Ir a Menú

Ir a Contenido

Verificacin 2022
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Exhorta Obispo de Tuxpan a recapacitar y reorientar la vida

Pero no hay que esperar hasta el último momento, manifestó Juan Navarro

De la Redaccin Tuxpan, Ver. 26/09/2020

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
“Jesús no alaba a las personas por sus pecados, sino por estar dispuestas a convertirse y aceptar la Buena Noticia”, señala en su tradicional mensaje de cada fin de semana el obispo de la Diócesis de Tuxpan, Juan Navarro Castellanos.

El presbítero se refirió a las prostitutas, a las que Jesús dedicó especial trato, pese a que, junto con los publicanos (antiguos recaudadores de impuestos) eran considerados dos grupos humanos de ínfima categoría en el sistema de valores religiosos y éticos.

“Se trata de personas descalificadas en lo religioso y en lo moral pero Jesús no rechaza a nadie. Quienes creen tener siempre la verdad, piensan que no tienen necesidad de Dios ni de los demás, ni necesitan perdón, ni perdonar; por esta razón se (excluyen)”, señaló.



En el mensaje, difundido entre la comunidad católica, Navarro Castellanos apuntó que “Jesús es amigo de los pecadores, come con ellos. Nunca evita el contacto con personas consideradas impuras. Toca leprosos y los cura. Se acerca a las personas despreciadas y discriminadas. Afirma que los últimos serán los primeros”, añadió.

Remembró que quienes se oponían a Jesús eran miembros importantes del pueblo escogido por Dios y fueron los primeros invitados a recibir el mensaje de salvación que Jesús ofrece pero “tan santos se consideraban, que creyeron que no necesitaban convertirse cuando el Bautista llamaba al arrepentimiento. Se sentían tan sabios que de hecho se opusieron al Mesías, al enviado por Dios”.

“Por eso Jesús les hacer ver a los allí presentes -y nos hace ver a nosotros hoy- que los pecadores, los despreciados, pueden estar más dispuestos a recibir el Reino de Dios, que aquellos que se consideran sabios y buenos”.



“Cuando el pecador se arrepiente del mal que hizo y practica la justicia, si recapacita y se aparta de los delitos cometidos, ciertamente vivirá y no morirá. Siempre es posible cambiar. En conclusión, podemos decir que mientras estemos vivos siempre hay oportunidad de recapacitar y de reorientar la vida. Pero no por esto hay que esperar el último momento, porque no sabemos el día, ni la hora”, subrayó.