Ir a Menú

Ir a Contenido

Veracruz
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

El proceso para preparar policías profesionales puede tardar 15 años: Bermúdez

- No hay una tienda para poder comprar elementos confiables, es necesario reclutarlos y prepararlos
- Afirmó que hay 30 elementos policiacos bajo investigación luego de los sucesos donde docentes fueron golpeados
- Había cerca de 130 personas ajenas al magisterio a quienes se les decomisó palos y botellas

Javier Salas Hern?ndez Xalapa, Ver. 22/11/2013

alcalorpolitico.com

En virtud de que no hay una tienda para poder comprar policías confiables, es necesario reclutarlos, seleccionarlos y prepararlos, aseveró Arturo Bermúdez Zurita, secretario de Seguridad Pública, quien dijo tener el propósito de pasar de “un poli” a un policía profesional; aunque el proceso puede tardar 15 años.
 
En la fase de preguntas y respuestas durante su comparecencia en el Congreso del Estado, el funcionario estatal, reconoció que el camino no es fácil pero ya se están dando los pasos firmes para lograrlo.
 
Al ser cuestionado por las agresiones que sufrieron profesores y reporteros la madrugada del 15 de septiembre en la Plaza Lerdo de esta ciudad, reconoció que hay 30 elementos policiacos bajo investigación.
 
Y el elemento que resultara culpable va a enfrentar el peso de la ley.
 
Los policías no están entrenados para agredir a la sociedad, sino para protegerla; y aunque han recibido agresiones físicas y verbales, la policía ha respondido manteniendo el orden público.
 
Sobre los acontecimientos, comentó que esa noche, en la Plaza Lerdo, se encontraba un grupo de personas ajeno al magisterio, que estaba armado con palos, agredieron a personal de la Secretaría de Gobierno que había acudido para conminarlos a retirarse.
 
Los funcionarios habían acudido a la Plaza Lerdo a dialogar con las personas que mantenían un plantón y ante la agresión pidieron auxilio, a través del número 066, a la Secretaría de Seguridad Pública.
 
Al lugar llegó un grupo de 30 elementos policiacos para proteger y garantizar la seguridad de los servidores públicos y posteriormente llegaron más policías en apoyo.
 
Ello debido a que en el lugar había cerca de 130 personas ajenas al magisterio a quienes se les decomisó palos y botellas incluso, con una camioneta quisieron atropellar a los policías.
 
Dos elementos policiacos resultaron heridos y uno de ellos continúa hospitalizado porque no puede mover las piernas.
 
Sin embargo, se hizo el protocolo nacional del uso de la fuerza y será la Procuraduría General de la República, la instancia que determinará quién o quiénes robaron las cámaras de los fotoreporteros agredidos esa noche.
 
“Ningún policía agredió o amenazó a algún reportero, la intención era solamente proteger a las servidores públicos que estaban siendo agredidos por pseudomaestros. Eso fue lo que pasó esa noche, ya hay dos averiguaciones previas”.
 
La investigación no la está haciendo la Procuraduría General de Justicia del Estado ni la Secretaría de Seguridad Pública, sino la Procuraduría General de la República (PGR).
 
Así también afirmó que hoy en día ya no se dejan sobornar cuando alguien se pasa un alto y ofrece 20 pesos.
 
“Es porque no estamos coludidos con los zetas ni con alguna asociación delictiva”.
 
En ese sentido, contó una anécdota personal cuando se desempeñaba como subsecretario de Seguridad Pública.
 
"Estaba trabajando en la ciudad de Xalapa, era yo subsecretario y decidí recorrer 20 de los 200 módulos policiacos que existen, mi chofer, su servidor y 7 escoltas. A las 11 de la noche en una avenida principal de Xalapa, nos cerraron el paso tres camionetas, con gente armada y granadas, nos querían someter y mi escolta y yo reaccionamos como se tiene que hacer", dijo y continuó relatando:
 
"Al término de dos minutos, discutiendo y apuntándonos armas con armas, muy cerca de este Honorable Congreso, llegaron 4 camionetas más y se bajaron 12 delincuentes más, equipados, con chalecos y armas largas. No accedimos y en la plática y en la lucha de subirnos o no subirnos o si ahí terminaban nuestras vidas, vi que llegó una camioneta de la Policía Intermunicipal de Xalapa, pedimos el apoyo y nadie llegó”.
 
Siguió narrando:
 
“Llegó solamente una patrulla, vieron que era el jefe de los zetas de la plaza de Xalapa, vieron que era su subsecretario de Seguridad Pública y la patrulla con sirena abierta siguió su camino hacia Banderilla. Mi pregunta siempre ha sido, si un policía deja a su subsecretario en manos de la delincuencia organizada, ¿qué espera un ciudadano?”.
 
Por eso le propuso al titular del Poder Ejecutivo depurar las policías o buscar a un nuevo Secretario de Seguridad Pública.
 
Por eso, en los últimos tres años han sido destituidos 3 mil 500 policías y en estos momentos se sabe quiénes son, dónde están, dónde viven.
 
“La depuración que hemos hecho fue porque algunos tenían problemas físicos, otros eran grandes de edad para seguir siendo policías y el gran número de ellos tenía vínculos con la delincuencia, ni siquiera sospechábamos de ellos”.
  • Ipax
  • Seguimos trabajando
  • Salon de usos multiples
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado