Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Mexicanos tienen mucha creatividad, pero no herramientas para innovar: EREF

- Universidades no están preparadas para resolver problemas específicos; de ahí el vacío para la aplicación de la ciencia

- Eduardo Ruiz Esparza tiene solución a la Chikungunya y consecuencias de la diabetes, pero el burocratismo impide socializarlos

- Creó el programa Wow-Vation para que aprendizaje de los jóvenes no dependa de si le tocó buen o mal maestro

- Creó una aplicación con inteligencia artificial para diagnosticar el cáncer en 25 segundos

?ngeles Gonz?lez Ceballos Xalapa, Ver. 07/12/2015

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Eduardo Ruiz Esparza Flores, director de Infinitum Innovation, inventor del Programa Wow-Vation e integrante del Consejo de Harvard y de MIT para México, coincide perfectamente con Marcus Dantus, considerado como una de las personas que más genera emprendimiento en México; declaró que nuestro país es uno con mucha creatividad, con muchas formas especiales de resolver problemas, pero su desventaja es que no se ha enseñado a nadie, nunca, cómo innovar, cómo formalmente generar técnicas de innovación que generen productos y servicios que luego se vuelvan competitivos mundialmente.

En entrevista para alcalorpolitico.com, el también integrante del Comité Intersectorial de Innovación a nivel federal, opinó que las universidades del país no están preparadas para resolver problemas específicos y eso es porque carecen de herramientas.

Comentó que la diferencia de nuestro país frente a otras naciones en cuanto a estudios de educación superior son nada más las relaciones que se hacen pero en lo académico, el nivel de preparación de los egresados de universidades mexicanas es prácticamente igual que en las del extranjero.



En ese sentido, refirió que el Programa Wow-Vation, de su autoría, se enfoca a enseñar herramientas para llegar a la posibilidad de una invención.

"Por eso hice este programa en línea, porque lo que quería lograr es que hubiera una uniformidad en la enseñanza, o sea, que no dependiera de si le tocó un buen maestro o un mal maestro, sino que todos tuvieran el acceso a la misma información", destacó.

Definió que en México hay un vacío, no nada más en emprendimiento mexicano sino también en la aplicación de la ciencia.



Ruiz Esparza Flores, a quien le tocó impulsar la adición de la palabra “innovación” a la Ley de Ciencia y Tecnología, consideró importante que se vinculara la academia con la industria y al incluir la palabra innovación en la Ley permitió que exista el PI, es decir, todos esos programas de CONACYT que son de vinculación, industria y academia; esto fue lo que más promovió.

Señaló que todavía hoy las apuestas de México tienen poco contenido nacional y que si hay emprendimiento sin invención, éste será pobre, poco sustentable y con pocas posibilidades de ser un emprendimiento global.

Añadió que si se llega con un producto que no está protegido por propiedad intelectual, que no tiene su patente, ya sea servicio o producto, será muy difícil que sobreviva.



El también integrante del Comité Intersectorial de Innovación a nivel federal, que preside Ildelfonso Guajardo, señaló que lo que buscan es impulsar el mayor número de políticas públicas que nazcan desde la innovación para que, posteriormente, se usen en la ciencia.

Al ser cuestionado sobre la inversión que México hace en ciencia y tecnología, Ruiz Esparza Flores aseguró que el presidente Enrique Peña Nieto tiene todo el entendimiento y voluntad para destinar mayores recursos para este sector y cada vez ha aprobado mayores recursos para los programas de ciencia, tecnología e innovación.

"Pero estamos en un país con no tantos recursos, obviamente quizá se vea a quien se sacrifica, pero yo creo que si hay una dirección para en el 2018 terminar con un porcentaje (del PIB) mucho más importante", aseveró.



Citó que, por ejemplo, ya propuso la solución para el problema de la chikungunya; sin embargo, se ha topado con la burocracia para expandir la solución, aunque aseguró, ya se salvaron niños en Chiapas.

Asimismo, sobre la cura de la diabetes, afirmó que también ha logrado la cura de sus consecuenciales, es decir, detener el "garapiñamiento" de las células y darles reversa, de manera que al momento que se logra la célula comienza a funcionar normalmente, se cura el pie de diabético, entre otros problemas.

Subrayó que lo grave de los consecuenciales de la diabetes es el endotelio: como se hace más rígido afecta todos lados y al evitar eso, implicaría un ahorro tremendo en gasto social para el país. Aclaró que no es la cura para la diabetes, pues este padecimiento es hereditario, no desaparece la diabetes sino los trastornos que provoca como la ceguera o las lesiones.



Lo mismo le ha sucedido para la cura del cáncer de mama, que lamentablemente se ha topado con burocratismo.

"Llevo tres años en una institución pública de salud y no he podido, es impresionante. Esta fue una solución que hicimos a partir de inteligencia artificial y lo que hacemos es un programa que toma la mastografía... Ahora una mujer que tiene cáncer pasan tres meses para que llegue al oncólogo, ya se distorsionó... con nuestro programa en 25 segundos nos dice si tiene cáncer de mama o no y desde que no se puede ver con el ojo", reveló y consideró que lo más importante sería que se retomara su invento en instituciones públicas de salud para que tuviera una repercusión masiva.