Ir a Menú

Ir a Contenido

Veracruz
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

Investigación arrojó que autoridades no son valoradas, ni se les tiene confianza

- Sólo hay tres instituciones que tienen un nivel de confianza mayor a nivel nacional: el Ejército (62%), las iglesias (55%) y los docentes (56%)
- Confianza en el Gobierno Federal en 2010 llegaba casi al 60% mientras que en el 2013 cayó al 36%

Javier Salas Hern?ndez Xalapa, Ver., 20/10/2014

alcalorpolitico.com

Resultados poco alentadores y graves arrojó el “Informe País Sobre la Calidad de la Ciudadanía en México”, pues la población ya no reconoce ni valora a las autoridades, lo que refleja el hartazgo ciudadano.
 
La investigación generada con base a un convenio entre el INE, ITAM y CIESAS Golfo, y que este lunes se presentaron los resultados, destaca que sólo hay tres instituciones que tienen un nivel de confianza mayor a nivel nacional: el Ejército (62%), las iglesias (55%) y los maestros (56%).
 
La confianza en el Gobierno Federal en 2010 llegaba casi a (60%), cayendo más de veinte puntos en 2013 al colocarse en el 36 de confianza ciudadana.
 
Mientras que un total de 36% de los encuestados no confiaban en la Policía en 2010, mientras que en 2013 ese porcentaje cayó 14 puntos.
 
Las instancias de menor confianza son los sindicatos (21%); los partidos políticos (19%) y los diputados (18%).
 
En el caso de los veracruzanos, éstos también suelen estar entre los habitantes de los tres estados que reportan menor confianza en todas las instituciones políticas; excepto en el Ejército.
 
Los oaxaqueños presentan un patrón similar, al estar entre los tres estados con menos confianza en las instituciones políticas, a excepción de la confianza en la Policía. Veracruz y Oaxaca son los dos casos con menor nivel en el índice de desarrollo humano.
 
Esos resultados, dijo Ernesto Inzunza, investigador del CIESAS Golfo, es el reflejo de que los ciudadanos llegaron al hartazgo por la falta de acción gubernamental.
 
Tan solo, la mitad de la población reporta que se ha visto en actos de discriminación por clase social; la mayoría de los actos delictivos no se reportan y los que se reportan, un pequeño porcentaje es investigado y de los que son investigados, son mínimos los que se resuelven.
 
La inseguridad se ha convertido en una de las más importantes preocupaciones para la población.
 
La mayoría de los encuestados considera que la ley se respeta poco o nada. Esto resulta preocupante, ya que el cumplimiento de la ley es el indicador más claro de contar con un estado de derecho eficaz. Además, el respeto a la ley también está ligado a la percepción que los ciudadanos tienen del sistema de justicia.
“¿De qué manera los ciudadanos pueden defender sus derechos frente a un estado incapaz y ante un conjunto de redes civiles que es el crimen organizado?, la única forma en la que lo puede hacer es movilizándose”.
 
El hartazgo ciudadano –agregó— no es por aburrimiento y no se sabe qué hacer, sino que la población ya está harta de que el Estado sea incapaz de detener los problemas que flagelan, como por ejemplo, el crimen organizado.
 
Ahora el reto es lograr que las manifestaciones ciudadanas no se queden en las calles, sino que haya acuerdos para que el cambio en las instituciones, se logre, pues de lo contrario, la ciudadanía se desgastará con tantas demandas sin resolver ni atender.
 
“El estado mexicano tiene que ser reformado profundamente. La reforma política no tiene que ver con partidos políticos, tiene que ver con instituciones, y si no se logra un cambio en el País podría haber un colapso del estado”.
  • Salon de usos multiples
  • Seguimos trabajando
  • Ipax
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado