Ir a Menú

Ir a Contenido

La iglesia catlica abandon a Jess: Ernesto Cardenal

Al institucionalizarse el sacerdocio se ha ocupado de dirigir al pobre para dominarlo y no para vivir mejor Justificada la va armada del EZLN, dice el poeta nicaragense

Ram?n Moreno Alvarado Xalapa, Ver. 26/08/2006

alcalorpolitico.com

El poeta, diplomtico y sacerdote nicaragense Ernesto Cardenal, consider que la iglesia catlica abandon la misin de Jesucristo para convertirse en un poder, pues debi acercarse a la gente para que viva mejor, para ayudarla y no para dominarla.

En conferencia de prensa en el marco de XIII emisin de la Feria Internacional del Libro Universitario, el octagenario escritor, lcido defensor de la corriente de Teologa de la Liberacin, argument que la filosofa Jess se ha deformado por el clero, porque al institucionalizarse el sacerdocio, tres siglos despus, se traicion el principio fundamental de amor al prjimo.
Con un fluido discurso el jesuita coment que el Papa y los obispos se convirtieron en dirigentes espirituales de los pobres para dominarlos y no para ayudarlos, por eso se alej de su misin y de una de las ideas centrales de Jess que sostiene que de los pobres es el reino de los cielos.

Quien fuera integrante del Frente Sandinista de Liberacin Nacional y Ministro de Cultura con Daniel Ortega, record una ancdota de la gira del Papa Juan Pablo II por Centroamrica en 1979, en donde haba condicionado su visita a Nicaragua a que renunciara al Ministerio de Cultura por ser sacerdote catlico, situacin a la que no accedi el Primer Ministro, pero que durante el recibimiento que le hicieran en el aeropuerto, el Jefe de Estado del Vaticano le dijo: tienes que regularizar tu situacin.

Ataviado con su infaltable boina negra que contrasta con su barba blanca, el autor de ms de 20 libros de poemas, traducidos al alemn, italiano y portugus, as como de muchas traducciones, agreg que esta situacin no se obedeci porque los sacerdotes histricamente han estado y estn metidos en la poltica, pero lo que incomod al Papa fue que nunca un sacerdote haba estado en una revolucin, porque adems de l haba otros dos clrigos catlicos que colaboraban en el gobierno sandinista.

Reconocido por universidades de Colombia, Chile, Italia, Alemania y Francia, en donde le han entregado varios doctorados honoris Causa, record tambin que contrario a lo que opinara Daniel Ortega, uno de los comandantes ms importantes de la revolucin nicaragense, que conden los mtodos pero no las razones del Ejrcito Zapatista de Liberacin Nacional, l fue uno de los que lo defendieron.

Arguy que las razones que lo sostienen fue que los 500 aos de olvido del movimiento lo justificaban, pues las revoluciones armadas se dan cuando hay un abandono a las causas sociales.