Ir a Menú

Ir a Contenido

Veracruz
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

En Agua dulce

Mercado Benito Juárez vacío, no fue entregado por falta de voluntad de autoridades

- El ex alcalde Agustín Aguilar Ibarra señaló que la central de abastos se politizó afectando a locatarios y comerciantes de la zona
- Tuvo un costo de 12 millones de pesos y hace tres años que fue terminado

Alfredo Santiago Hern?ndez Agua Dulce, Ver. 04/11/2010

alcalorpolitico.com

Mucho se ha hablado durante los últimos tres años del mercado Benito Juárez ubicado en el centro del municipio, el cual fue demolido y edificado nuevamente en el 2007, con un costo de 12 millones de pesos aproximadamente que fueron adquiridos mediante un préstamo con Banobras aprobado por el propio Congreso del Estado.

El mercado se concluyó en diciembre del 2007, siendo “entregado” el último día del año y minutos antes de que el entonces alcalde Agustín Aguilar Ibarra pasara la estafeta al electo Vicente Escalante Macario.

Ya en funciones la nueva administración solicitó un peritaje a Protección Civil municipal, dependencia que no estaba facultada para tal acción, misma que determinó que el edificio representaba inconsistencias y que incluso corría el riesgo de que se desplomara.

Ante esta situación la obra fue auditada por el Órgano de Fiscalización Superior del Estado de Veracruz, sin embargo de la auditoría física, financiera y administrativa salió bien librado Agustín Aguilar Ibarra, siendo liberada la obra para que el Ayuntamiento realizara las adecuaciones necesarias y pusiera a funcionar el inmueble.

Elefante blanco

Han pasado casi tres años y el edificio se mantiene desocupado, sus locatarios se encuentran hacinados en galeras a un costado del mercado Campesino de la colonia Lázaro Cárdenas, mientras que la actividad comercial se vio seriamente afectada en los alrededores de la nueva central de abastos.

Agustín Aguilar Ibarra, ex alcalde, en entrevista señaló que de haber tenido dos meses más de gobierno el mercado se hubiera puesto a funcionar, pero lamentablemente el tiempo no le alcanzó y la situación se politizó.

Explicó que el mercado sí cuenta con el sistema hidráulico, pero solamente para los puestos de comida preparada, además de que se instaló el transformador y solamente restaba la colocación de medidores y las tomas de corrientes de cada uno de los puestos.

Acepó que existieron retrasos en la obra, además de que el presupuesto se elevó pues al demolerse el mercado se encontraron con que el subsuelo estaba repleto de aguas negras y el sistema de drenaje totalmente colapsado.

Pero destacó que existía un fianza por un millón de pesos que el Ayuntamiento no hizo efectiva, dinero con el cual hubiera alcanzado para realizar las adecuaciones necesarias, sin embargo el mismo gobierno municipal complicó la situación al desconocer las listas de locatarios elaborada por la administración anterior, poniendo como pretexto que los locales no eran suficientes para los locatarios registrados.

Aunque en un principio la responsabilidad del estado del mercado era principalmente del ex munícipe Agustín Aguilar, es innegable que Vicente Escalante y su comuna poco hicieron por esforzarse para reactivar el inmueble, dejando de lado los intereses políticos y mostrando voluntad por resolver los problemas de la ciudadanía.
  • Ipax
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Seguimos trabajando
  • Salon de usos multiples