Ir a Menú

Ir a Contenido

Veracruz
Universidad Anahuac
Determinaron expertos de la UV

Los hundimientos en Tlapacoyan por desagües; no por falla geológica

Ordena Fidel la reubicación de 10 familias afectada

Tlapacoyan, Ver. 16/10/2007

alcalorpolitico.com

Luego de supervisar personalmente los daños que han sufrido las viviendas y tramos de las calles Cuauhtémoc y Aquiles Serdán de esta ciudad a causa de hundimientos de tierra provocados por los desagües pluvial y sanitario y las fuertes lluvias de la temporada, el gobernador Fidel Herrera Beltrán anunció a los vecinos afectados que su régimen los apoyará en todo lo necesario para garantizar su integridad física y el rescate de sus bienes.

Desde temprana hora de este martes, el Ejecutivo estatal llegó a esta ciudad para reunirse con autoridades estatales, municipales y los vecinos afectados a fin de conocer de viva voz sus preocupaciones sobre los hundimientos provocados desde hace semanas en una barranca cercana a las calles Cuauhtémoc y Aquiles Serdán.

Escuchó la opinión autorizada de Carlos Alonso Zúñiga, subdirector de infraestructura de la Comisión de Agua del estado de Veracruz (CAEV) e Ignacio Mora González, director del Centro de Ciencias de la Tierra de la Universidad Veracruzana. Ambos coincidieron en señalar que de acuerdo a los estudios realizados hasta el momento no hay una falla geológica que provoque estos hundimientos, como se señalaba.

El gobernador Fidel Herrera Beltrán, tras conocer los dictámenes de ambos expertos, comentó que “estamos en presencia de una socavación que se generó o se agrandó por una lluvia extraordinaria, superior a los 100 milímetros, que cayó el 11 de octubre”.

Agregó que la Secretaría de Gobernación ya emitió la declaración de emergencia para Tlapacoyan al comprobarse plenamente el daño provocado por las precipitaciones.

También dijo que hacia el sitio donde se produce la socavación coinciden dos salientes del sistema de drenajes y un saliente del sistema pluvial, lo que provocó el colapso del pavimento hidráulico de las calles Cuauhtémoc y Serdán. Tan sólo la caída del drenaje pluvial es de 100 metros de alto.

Sin embargo y para tranquilidad de la población, precisó el Mandatario veracruzano “vamos a concluir los estudios geológicos, sismológicos e hidráulicos sanitarios para determinar, con base en un dictamen científico y técnico, el grado de riesgo, toda vez que ahora disponemos como referente del Atlas de Riesgo de Veracruz”.

Y para reforzar la seguridad de los habitantes del rumbo anunció que “hemos tomado la determinación de desalojar a diez familias, de reubicarlas a ocho de ellas, y de hacerle la construcción con familiares a otras dos, apoyar con los recursos necesarios para mitigar las necesidades de la población, y realizar el sistema integral de drenaje de Tlapacoyan”.

Los trabajos de reubicación serán coordinados por Manuel Barclay Galindo, director general del Instituto Veracruzano de Desarrollo Urbano Regional y de Vivienda.

En su visita el Gobernador destacó que las medidas de protección civil y los acordonamientos realizados con elementos de Seguridad Pública para salvaguardar a la población de las calles antes señaladas fueron oportunas, aunado ello a la inspección por parte de investigadores del Centro de Ciencias de la Tierra de la Universidad Veracruzana. Explicó que por la condición orográfica de esta antiquísima población totonaca que está asentada sobre cerros hay otros varios sitios que tienen las características de este punto.

Pero reiteró que “tenemos ya la noticia de que no se trata de ningún asentamiento de la tierra, no se trata de ninguna condición geológica, sino que es el reblandecimiento de drenajes que se asentaron por el paso de camiones de carga y que durante años estuvieron filtrando e infiltrando los alrededores y produjeron este evento dramático”.

Enfatizó que el hecho real es que “vamos a hacer las obras necesarias, las hidráulicas, las de drenaje, y vamos a darle la total certeza a Tlapacoyan, a partir de que nos enteren las instituciones que realizan los estudios de su dictamen técnico, de que vivirá tranquila y bien”.

De acuerdo con datos que le fueron mostrados al gobernador Fidel Herrera Beltrán, el hundimiento de las calles Cuauhtémoc y Aquiles Serdán ha afectado hasta el momento una superficie de 146.81 metros cuadrados; la altura vertical del hundimiento alcanza los 31 metros y la longitud del desplazamiento vertical es de 63 metros, en tanto que el volumen del material desplazado alcanza los 857.83 metros cúbicos.

Para contrarrestar este problema se realizarán obras de desvío para aguas pluviales y sanitarias, y a la brevedad se procederá al inicio de construcciones de protección con gaviones, una especie de barrera de piedra acondicionada especialmente para contener los efectos del socavamiento.
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Salon de usos multiples
  • Ipax
  • Seguimos trabajando