Ir a Menú

Ir a Contenido

Veracruz
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

En Veracruz-Boca del Río, cada vez más enfermos de COVID mueren en casa

- Cuerpo de bomberos advierte que los servicios de ambulancias están saturados
- En diciembre atendían 3 casos diarios y a la fecha trasladan entre 12 y 15 personas con síntomas
- Ante alza en casos, Clínica 61 del IMSS dejó de recibir gente enferma desde el sábado

Miguel Valera Veracruz, Ver. 17/01/2021

alcalorpolitico.com

Los servicios de ambulancias que ofrecen la Cruz Roja y Bomberos para el traslado de pacientes COVID-19 se encuentran saturados y agotados y el apoyo de la Secretaría de Salud estatal y federal ha sido nulo, así lo expresa Antonio Ramón Chedraui Bolado, presidente del Patronato de Bomberos conurbados Veracruz-Boca del Río.
 
De 3 casos diarios de pacientes con síntomas de esta enfermedad que se atendían en diciembre, hoy los traslados aumentaron a 12 o 15 personas cada día, lo que muestra un repunte significativo. Además están registrando de uno a dos casos diarios de personas fallecidas en su domicilio y en la Clínica 61 del Instituto Mexicano del Seguro Social ya desde este sábado no está recibiendo gente enferma, expresa.
 
Veracruz, según datos de la Secretaría de Salud estatal tiene 9 mil 727 casos positivos confirmados de COVID-19 hasta este sábado 16 de enero de 2021, mil 199 defunciones y mil 284 casos sospechosos, colocándose en el primer lugar de municipios con más contagios de toda la entidad. Boca del Río, ubicado en el noveno lugar, tiene mil 137 casos confirmados, 144 fallecimientos y 238 sospechosos y Medellín de Bravo, ubicado en el lugar 19, lleva 494 positivos, 60 fallecidos y 90 sospechosos.
 
A pesar de estos datos, añade Antonio Ramón Chedraui Bolado, durante los once meses de la pandemia, la Secretaría de Salud de Veracruz no les ha apoyado.
 
“En nuestro caso, como Bomberos conurbados, en los once meses que llevamos de la pandemia no hemos tenido ningún apoyo por parte de la Secretaría de Salud ni con equipos de protección ni personal ni nada. Todo lo hemos hecho con recursos propios y apoyos de personas y empresarios de la comunidad que nos apoyaron en su momento con lo que fue la elaboración de las cápsulas que se hicieron tanto para uso de nosotros como para regalar a otras dependencias y otros equipos de ambulancia. Nosotros normalmente no tenemos apoyo. Pensamos que por el caso de la pandemia iba a haber algunos recursos en especie, principalmente, en equipos de protección, pero todo se tuvo que adquirir con recursos del Patronato”.
 
Bomberos conurbados, precisa su Presidente atiende básicamente Veracruz, Boca del Río, pero también una parte de Alvarado y Medellín, con 12 ambulancias y 15 paramédicos, de los cuales cuatro se han infectado de COVID-19.
 
“En estos 11 meses que ya llevamos tanto la Cruz Roja como nosotros eventualmente hemos tenido personal infectado y esto de repente hace que tengamos un poco menos de capacidad. En vez de estar operando la zona conurbada con 10 o 12 ambulancias a lo mejor estamos en ocho o nueve. De nuestros 15 paramédicos de Bomberos conurbados hemos tenido a cuatro infectados, un 30 por ciento”.
 
En enero, saturados en atención
 
Chedraui Bolado comenta que desde mediados de diciembre empezaron a aumentar más los casos de gente con COVID-19. “Nosotros tenemos un canal de comunicación donde vemos todo lo que se atiende de ambulancias, por parte del CRUM, que es el Centro Regulador de Urgencias Médicas y ahí están todos los despachos que básicamente salen para la Cruz Roja y nosotros y yo creo que hoy prácticamente estamos atendiendo a más del triple de gente con síntomas de COVID-19”.
 
“A mediados o finales de diciembre traíamos tres casos de COVID diarios y hoy estamos atendiendo de 12 a 15 casos de COVID, que se atienden porque solicitan ambulancias, eso no quiere decir que sean todos los casos, hay más”.
 
“Y también diario estamos viendo el caso de gente que nos pide el apoyo y muchos de esto es gente que ya falleció, de uno a dos casos diarios de fallecidos en su domicilio por causas relacionadas con COVID-19”.
 
— ¿Son personas que no quisieron ir a hospitales?
 
“Es gente que a lo mejor en su momento no tuvo un buen tratamiento médico  en su casa. Recordemos que a mucha gente de entrada les recetan paracetamol o alguna otra cosa para la calentura pero no les dan un tratamiento completo que incluya algún desinflamatorio, antibiótico, etcétera. Entonces no todos los casos son leves. Hay mucha gente que tiene complicaciones y si no tienen medicamentos de manera oportuna pues empieza a tener complicaciones y esas complicaciones pues ya la gente empieza a caer en problemas de oxigenación y en una espiral descendente en donde su salud se va deteriorando por horas. En cuatro o cinco días de enfermedad empiezan a tener complicaciones graves”.
 
Más de medio millón de pesos en traslados
 
El presidente del heroico cuerpo de bomberos añade que sin apoyo de los gobiernos estatal y federal, el financiamiento para la atención a pacientes COVID-19 ha salido prácticamente de las arcas del Patronato.
 
“Si quitamos el tema de las cápsulas, que eso básicamente se autofinanció con lo que la gente aportó, yo creo que en el tema de ambulancias llevamos más de medio millón de pesos invertidos, adicional a lo que es nuestra operación normal, que incluye combustible, equipo, entre otros gastos”.
 
“Esos recursos han salido de la gente que apoya al Patronato. Tenemos empresas y personas que dan donativos e ingresos propios por arrendamiento de inmuebles que tiene la institución”, destacó.
 
— ¿De autoridades federales o municipales?
 
“De la autoridad federal no hemos tenido ningún apoyo y en el caso de los municipios tanto Veracruz como Boca del Río nos apoyan cada mes con donativos, combustible y también con personal”.
 
— ¿Se avizora una situación muy compleja verdad?
 
“Está complicado y creo que apenas estamos empezando el pico. Nos preocupa mucho el que la gente no se está atendiendo a tiempo, desde que empiezan a tener los primeros síntomas, están llegando a complicaciones y muchos de ellos a fallecer”.
 
“En el caso del Seguro Social, lo que es la Clínica 61 ya desde ayer ya no nos están recibiendo gente enferma, están saturados. El Hospital regional sí tiene capacidad y algunos otros públicos también pero ya poco a poco vamos viendo cómo van subiendo los números de camas ocupados”.
 
— ¿Harían un llamado a las autoridades gubernamentales para respaldar la importante labor que realizan? 
 
“Sí. Ahorita estamos solicitando que se le dé prioridad a nuestros paramédicos para el proceso de las vacunas, que se les considere como personal médico, porque son personal de primera línea. Ya entregamos una relación de personal para ver si se les puede dar las facilidades de que sean vacunados en primera instancia”.
 
“Además, en cualquier momento si la Secretaría de Salud nos puede ayudar con más equipo de protección para nuestra gente se lo agradeceríamos”, destacó.
 
— ¿Y el llamado a la población?
 
“La gente tiene que entender que hay una situación de emergencia. Si el autobús que se va a tomar viene lleno pues esperarse al que sigue, para ver si viene menos gente, mantener la distancia, usar el cubrebocas. Todavía veo a mucha gente con el cubrebocas debajo de la nariz o aunque trae cubrebocas, muy cerca uno de otros platicando, mucha gente que todavía como que no entiende la gravedad del asunto y desgraciadamente esto en muchos casos se está pagando con la vida misma y pues qué precio tan alto para una irresponsabilidad, por no tener los cuidados adecuados”, concluyó.
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Ipax
  • Salon de usos multiples
  • Seguimos trabajando