Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Diócesis de Orizaba, ajena a las afectaciones al templo, siempre informa al INAH

Responsable de las restauraciones afirma que todo cambio es con autorización, por lo que los daños serían del Ayuntamiento

Miryam Rodr?guez Hern?ndez Orizaba, Ver. 22/07/2010

alcalorpolitico.com

La arquitecta encargada de los trabajos de restauración de los edificios de la Diócesis, Celina Apolo, aseguró que la obra de la plazoleta de la iglesia de Santa Gertrudis no es proyecto de la Diócesis; de hecho aclaró que todo trabajo que ellos hacen en las iglesias están en continua comunicación con el INAH y CONACULTA, además que el curato de este templo ya había sufrido trabajos sin autorización del instituto.

“Todo lo que existe en la Diócesis está bajo el resguardo de ésta, por ello es importante que nosotros estemos en contacto directo con el INAH por todo los inmuebles históricos que hay aquí en la ciudad y en todo la Diócesis”.

Se le preguntó: ¿este proyecto (la plazoleta y derribo del curato) no es de ustedes?

- Este proyecto no es nuestro, no lo estamos llevando a cabo, no sé quien lo esté llevando, desconozco cuál ha sido el proceso de todo esto porque nosotros, es decir la Diócesis no ha estado inmiscuida.

¿No es responsabilidad de la Diócesis lo que ha sucedido?

- No sé si es responsabilidad de la Diócesis o no, porque yo no tengo ningún documento a la mano que me diga que la Diócesis ha permito esto.

Entonces ¿por qué sacerdotes han declarado que el Obispo está de acuerdo con esta obra?

- Lo desconozco, no tengo ninguna información, a mi me llamaron esta mañana, entonces por eso mi presencia aquí, pero no conozco cuál sería el interés o la finalidad de todo esto, finalmente como representante de la Diócesis no tengo idea de lo que esté pasando.

Se le insistió si la Diócesis no autorizó que se hiciera la plazoleta, eso quería decir que el Ayuntamiento ejerció abuso de autoridad, a lo que respondió que desconoce el tema, lo único que confirmó es que fue enviada por Monseñor Marcelino Hernández, para conocer qué es lo que realmente está sucediendo y cuáles son los pasos a seguir.

Aclaró que cuántos trabajos ha efectuado la Diócesis en Orizaba y demás edificios religiosos, siempre se ha tenido relación con el INAH para permisos y que este instituto esté enterado de lo que se hace por ende no tener problemas de daño a monumentos históricos “siempre estamos en contacto con el INAH no hacemos nada sin que ellos sepan, vine porque venía personas del INAH y saber qué se podía hacer con esta obra”.

Indicó que el ayuntamiento le hizo llegar hace tiempo un proyecto sobre la plazoleta sin especificación alguna, y se le cuestionó si era necesario hacer esta área junto al templo y tirar el curato, a lo que indicó que desde su punto de vista “hay cosas que pueden dar beneficio a la comunidad, el curato no de ahorita desde hace mucho tiempo había sido intervenido de manera arbitraria en muchos sentido y sin control, desde el momento en que se empezaron hacer trabajos creo que se debió hacer con base a un proyecto final”.

Antes de concluir puntualizó que la idea es recuperar el curato, quizá con otras especificaciones “más de acuerdo a un reintegración al inmueble histórico que creo lo vale y la ciudad lo necesita, pero no sabemos aún la posición del INAH y les reitero la Diócesis siempre ha estado en contacto con el instituto, en cuanto a cualquier trabajo que desarrolle la Diócesis”.