Ir a Menú

Ir a Contenido

Veracruz
Universidad Anahuac

Seccin: V?a Correo Electr?nico

La ciencia desde el Macuiltépetl

LAS MATEMÁTICAS EN 2025

16/09/2011

alcalorpolitico.com

Manuel Martínez Morales

En el transcurso de la primera década de este siglo se ha dado un impresionante avance de las matemáticas tanto en el dominio de la matemática “pura”, como en el de la matemática “aplicada”. También puede advertirse un acortamiento en la escala de tiempo en que los descubrimientos matemáticos tienen impacto en las otras ciencias, en la tecnología y en la sociedad. Por ejemplo, los algoritmos derivados de las investigaciones en teoría de números y combinatoria (ramas de la matemática abstracta) ya se han traducido en aplicaciones al comercio electrónico, en los procedimientos de búsqueda por internet y en la “ciberseguridad”.

Se está viviendo una verdadera época de oro para las ciencias matemáticas y las expectativas futuras son prometedoras, sobre todo porque las matemáticas constituyen la columna vertebral de la tecnología; es decir, el desarrollo tecnológico depende en buena medida del avance de las matemáticas. Por eso se dedican recursos para el fortalecimiento de la enseñanza y la investigación en todas las ramas de las ciencias matemáticas –desde la estadística hasta la topología algebraica, pasando por la matemática industrial- y con la participación de la comunidad matemática se hacen planes para el desarrollo de la matemática en el mediano y el largo plazo.

El Departamento de Ciencias Matemáticas, de la Fundación Nacional de Ciencias, está elaborando el estudio “Las ciencias matemáticas en 2025” con el propósito de contar con una evaluación del estado presente de la matemática y tratar de descubrir las tendencias de su desarrollo en las próximas décadas. A partir de esta indagación deberán surgir recomendaciones para elaborar estrategias para su desarrollo buscando mejorar su impacto en las otras ciencias y en la tecnología.

Como podrá advertir, estimado lector, esto no se refiere a la situación de las matemáticas en nuestro sufrido país donde, por más saliva y sueldos que gastan políticos y burócratas, la matemática sigue siendo un asunto esotérico, más allá de la comprensión del ciudadano común y mucho más allá de su incorporación a la tecnología o los procesos económicos.

¿Cómo podemos hablar de teoría de números, combinatoria o teoría de las probabilidades, cuando –según la prueba ENLACE- la mayoría de estudiantes de preparatoria ni siquiera conocen el algoritmo para sacar la raíz cuadrada de un número?

Circunstancia que encuentro triste y que se enlaza con la situación generalizada de miseria, caos y violencia en que se debate nuestra nación. Porque el conocimiento es un bien al que todo mexicano debe tener derecho, para lo cual es necesario contar con una buena educación, en particular con una buena educación matemática.

Pero, tal vez sea como pedir aguacates al guayabo mientras el sistema de educación básica esté en manos de políticos ambiciosos –como Elba Esther, Lujambio y sus clones- a quienes lo que menos interesa es la educación, y quienes a su vez son solapados y promovidos por la clase en el poder la cual está verdaderamente interesada en que niños y jóvenes reciban educación, sí, pero de la peor calidad. Para qué enseñar matemáticas a esos niños y jóvenes, si a fin de cuentas lo que la clase política quiere son súbditos obedientes y serviles.

¿Álgebra moderna, teoría de conjuntos, geometría… para qué? No desarrollamos tecnología propia pues nos llega empaquetada, y a muy buen precio, de Microsoft, Hewlett Packard, Ford, Nokia… ¿Para qué invertir en instrumentación meteorológica, si el Centro de Huracanes de Miami nos proporciona la información climática y nos dice qué hacer? ¿Para que formar farmacólogos o toxicólogos de alto nivel, si las compañías farmacéuticas nos venden lo que necesitamos, así sea a precio de oro? ¿Matemáticos… para qué?

Mejor éntrale al “show” de Iniciativa México, quien quite y saques una feria para tu proyecto y además saldrás en la tele.

Entremos al territorio de lo utópico, e imaginemos que nuestros estudiantes de primaria no sólo terminarán ésta sabiendo extraer la raíz cuadrada de un número sino además con conocimientos sólidos de álgebra moderna, teoría de conjuntos y lógica elemental. El egresado de preparatoria dominaría entonces el cálculo diferencial e integral, la teoría de la probabilidad y la estadística, así como el álgebra lineal, dejando las ramas más especializadas de la matemática para su aprendizaje en la universidad, de acuerdo a la carrera de su elección.

Pero los matemáticos, lejos de discutir y elaborar planes para que esta utopía se vuelva una realidad en el año 2025, nos ocupamos –obedientes a la burocracia educativa- en juntar puntos para la “productividad” y llenar los formularios respectivos. Precisamente, lo que se quiere de nosotros.

Reflexionar para comprender lo que se ve y lo que no se ve.
  • Salon de usos multiples
  • Seguimos trabajando
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Ipax