Ir a Menú

Ir a Contenido

Prevencion de la extorsion telefonica
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

“Le debo mucho a San Rafaelito”: Xalapeños festejan a su Santo

Al visitar su tumba en la Catedral, creyentes le agradecen milagros

Apolinar Velazco Xalapa, Ver. 24/10/2021

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos


“Soy católica, creo en su santidad, y me hizo un milagro de unir a mi familia”, afirmó Mariam Bustamante, devota de San Rafael Guízar y Valencia, quien este domingo acudió a la Catedral Metropolitana de Xalapa, a visitar su tumba y darle gracias por ello.

Aunque evitó abundar en el tema al ser cosas personales, sostuvo que el Señor le ha permitido estar unida con su hijos y por eso reiteró que cree mucho en el Santo, a quien se le celebra el 24 de octubre.

“Siempre vengo a la Catedral y paso siempre ahí donde descansa. Lo vengo a visitar desde que se canonizó. Es un intercesor ante Dios, y que sí en vida dio frutos de Santidad”, expresó.



Así como ella, cientos de feligreses acudieron al templo católico a agradecer por los milagros concedidos y para pedirle por sus vidas y su salud, y las de sus seres queridos.

“Hoy es el cumpleaños de mi mamá, y le debo mucho a San Rafaelito, cuando mi hermana se iba a aliviar, yo se lo encomendé que saliera bien y salió bien, gracias a Dios, y por eso vengo a visitarlo. Año con año siempre lo visito”, dijo Rita Rodríguez Sánchez, otra de las asistentes a la Catedral.

Añadió que ya “tiene bastantito” que acude el día de su celebración, y si no puede hacerlo físicamente, lo hace en oración al buscar su imagen para agradecerle y recordarlo.



“A él lo tomé como abogado de su hija y ésa es la fe que le tengo, que lo que le he pedido, gracias a Dios ha salido bien todo. Hoy voy a dedicar mi visita a mi mamá, Dios le ha concedido otro año más, ella vive en Orizaba y hoy vengo en su nombre”, precisó Rodríguez Sánchez.

Como ella, Juana Eusebio Flores se hizo presente en la tumba de San Rafael Guízar y Valencia para pedirle su ayuda, ya que dijo no tiene apoyo de las autoridades.

“Por eso vengo, pero por lo regular vengo cada ocho días sí vengo a Misa. Yo no estoy metida de lleno en Misa, pero sí cada ocho días”, mencionó mientras aguardaba la fila para entrar a la cripta donde se encuentran sus restos.



Cabe recordar que él fue beatificado en 1995 por el papa Juan Pablo II, atribuyéndosele el milagro de la curación de labio leporino y paladar hendido de un niño que estaba aún en el vientre de su madre, a los siete meses de embarazo.

Posteriormente, el 15 de octubre de 2006 en la Ciudad del Vaticano fue canonizado por el papa Benedicto XVI, quien lo declaró como nuevo santo al quinto obispo del estado de Veracruz, y se convirtió en el santo número 30 de México.

El milagro que lo elevó a esta categoría ocurrió en el año 2002, después de que a la señora Valentina Santiago se le detectó, a través de un ultrasonido obstétrico, una malformación en su embarazo. Ella pidió su intervención y dos meses después, el niño Rafael de Jesús Barroso nació sano y sin ninguna complicación.