Ir a Menú

Ir a Contenido

Prevencion de la extorsion telefonica
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Jacobo sobrevivió, ya está bien; niño que comió pan envenenado regresó a casa

El caso del pequeño de 7 años y su hermana que falleció causó consternación a nivel nacional

Elizabeth Avia / Abigail Montoya Coatzacoalcos, Ver. 02/07/2021

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Jacobo, el niño de 7 años del sur de Veracruz que comió pan envenenado, ya fue dado de alta del Hospital Infantil de Veracruz y va en camino a su casa en Soteapan.

Su madre, Hermila Gutiérrez, confirmó que este viernes, a una semana de haber sido trasladado al puerto de Veracruz, el menor ya está bien y a salvo tras la intoxicación que le costó la vida a su hermana pequeña.

"Ya vamos de regreso, está bien", dijo.



El menor y su hermana de 5 años ingirieron pan con veneno y fueron llevados al hospital pero la niña no logró sobrevivir; Jacobo estuvo intubado pero evolucionó favorablemente.

Este viernes fue dado de alta el niño Jacob, después de una semana de permanecer internado por comer un pan envenenado.

Al filo de las 10:30 horas, el pequeño arribó al aeropuerto de Minatitlán junto a su mamá, donde era esperado por una ambulancia para ser trasladado su domicilio.



Jacob permaneció hospitalizado una semana, primero en el Hospital Regional de Coatzacoalcos y posteriormente en el de Alta Especialidad del Puerto de Veracruz, a donde fue trasladado el pasado viernes 25 de junio.

Fue el pasado jueves 24 de junio, cuando el niño de 7 años se encontraba jugando en el patio de su casa, en la comunidad de San Antonio, junto a su hermanita Adriana, de 5 años.

Aquella mañana, los niños encontraron una pieza de pan envenenada con plaguicida que fue arrojada en el suelo por una persona y sin pensarlo la mordieron, resultando intoxicados; la menor de cinco años murió minutos después.



Jacob permaneció intubado por más de 24 horas, sin embargo, en el Puerto de Veracruz mostró un gran avance y logró recuperarse, por lo que este viernes regresó caminando a su hogar.

El secretario de Salud, Roberto Ramos Alor, quien se hizo responsable del traslado del menor hasta su domicilio particular, reconoció la labor de los médicos especialistas que atendieron al niño y que ayudaron a su recuperación.

“En el vuelo estuvo muy tranquilo y lo veníamos vigilando, de manera que él ya va muy contento a su comunidad, vamos a entregar un niño sano”, indicó el funcionario estatal.



El traslado estuvo a cargo de la dependencia estatal, en la misma ambulancia aérea que lo llevo al puerto de Veracruz.