Ir a Menú

Ir a Contenido

Conduce responsablemente
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

Mario Aburto se declara inocente y Salinas llama a Diego. ¿Diego ya hizo contacto con Salinas?

Jorge Salazar Garca 08/03/2021

alcalorpolitico.com

El relanzamiento público del panista Diego Fernández de Ceballos (DFC) difundido el 1° de marzo en YouTube por “Los Periodistas”[1] ha catapultado también a su aliado Carlos Salinas de Gortari (CSG), principal sospechoso del asesinato de Luis Donaldo Colosio (LDC). Esa abrupta aparición adquiere notoriedad por estar ligada a las próximas elecciones y al 27 aniversario de aquel crimen que cambió la Historia de México.
 
Puede suponer que los temores del siniestro Salinas le hicieron llamar Diego Fernández, pieza clave en su legitimización después del fraude electoral de 1988. Hoy ante la autodeclaración de inocencia de Aburto y la posibilidad de que MORENA conserve la mayoría en el Congreso, CSG recurre a ese agresivo marrullero cuyas divisas son la perfidia y la traición.
 
Lo demostró en aquella elección presidencial abandonando al candidato de su partido, Manuel Clouthier, muerto en un extraño accidente automovilístico en 1989. Ya convertido en fiel aliado de Salinas, defendió con vehemencia el ingreso de México al TLC. La siguiente gran jugada sucia la realizó siendo candidato a la presidencia en 1994. Después de ganar el debate a sus contrincantes y estando arriba en las encuestas se retiró casi dos meses para reposicionar a Ernesto Zedillo y sabotear a Cárdenas.
 
Que ganara el PRI en 1994 fue parte del trato acordado con Salinas en 1988. La primera parte del pago la recibió su partido en 1989, había sido beneficiado con la gubernatura de Baja California (Ernesto Ruffo Appel-1989) y la presidencia municipal de Tijuana.
 
Después acordó con Zedillo y Salinas cederle al PAN la Presidencia de la República en el 2000. Otro de sus agravios al pueblo mexicano concertado con banqueros y empresario  fue aprobar el FOBAPROA, convirtiendo en deuda pública las pérdidas de esos saqueadores de México. Tan estrecha es su relación con Salinas que el mismo Vicente Fox afirmó que Diego había entregado la presidencia al PRI en 1988.
 
Por esa razón AMLO en el debate que sostuvo con aquel (2000) dijo que era lo mismo voltear a ver a Diego que a Salina. Desde entonces se fundó el PRIAN.
 
En 2005, durante el desafuero contra AMLO, aparece otro alfil de Salinas, Manlio Fabio Beltrones, quien presidió la Cámara en esa opereta y coló por la puerta trasera del congreso a Calderón en 2006. Por su lado, Alfonso Durazo (exsecretario de Colosio y de Seguridad Pública con AMLO), confirmó que esa ALIANZA operó ese nuevo fraude.
 
A pesar de su florida verborrea “La Ardilla” (siempre andaba en Los Pinos) no podrá ocultar que fue Salinas y la corrupta burguesía nacional quienes le hicieron volver. Ni a los expresidentes ni a las voraces cúpulas empresariales conviene que la 4T avance, mucho menos que México recupere la soberanía energética, alimentaria y económica. Saben que el jefe Diego es un excelente manipulador verbal, gustoso defensor de corruptos, mejor conspirador y siempre presto para proteger los privilegios de los ricos.
 
Volviendo a los miedos de Salinas sobre el caso ABURTO, continuación se reseñan algunos momentos sobre aquel fatídico día 23 de marzo de 1994 que lo involucran.
 
La periodista Laura Sánchez le preguntó a Mario Aburto (MA) en agosto pasado:
¿Tú fuiste o no fuiste? -Aburto repondió: -Soy inocente y no fui. Mis padres escucharon una grabación y se la van a extender- Sus progenitores resguardan un centenar de audio cintas grabadas durante los 27 años que lleva preso y aislado.
 
Después de esta declaración Durazo lo trasladó a otro penal. Aburto se amparó (41/94) y el pasado 27 de febrero la Comisión Nacional de los Derechos Humanos emitió una queja por los “presuntos actos de tortura y obstaculización del derecho a la salud”. El padre de Aburto se lamenta en esa entrevista diciendo: -¿Por qué razón le están quitando pues … que no nos hable? Nosotros no sabemos si está mijo ahí o no está. ¿¡Ya hace 27 años que no lo vemos!-. Ahora Durazo es el candidato a gobernador por el partido MORENA en Sonora.
 
En 1994 el gobernador de ese Estado era Manlio Fabio Beltrones, enviado ESPECIAL de Salinas para intervenir en los primeros interrogatorios hechos a MA. Él y su hermano Alcides Beltrones, director del aeropuerto de Tijuana, hablaron 30 minutos a solas con Aburto pidiéndole se declara culpable, de no hacerlo matarían a su familia. Ese era el trato con Salinas, le dijeron. A ambos, los gringos los ligaron con el narcotráfico (1997). Manlio anda amparado, como gobernador se le investiga el desfalco de 250 millones y como presidente del PRI el uso indebido de recursos públicos en la elección de 2016.
 
Intente no soltar la punta de la madeja. Aquel 23 de marzo, tanto el gobernador de Baja California como el presidente municipal de Tijuana, Héctor Ozuna, eran panistas. Dócilmente permitieron que Salinas, desde México convirtiera en un cochinero la investigación del crimen. Ni Alfonso Durazo ni Zedillo acompañaron a Colosio en su último recorrido. Otro dato curioso: AMLO cenó con LDC dos días antes de que lo mataran.
 
Dejemos la voz a MA:
 
En la PGR de Tijuana me desvistieron y me dieron otra ropa que no era la mía. Cuando pasaron a mi mamá ya me habían puesto una inyección ... Por eso cuando ella me hablaba yo no entendía. Yo no me acuerdo de muchas cosas. De lo que sí me acuerdo perfectamente bien es que siempre dije a los del Estado Mayor Presidencial, que yo era inocente. Los agentes me pidieron que declarara que pertenecía a un grupo armado o político y en caso de no declararme culpable me vería en grave peligro.
 
Envuelto en un colchón lo trasladaron hacia un lugar de la playa donde siguieron torturándolo.
 
Me dijeron que mi mamá también estaban siendo torturada. Querían que inculpara a alguien.  Se acercó un agente y me dijo. “el Presidente está en el teléfono y te dará lo que quieras si dices que te pagó un partido político”.
 
Aburto afirmó haber visto a otro sujeto a quién le hicieron pruebas de pólvora resultando con alto porcentaje de ella en sus manos y agrega:
 
A mi mamá le mostraron una persona que se parecía a mi. Llevaba pantalón café, chamara negra con hombreras, pelo chino, estatura diferente y era moreno claro y tenía un golpe del lado derecho. Yo lo tenía del lado izquierdo, tengo pelo chino, mi chamarra no tenía hombreras, yo estoy un poco güerito. Mi mamá dijo que ese no era su hijo.
 
Por la tarde del 23 aparece ejecutado en el taller mecánico “Servicio Azteca” un sujeto muy parecido a MA, Ernesto Rubio. La subprocuraduría especializada sostiene que fue asesinado en riña personal y que ya estaba muerto cuando Aburto fue detenido. Lo extraño es que ese personaje trabajaba para el agente Javier Loza, hermano del subdelegado de la Policía Judicial Federal Raúl Loza, encargado del primer interrogatorio hecho a Mario Aburto. Por cierto, ese día mientras reinaba la confusión, los agentes federales limpiaron la escena del crimen en Lomas Taurinas.
 
HUBO MÁS DE UN ASESINO
 
La Dra. forense Patricia Obanel declaró que no sólo había sido una herida sino que tenía ¡más! Que no fue uno el atacante sino varios. Dos días después, argumentando confusión, se desdice. Sin embargo ya era tarde: el mundo sabía que Colosio había recibido dos impactos (cabeza y abdomen) y que fueron usadas dos armas de diferente calibre. La Interpol confirmó eso del segundo balazo.
 
Contrario a toda lógica el Procurador General de la República, Diego Valadez, por la tarde concluyó altanero y categórico que el único asesino era ¡Mario Aburto Martínez!.
 
Sobre esto, Jorge Amaral Muñoz[2] relata que escuchó dos disparos en un intervalo de tres o cuatro segundos. Cuando llevaban herido a Colosio a la Suburban él se fue en su camioneta hasta la PGR. Ahí vio que metían a una persona bañada en sangre, totalmente diferente a la que presentaron después.
 
Siendo presidente Zedillo, Jorge le pidió no olvidar a Colosio. Zedillo respondió que haría  justicia “caiga quien caiga” y que lo buscaría. Posteriormente agentes lo secuestraron para decirle que su jefe quería cerrar el caso. Le ofrecieron 4 millones para que NO dijera lo de los dos disparos. Como no aceptó, lo torturaron sin descanso hasta que de una habitación contigüa salieron otros agentes pidiendo a sus colegas que ya dejaran al “hijo de puta”, que se largara.
 
Las evidencias (fotos, audios y documentos) fueron entregadas por su esposa al servicio de migración de los E.U. Allá pidió asilo político y lo detuvieron en Detroit Michigan. El juez Haker de migración le preguntó si sabía quién había mandado a matar a Colosio y previa desconexión de cámaras de video le dijo que hiciera como le hiciera no le darían asilo político. Si no estoy muerto no sé ni por qué. Lo he declarado pero ni se publica nada ni se investiga- se quejó. Tiene terror y coraje debido a que no lo dejan salir del país.
 
¿QUIÉN MANDÓ MATAR A COLOSIO?
 
Félix Salgado Macedonio dijo en 2018 que el autor intelectual fue Salinas. Lo mismo dicen que expresó J. Fco. Ruiz Massieu. Tal vez por eso lo asesinaron 6 meses más tarde y a Macedonio hoy lo linchan los medios. El padre de Colosio reconoció que su hijo fue víctima de un profundo deterioro de sus relaciones con Salinas. El mismo Salinas aceptó que Luis Donaldo le dijo que NO permitiría a Raúl Salinas ocupar cargos en el gobierno por tener nexos con el narco. Por supuesto el hijo de Colosio tampoco cree la teoría del asesino solitario pues considera hubo fuerzas oscuras que movieron todo eso.
 
¡Él fue! ¡él fue! ¡el fue, gritaron a Salinas cuando este entregó el cargo a Zedillo. Al preguntarle si había existido un complot expresó: “Een todo caso a quien había que preguntarle es a Ernesto Zedillo.
 
Es evidente que Salinas contrataca ahora con Diego Fernández como ariete. El 1° de marzo Alejandro Páez (Los Periodistas) le cuestionó así: Usted ha enfrentado a AMLO donde ha participado CSG, hoy regresa para enfrentar (lo) nuevamente ¿ya hizo contacto con Salinas? Ceballos respondió furioso: ¡Tu pregunta es insidiosa y no voy amarrarme las navajas!.
 
Es evidente que la elite empresarial y Salinas reactivaron a Diego para recuperar el congreso federal y alejar a sus fantasmas.
 
El fiscal Gertz Manero debería hacer menos teatro y preparar una celda para el hiperactivo y peligroso Salinas. Es insostenible que con 9000 fojas plagadas de errores y omisiones contenidas en 170 tomos de investigación, de las 4 hipótesis planteadas (acción concertada, crimen político, suplantación de persona, asesino solitario) la menos creíbles siga prevaleciendo. Sobre todo por estar basada en dos hechos imposibles: Aburto tuvo tiempo y espacio suficientes para disparar DOS armas y Diego Valadez pudo realizar la investigación en unas horas.
 
El Presidente puede no albergar deseos de venganza, pero como titular del Ejecutivo simplemente le corresponde apegarse a Derecho para hacer JUSTICIA. De otro modo la impunidad y los pactos de silencio seguirán vigentes y fortalecidos.
 
[1] https://www.YouTube.com/watch?v=xPseG17EWHU&t=2015s. Alvaro Delgado y Alejandro Páez.
[2] Entregó un escrito en atención ciudadana informando a AMLO ser testigo presencial del asesinato(2020).
  • Ipax
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Conduce responsablemente
  • Salon de usos multiples
  • Ayuntamiento de Xalapa