Ir a Menú

Ir a Contenido

Prevencion de la extorsion telefonica
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

En Emiliano Zapata, repudian cierre de paso a Las Trancas; quiebran locales

Comercios tienen que despedir a trabajadores; encaran continuas deudas por préstamos

ngel Camarillo Emiliano Zapata, Ver. 18/08/2021

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos



Comerciantes demandaron al Ayuntamiento de Emiliano Zapata reabrir la avenida principal de Las Trancas y la congregación Julio Castro, actualmente cerrada por medidas contra el COVID-19.

En voz de los vendedores, Juan Chávez Cruz refirió que el cierre perjudica a un gremio afectado no sólo por las bajas ventas, sino por la quiebra de locales, despidos de trabajadores y los continuos endeudamientos con la banca de préstamos.

“A nosotros se nos hace una burla que nos cierren aquí Las Trancas, este callejoncito y Plaza Xanat está abierta. Ustedes lo han visto, los antros están abiertos, gente sin cubrebocas”.

Por su parte, Iván Ronzón dijo que estas medidas de cierre afectan a 100 micro y pequeños empresarios de Emiliano Zapata y Xalapa pero que éstas resultan insuficientes para detener los contagios.

“Aquí en Las Trancas es una situación que toda la gente que viene de los pueblos aledaños y transbordan aquí y todos los transportes públicos descargan allá abajo y viene toda la gente aquí. Es más riesgoso que la gente venga caminando”.

Dicha situación es “insostenible” para los comerciantes de la congregación y dijo que las autoridades “les ponen el pie en el cuello”.

“Ya no podemos soportar más, tenemos muchas deudas. No podemos más con esta situación. Pero todas las plazas están abiertas. Nos están liquidando”.

El comerciante añadió que los cierres han conducido a que pierdan entre 60 a 100 por ciento, por lo que se han visto en la situación de cierre de empresas y negocios.

Al hacer uso de la voz, la comerciante Miriam Lizeth Flores Hernández señaló que entre las empresas cerradas destaca la Papelería El Fénix y en su caso, la comerciante cerró una pequeña dulcería.

“En mi caso yo quebré con mi negocio. Una dulcería pequeña que apenas había abierto al inicio de la pandemia, traté de sostener pero la renta era de 8 mil pesos, en seis meses me fui a la quiebra, perdí un terreno, que era mi patrimonio y de mis hijos y sigo con una pequeña tiendita que estoy tratando de sostener. No sobrevivo de ellas”.