Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

La 4T sigue sin proteger y rescatar histórica ruta de ferrocarril en Veracruz

- Proyecto para rescatar la Barranca del Metlac, en Ixtaczoquitlán-Fortín, lleva parado 2 años

- Desde julio de 2022, AMLO pudo haber declarado “zona de monumentos históricos”

- Puente del Metlac, estaciones de tren y haciendas permanecen desprotegidas

ngel Camarillo Xalapa, Ver. 12/01/2023

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
El Gobierno de la República obstruye desde julio de 2022 la publicación del decreto para declarar “zona de monumentos históricos” el trazo del Ferrocarril Mexicano, tramo Ixtaczoquitlán-Fortín, en la zona de la Barranca de Metlac, en la región centro de Veracruz.

Y es que la Comisión Nacional de Mejorar Regulatoria (CONAMER), por medio del Sistema de Manifestación de Impacto Regulatorio (SIMIR), publicó desde el 18 de julio de 2022 el expediente 233/0012/180722, titulado “Declaratoria de Zona de Monumentos Históricos del Trazo del Ferrocarril Mexicano en su tramo Sumidero-Fortín de las Flores, municipios de Ixtaczoquitlán y Fortín, Veracruz”.

Dicho documento contiene un “borrador” del decreto a publicar por el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, e incluye la lista de “construcciones con un invaluable valor histórico” para Fortín e Ixtaczoquitlán, en la ruta del Ferrocarril Mexicano Veracruz-México.



“Existen dentro de la localidad y en su entorno inmediato numerosas construcciones cuyo valor histórico y calidad estética están amenazadas por el deterioro, falta de mantenimiento, abandono o indiferencia de sus pobladores”, dice el documento.

Aunque sólo falta la fecha de decreto y la firma del Presidente para su emisión, dicho dictamen continúa alojado en la CONAMER y pendiente de publicarse en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

¿Qué contiene la declaratoria?



La declaratoria en cuestión, elaborada por la analista Georgina Shail Gómez-Río con la autorización de la Jefa de la Unidad de Asuntos Jurídicos, Eréndira Cruzvillegas Fuentes, proyecta proteger una superficie total de 3 mil 553 kilómetros cuadrados.

En dicho perímetro, la Declaratoria prevé los siguientes monumentos construidos de los siglos XVI al XIX:

Rancho del Fortín, la Hacienda de Las Ánimas y la Capital de la Hacienda de Las Ánimas en Fortín, la Estación del Ferrocarril de Sumidero en Ixtaczoquitlán y la Casa del Guardapuente.



Además, el Puente del Metlac, la Estación del Ferrocarril de Fortín de las Flores, el Tanque de Agua y los túneles 3, 4, 5, 6, 7, 8 y 9 del tramo ferroviario Sumidero (Ixtaczoquitlán) a Fortín de las Flores y por último, el Puente de San Miguel y el Rancho de Villegas, en la carretera libre Tehuacán-Córdoba.

Con la protección, cualquier obra en la zona del trazo del Ferrocarril Mexicano se sujetaría a la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, y esto incluiría además la instalación de todo anuncio, aviso, carteles, cocheras, sitios de vehículos, expendios de gasolina o lubricante, y los postes y conductores de líneas de electricidad o telecomunicaciones.

Un trazo histórico



La declaratoria destaca la “gran relevancia política y económica” del trazo del Ferrocarril Mexicano Veracruz-México, incluso, desde antes de la Colonia al ser tránsito de comerciantes, recaudadores de tributos, soldados, gobernantes y sacerdotes.

Sin embargo, la historia de la línea ferroviaria se remonta a 1873, con el viaje inaugural del entonces presidente de la República, Sebastián Lerdo de Tejada, de Buenavista a Veracruz.

Esta línea permitió la unión y comunicación de ciudades, poblados o regiones, logrando la integración social y espacial del territorio nacional, que fue un factor indispensable para el desarrollo industrial y económico del país, indica la Declaratoria.



“En el tramo de la vía ferroviaria entre las estaciones Sumidero, en Ixtaczoquitlán, y Fortín de las Flores, en Fortín, se encuentra el antiguo Puente de Metlac, obra civil que desde el punto de vista de la ingeniería, fue una de las más importantes del siglo XIX, ya que se trataba de una construcción muy audaz, creada para atravesar la barranca del río Metlac, la cual fue el obstáculo natural más complejo a vencer en todo el trayecto”.

El documento añade que la sola construcción del Puente de Metlac, significó la imposición del progreso ante la naturaleza; además, por la belleza de su entorno sirvió como modelo para su representación en distintos medios, como pinturas de caballete, fotografías, cromolitografías, litografías y grabados, entre estas obras destaca la pintura de José María Velasco, de 1881, titulada “Puente de Metlac” siendo un importante referente artístico de la época.

Así, el proyecto del Ferrocarril Mexicano tuvo una gran importancia a nivel nacional, como muestra de ello, a pesar de haber sido creado en medio del ambiente de inestabilidad política del siglo XIX, todos los gobiernos en turno lo consideraban como una de las claves para el futuro de México.



“La construcción de la ruta del Ferrocarril Mexicano en cuanto a inversión de capital, maquinaria y tecnología tuvo participación británica, belga y estadounidense, sin embargo, el subsidio directo e indirecto del proyecto provino principalmente del Gobierno mexicano e inversionistas nacionales, destacando la participación de Antonio Escandón como accionista y acreedor principal; además, para su estudio, trazo y construcción se tuvo, por mayoría absoluta, empleados nacionales, aunque muchos de los principales puestos directivos fueron ocupados por extranjeros”.

El proyecto sin terminar

Cabe destacar que desde diciembre de 2020 existe un proyecto para rescatar la Barranca del Metlac data, presentado por la directora del Instituto Veracruzano de la Cultura (IVEC), Silvia Alejandre Prado, junto con la directora del Centro Nacional para la Preservación del Patrimonio Cultural y Ferrocarrileros, Teresa Márquez Martínez.



En aquellas fechas, la titular del IVEC dio a conocer que los ayuntamientos de Ixtaczoquitlán y Fortín firmaron las anuencias para que el INAH y la Dirección Nacional de Monumentos Históricos inicien las gestiones para proteger el trazo del Ferrocarril Mexicano.

Dicho proyecto colaboraría en forma directa con el ordenamiento ecológico de las cuencas del Río Blanco y Jamapa a lo largo de 31 mil 790 hectáreas en 14 municipios: Fortín, Ixtaczoquitlán, Chocamán, Atzalan, Rafael Delgado, Tlilapan, Magdalena, Tequila, Zongolica, Omealca, Teznoapa, Amatlán de los Reyes, Yanga y Cuichapa.

Cabe referir que la propia declaratoria no contempla la ejecución de recursos adicionales para la protección de la zona de monumentos históricos, salvo los ya existentes.



“La actualización y creación de las fichas del Catálogo Nacional de Monumentos Históricos Inmuebles de ambas localidades es uno de los logros inmediatos, lo cual no implicará la aplicación de mayores recursos y medios que los que ya existen para dicho fin”.

El borrador de la declaratoria apuesta incluso por una mejora en la atención a la población en ambos municipios e incluso, en un incremento del turismo para visitar los monumentos históricos de la zona protegida.

“Se estima que contar con la declaratoria se verá reflejado en un mayor número de políticas de atención al espacio construido y su población, encauzando la asignación de recursos y estrategias en los programas sectoriales con que ya cuentan los municipios y el estado” finaliza el proyecto.