Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

En el Poder Legislativo no existe el término de “rezago”, afirma Eduardo Andrade

Los dictámenes no se concentran porque pese a que se estudian, no hay soluciones viables, explicó

?ngeles Gonz?lez Ceballos Xalapa, Ver. 03/04/2012

alcalorpolitico.com

El presidente de la Mesa Directiva en el Congreso local, Eduardo Andrade Sánchez, justificó que en el Poder Legislativo no existe el término de “rezago” legislativo y es que muchas veces no se concretan los dictámenes, porque pese a que se estudia, no se estima que haya una solución viable.

Cuestionado sobre el abandono de muchos diputados al cargo para irse a buscar otro puesto de elección popular y el trabajo se queda estancado, el priísta negó contundente que por ello sean flojos o lentos.

Explicó que su negativa a admitir el término de “rezago” legislativo es porque en el Poder Legislativo no hay tal concepto, lo que cuesta mucho trabajo hacer que se entienda.

Es decir, el rezago se da cuando hay un tiempo límite para resolver algo, lo que puede darse en el Poder Judicial, aunque aclaró no quiere decir que se dé, sino que si se tiene un año para concluir un proceso, entonces sí podría admitir que hay rezago de casos que no se resolvieron en un plazo previsto.

“La legislación es un trabajo diferente, no hay un plazo, no quiere decir que unas leyes se tengan que aprobar a fuerza, bueno, excepcionalmente hay plazos como el de la reforma constitucional; pero en la mayor parte de los casos hay propuestas de reforma. El hecho de que no se dictaminen no quiere decir que no se estén estudiando, es más, puede llevarse un estudio mucho tiempo porque hay distintas opiniones, no hay consenso”, justificó.

El priísta abundó que mientras algo no esté legislado, tampoco significa una falta a un poder legislativo, porque aquello que no está regulado, que no está prohibido, está permitido, es decir, mientras no haya una regulación sobre un tema, la gente puede hacer lo que desee con su libertad.

En ese sentido, rechazó que a los diputados locales de la presente legislatura se les pueda llamar lentos o flojos; porque aunque hay mucho trabajo, se hace, se está haciendo continuamente y si de ese trabajo no hay un dictamen no quiere decir que no se haya estudiado, “muchas veces no se resuelve, porque pese a que se estudia, no se estima que haya una solución viable”.

La salida de los congresistas también implica que las comisiones permanentes tengan que reintegrarse con los nuevos diputados que habrán de tomar el cargo; pero a este respecto, también sostiene que no pasa gran cosa.

Expuso que el cambio en las comisiones van desde la de Procuración de Justicia, Medio Ambiente, Hacienda Municipal, entre muchas otras; pero rechazó que los cambios afecten el desempeño legislativo.

“No se deshacen completamente (las comisiones) hay miembros que pueden seguir trabajando, de manera que no vería yo mayor problema”, consideró.