima, que es el observatorio climático más alto del mundo, cuya función es la vigilancia permanente de los gases de efecto de invernadero y otras variables como aerosoles.



Luis Roberto Acosta, director en México y Latinoamérica del Climate Institute, explicó en la inauguración de este centro, que a través de una esfera o globo terráqueo virtual, se podría observar casi en tiempo real, el comportamiento del clima, sus variaciones, condiciones y cambios y cómo afecta e impacta a los distintos continentes y las corrientes oceánicas, los vientos, la temporada de lluvias y, en general, a las estaciones del año.

En aquel entonces asistieron a la inauguración de la Casa de la Tierra, el recién estrenado gobernador del estado de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa; el presidente municipal saliente Jon Rementería Sempé; la alcaldesa electa Luz Carolina Gudiño Corro y un sinnúmero de invitados.

En la inauguración, casi al concluir la administración municipal de su padre Jon Rementería Sempé; Ainara, la diputada local dijo: “nos dimos a la tarea de volver un lugar que se encontraba desperdiciado, y convertirlo en un sitio que tuviera sentido, vida, hoy en este lugar se pueden hacer actividades físicas positivas, y con la Casa de la Tierra, un conciencia y conocimiento de nuestro planeta”.



Un año después, en el 2011, la legisladora presidenta de la Comisión de Medio Ambiente del Congreso Local, Rementería Coello, pedía apoyo a los tres niveles de Gobierno para que la Casa de la Tierra contara al menos con internet, necesario para que cumpliera con uno de sus cometidos, ser un centro de vigilancia climática.

Para el 2013, la Casa de la Tierra era considerada como un elefante blanco, ya que por falta de promoción de su patronato, eran pocas las visitas que recibía y mucho menor el apoyo económico que requería.

Seis años después de su inauguración, la Casa de la Tierra murió de inanición y en su lugar se creará una academia de Policía.