Ir a Menú

Ir a Contenido

Veracruz
Universidad Anahuac
V?a correo eletr?nico

El Bando de Polica s prev la sancin a fiestas ruidosas reiteradas o msica fuerte

Invita a la lectora a reportar a la polica a los vecinos que afecten la tranquilidad con su bullicio

Xalapa, Ver. 14/10/2009

alcalorpolitico.com

Seor Joaqun Rosas Garcs:
Director general de alcalorpolitico

Le ayer el correo de una lectora en donde expona una situacin bastante comn en nuestra ciudad: los vecinos escandalosos.

Deca la gentil dama, Susana Garca, pecando de tolerante, que no le molestaba que sus vecinos hicieran fiestas, y cito una frase de su texto: "pero eso no es lo molesto, porque al fin estn en su casa..." Esto me provoc enviarle unas apreciaciones acerca de este problema que, estoy seguro, les sern de utilidad a muchos.

Estimada Susana -y dems lectores de Al Calor Poltico-, si bien es cierto que en su casa uno es dueo de hacer y deshacer, tambin lo es el hecho de que esto se deber llevar a cabo -invariablemente- sin molestar a terceros.

Dice el Bando de Polica y Buen Gobierno de Xalapa, en su Captulo II, Artculo 49, apartados I, II y V: Son infracciones al orden pblico: Alterar la tranquilidad y el orden en cualquier lugar y circunstancia dentro del territorio del Municipio Realizar bailes o fiestas en domicilio particular reiteradamente, de tal forma que causen molestias a los vecinos No observar en sus actos el debido respeto a la dignidad humana, a la moral y a las buenas costumbres Y en el 51, apartado VII: Causar ruidos o sonidos que molesten, perjudiquen o afecten la tranquilidad de la comunidad. Igualmente aquellos producidos por estreos, radios, radiograbadoras, instrumentos musicales o aparatos de sonido que excedan el nivel de 65 decibeles, de las 6:00 a las 22:00 horas, y de 60 decibeles, de las 22:00 a las 6:00 horas del da siguiente.

Es verdad que no se debe pecar de quisquilloso y que uno no va a llamar a la polica por cada vecino que haga una fiesta de vez en cuando, sin embargo, no se puede vivir condenado al estrs y a la falta del necesario y natural descanso, nada ms porque alguien tenga un espritu bullanguero, y una vida disipada que no le exija trabajar todos los das como a la mayora de nosotros.

Susana, est en todo su derecho de llamar a la polica y de exigir el respeto a sus derechos. La ciudad es de todos y debemos aprender a respetar y a exigir lo que la ley dice. Suerte.

Atentamente
Alejandro Hernndez y Hernndez
  • Ipax
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Seguimos trabajando
  • Salon de usos multiples