Ir a Menú

Ir a Contenido

Semana de la Ciencia
Universidad Anahuac
Su beb? tiene leucemia

Familia Oaxaquea vivi 3 das en la terminal de CAXA

- Los robaron; tuvieron que pedir limosna pero slo reunieron 80 pesos - Ya estn de regreso; el Ayuntamiento de Xalapa cooper con los pasajes

Sandra Garc?a Zavaleta Xalapa, Ver. 05/08/2008

alcalorpolitico.com

El abuso y el engao dejaron en el desamparo a la familia Lpez Rojas y por tres das vivieron en la Central de Autobuses de Xalapa (CAXA). La necesidad y la pobreza los trajo; llegaron con engaos de una mujer que los enganch en el Distrito Federal con la promesa de conseguirles trabajo y vivienda.

Se quedaron sin nada y sin nadie. Tan pronto como pisaron la terminal de autobuses, la mujer que Sal y Elvia conocieron como Margarita Nava se fue sin decir adis y con el dinero que les pidi prestado con la promesa de devolverlo apenas llegaran a la capital del estado.

No se imaginaron que al llegar a Xalapa seran abandonados y despojados de los 800 pesos que traan en su bolsa. A partir del sbado comenz su desesperacin por conseguir dinero y regresar a Tlacolula, en Oaxaca, su pueblo natal.

De ah salieron al Instituto Nacional de Pediatra, en el Distrito Federal, para la revisin mdica del pequeo Jess y ah fueron engaados. Como siempre viajan con maletas porque su hijo tiene leucemia y a veces tienen que quedarse ms de un da, una mujer se acerc para ofrecerles su falso apoyo.

Ah conocimos a esta seora, pero nos trajo con engaos porque ya llegando a la central de Xalapa se fue, nos dej, ya no regres por nosotros, desgraciadamente nada ms nos quit lo que traanos, nos quit lo poquito que traamos, nosotros pagamos su pasaje de ella de Mxico hasta aqu, y cuando el carro entr a la terminal nos pidi lo ltimo que traamos, 800 pesos y nos dej sin un peso en la bolsa, relat con desesperacin don Sal.

Recostado en el suelo y afuera de la terminal de autobuses porque no est permitido el acceso a los medios de comunicacin en sus instalaciones, don Sal intent reposar un rato para descansar de la prtesis que tiene en la pierna derecha y entonces sus ojos se llenaron de lgrimas que intent contener, y una pregunta bast para que se soltar en el llanto.

Por qu quiere llorar?

Porque abusan de la pobreza, abusan mucho de la pobreza de nosotros por eso, por eso nos engaaron porque yo me vine por necesidad, uno quiere ver a la familia bien, pero desgraciadamente as es como pasan las cosas.

Por la desobediencia de un empleado de la central de autobuses, lograron que sus dos hijos durmieran dentro de las instalaciones de la terminal, y no pasaran fro. Con la caridad de algunos que se conmovieron compraron agua, pan, a veces un taco, para sobrevivir durante tres das, pero la mayora pas indiferente junto a ellos.

A partir del sbado sus esperanzas se vinieron abajo y hasta hoy al medioda slo haban reunido 80 pesos de limosna, pero necesitaban 700 pesos para comprar sus boletos de regreso. La desolacin de la familia Lpez Rojas creci da a da, sin dinero y sin nadie para pedir auxilio se sintieron completamente abandonados.

All, en el pueblo, aunque sea frijoles tenemos, pero aqu, desgraciadamente no hemos tenido qu comer, yo soy la que tiene que andar de puesto en puesto con las recetas de mi nio, gracias a Dios, s me han regalado un pan, un agua, ayer no cominos nada en todo el da, expres doa Elvia, pero reprimi sus lagrimas y slo abraz a la pequea Lupita.

A pesar de su leucemia, el pequeo Jess fue el nico de la familia que no cay en el desnimo, y aprovech los pasillos de la central de autobuses para correr y jugar entre la gente que pasaba.

Por fortuna, ya estn de regreso a Oaxaca porque el Ayuntamiento de Xalapa cooper con los pasajes ya que la directora de Comunicacin Social, Sheyla Fuertes, al conocer la informacin, intervino para que el alcalde David Velasco conociera del caso y les aportaron lo necesario para regresar a su hogar.