Ir a Menú

Ir a Contenido

Alerta de violencia de genero
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

En España, “nadie estaba preparado” para la pandemia, narra joven xalapeño

Omar Bolina, quien labora en Zaragoza, explicó que pasaron del escepticismo al confinamiento

ngel Camarillo Xalapa, Ver. 05/01/2021

alcalorpolitico.com

"Nadie anticipó lo que venía", dice Omar Bolina, xalapeño radicado en España, e integrante del equipo creativo de una cadena de tiendas con sede en Zaragoza.
 
En entrevista con alcalorpolitico.com, el egresado de la Facultad de Ciencias Administrativas y Sociales de la Universidad Veracruzana (FCAS-UV) explica que en menos de una semana el país transitó del escepticismo al confinamiento y a los españoles sólo se les permitió salir a la farmacia, a las tiendas de abarrotes o a los hospitales.
 
“De un día para otro no podíamos salir a la calle, sólo para comprar comida, ir a la farmacia o ir al hospital y nadie estaba preparado”, dijo
 
La incertidumbre del veracruzano Omar y del resto de sus colegas en la empresa inició en marzo pasado, cuando los noticieros advertían de la rápida dispersión de la pandemia por Asia y toda Europa.
 
"Yo me entero de la pandemia en la empresa donde trabajo en Zaragoza, España. Ahí es donde me entero: estábamos hablando con una colega sobre qué opinaba de lo que ya estábamos escuchando del Coronavrus. Porque hasta ese momento, hasta el 12 de marzo, no había todavía ninguna medida, no había formalidad de la situación".
 
En esas fechas, el Ministerio de Salud de España no emitía ninguna información o resolutivo de manera oficial, ni de medidas preventivas a adoptar, en tanto los españoles continuaban al pendiente de las noticias del virus altamente contagioso dispersado desde Wuhan.
 
En la empresa de Omar prevalecía un ánimo de escepticismo, e incluso, los calendarios de apertura de campañas publicitarias continuaron. Muchos de sus colegas pronosticaron incluso en una repercusión mínima del COVID en las actividades económicas del país.
 
Sin embargo, al viernes siguiente, la empresa instruyó detener todo y envió a sus trabajadores al confinamiento.
 
"Para el viernes, dos días después, nos informan que teníamos que detener todas las actividades en las oficinas y suspender labores presenciales hasta nuevo aviso, indeterminado".
 
Al xalapeño le correspondió redactar el comunicado oficial de la empresa, caracterizada por ventas al minoreo y en donde las transacciones principales las acaparaban en tiendas físicas.
 
El inicio de la cuarentena obligó a Omar a renovar hábitos en su vida diaria. Entre estos, contratar el servicio de un módem para su domicilio, dado que la mayor parte de su día transcurría en su oficina.
 
"Vinieron unos tiempos de mucha confusión, tanto en lo laboral como en lo personal. A nosotros en España desde ese día nos confinaron, en un confinamiento ortodoxo; no podía salir, ni para comprar libros, no poder salir resultó durísimo".
 
A principios de junio, España experimentó una "reescalada", esto es, una oleada de rebrotes de COVID y por lo anterior, el Gobierno aplicó la restricción de ingreso de visitantes del extranjero.
 
Además, Omar explica que en su caso, como en el de varios colegas, tanto la empresa como el Estado aportaron para pagar una parte de los sueldos de los trabajadores.
 
Esto, por medio del Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) y éste obliga legalmente al asalariado a no laborar todas las horas contratadas.
 
El xalapeño explica que al día de hoy, las restricciones de confinamiento continuan en el país, aunque no con la intensidad de los meses de marzo, abril y mayo, además, el Gobierno aplica restricciones de aforos en lugares cerrados, en bares y en restaurantes.
 
En septiembre, España vivió una nueva oleada de contagios y las autoridades de nuevo reforzaron las medidas, sin embargo, él continuó activo dentro de la empresa, a cargo de la estrategia digital; así, aunque las tiendas "presenciales" de la firma continúan cerradas, las transacciones digitales continúan por medio de las ventas en línea.
 
Sin embargo, Omar nunca cortó comunicación con su familia en México. Todos los días tenía contacto con ellos y siempre, el xalapeño les dijo cuánto les extrañaba.
 
"Me acuerdo que hubo una situación muy extraña, de pronto la noticia ponía en dimensión la gravedad del asunto. El tema no era oficial. Es cuando yo vi que todos entendieron la dimensión de lo que estaba sucediendo. Nadie anticipó lo que venía".
  • Alerta de violencia de genero
  • Ayuntamiento de Xalapa
  • Salon de usos multiples
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Ipax