Ir a Menú

Ir a Contenido

Temporada de lluvias
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

El hecho de organizar un proceso electoral no implica una concertación para el fraude: González Oropeza

-El Magistrado del TRIFE definió que la democracia se construye en cada elección
-Cuando se pide la nulidad de una elección, esto no se puede hacer de “plumazo” porque ésta no se hizo tampoco de un “plumazo”

?ngeles Gonz?lez Ceballos Xalapa, Ver. 24/11/2012

alcalorpolitico.com

Tras definir que la democracia no es un edificio en el que se pone la última piedra y se acabó, sino algo que se construye en cada elección, el magistrado del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, Manuel González Oropeza, aseguró que el hecho de que seres humanos organicen un proceso electoral no implica que haya una concertación para el fraude.

Al hablar sobre la democracia, opinó que ésta no se puede consolidar a menos de que en cada elección haya la voluntad, además de las instituciones que cuiden el voto de los electores y que éste se respete; entonces la democracia no llega a consolidarse, es un cemento que nunca cuaja, pero es un cemento que es necesario poner cada vez en cada elección, definió.

El togado veracruzano fue entrevistado en el Colegio de Veracruz (COLVER) donde habló de las impugnaciones recibidas luego de la elección presidencial en el país y explicó que no porque una de las partes haya estado inconforme con el resultado se tenía que fallar en su favor.

Cuando se pide la nulidad de la elección el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación debe ser consciente de que no se puede anular de un “plumazo” la elección, pues la elección tampoco se lleva a cabo de un “plumazo”.

Admitió que en un proceso electoral puede haber elecciones, pues al final del día quienes conducen el proceso son los ciudadanos que conforman las mesas directivas de casillas junto con los representantes de los partidos políticos que a su vez forman parte de los órganos electorales que conocen cada uno de los actos que lleva la elección.

“Entonces si un partido, un candidato están en desacuerdo, no tiene que esperar a que la elección se lleve a cabo, pueden impugnar. De hecho nosotros recibimos 6 mil expedientes ó casos en esta elección presidencial, de octubre de 2011 a agosto de 2012, de tal suerte que si el ciudadano después de ocho horas en la casilla, con la presión de los ciudadanos y los partidos políticos se equivoca al hacer una suma en el acta de escrutinio, lo que debemos de reconocer es que son seres humanos, que eso no implica que hay una concertación para el fraude, sencillamente es un error humano”, aseguró.

Manuel González Oropeza resaltó que la ley es muy clara en las causales de nulidad porque la celebración de una elección debe ser regulada por la ley, si hay irregularidades graves, se anula la elección.

Fue ahí cuando definió que no se puede anular una elección por indicios ó aseveraciones, por ejemplo que los medios de comunicación indujeron ó manipularon el voto. El elector al momento de decidir su voto tiene que ser un voto razonado.

“No es un maniquí manipulable, cuando a alguien entrevistan están formando una convicción de qué es lo que está diciendo, no son personas que yo pueda persuadir porque levanto la mano. Ustedes como cualquier elector deben tener la capacidad de discernir y todos la tienen. Si se dice se compró el voto por tarjetas MONEX, bueno vamos a ver qué tarjetas fueron. Las que recibimos, mil 700 que podrán haber influido y si hubo más tenían que decir cuántas, porque no podemos adivinar cuántas más fueron, mil 700 tarjetas muchas de ellas ya vencidas al día de la elección, no podían tener el efecto que la coalición que impugnó deseaba; contra 50 millones de mexicanos que votaron, creo que es desproporcionado”, consideró.

A ello abundó que si un candidato de la coalición está en contra de la resolución del Tribunal, es una posición que está en su derecho de disenso y se va a respetar, pero finalmente lo que el Tribunal decidió es la impugnación de un partido que por su propia etimología es una parte interesada en llegar a un objetivo frente a otros partidos.

Ahora, si ese partido impugna es porque quiere que a él se le declare ganador, pero esa impugnación que le llegó al Tribunal es para la anulación de toda la elección, es decir, no va a haber ningún ganador, se tendría que hacer una nueva elección, no va a conseguir su objetivo.

Entonces, si es una parte interesada, sus comentarios y opiniones, respetados, son parciales, reflejan su punto de vista. Un Tribunal no puede resolver con base en el punto de vista de una de las partes, tiene que resolver para todos, aseveró el Magistrado recientemente designado hijo predilecto de Veracruz.

“Sobre todo tenemos que cuidar que el electorado que votó en su mayoría por un candidato, fue respetado, es respetado. No le vamos a hacer a un lado toda su voluntad a través de la elección, porque hay la sospecha, el indicio de que hubo alguna cosa inadecuada”, destacó.
  • Ipax
  • Temporada de frentes frios
  • Salon de usos multiples
  • Ayuntamiento de Xalapa
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado