Ir a Menú

Ir a Contenido

El Canje Seguro Conviene
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Fiscalía ha desdeñado pruebas y testimonios de la inocencia de July Raquel “N”

- Datos probarían que el día del crimen de la Rectora de la Valladolid, trabajaba a kilómetros de distancia

- El auto utilizado lo rentan para servicio UBER pero en aquel mes, ella no lo rentó, testimonió la empresa

De la Redaccin Xalapa, Ver. 11/02/2022

alcalorpolitico.com

El delito por el que los policías ministeriales de Veracruz violaron y torturaron a July Raquel “N” para obtener su confesión fue el homicidio de la rectora de la Universidad Valladolid, María Guadalupe Martínez Aguilar, ocurrido en el municipio de Emiliano Zapata, el 29 de junio de 2020.

La Rectora fue ejecutada de un disparo en la cabeza y los cuatro involucrados en el homicidio huyeron a bordo de un vehículo Honda City color blanco, modelo 2018, con placas de la Ciudad de México. Vehículo que July Raquel conducía el día en que fue detenida.

Sin embargo, July Raquel Flores ha denunciado que cuenta con pruebas de que, el día de los hechos, se encontraba a 400 kilómetros de distancia y ha enumerado las siguientes:



- July Raquel Flores y su padre se dedican a la jardinería. El 29 de junio de 2020, se encontraban plantando pasto en un kínder de la Ciudad de México, a casi 400 kilómetros del lugar de los hechos. La presencia de July Raquel en el kínder durante aquel día ha sido corroborada por la dueña del centro escolar, quien además exhibió las conversaciones sostenidas con ella ese día, en las que se observa cómo coordinaron el servicio así como la transferencia del pago realizado por el servicio de jardinería.

- Que July Raquel se encontraba realizando trabajos de jardinería mientras la Rectora de la Universidad Valladolid era privada de la vida también lo confirmó Armando Bautista Gómez, diputado local en el Estado de México por el Partido del Trabajo (PT), quien también se encontraba presente en el kínder de la Ciudad de México el 29 de junio de 2020.

De acuerdo con sus familiares, lo único que vincula a July Raquel "N" con el crimen de la Rectora es el vehículo Honda City blanco. Sin embargo, pueden acreditar que ese coche no es de su propiedad sino de un tercero que lo renta a diversas personas que busquen desempeñarse como conductores de UBER. De acuerdo con un oficio entregado por UBER, July Raquel no utilizó ese vehículo en junio, mes en que ocurrieron los hechos sino hasta a partir del 6 de julio del 2020.



Para vincularla con el crimen, la Fiscalía General del Estado (FG) presentó un supuesto contrato de compra-venta del vehículo, fechado en diciembre del 2019. Sin embargo, en el contrato aparecería una firma distinta a la de su credencial de elector.

A pesar de que han exigido que se realice una prueba para desmentir que la firma que aparece en el supuesto contrato es la de ella, ésta no ha sido realizada y el proceso continúa en contra de July Raquel.