Ir a Menú

Ir a Contenido

Prevencion de la extorsion telefonica
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Miguel Alemán Magnani se pondrá a disposición de autoridades francesas cuando sea requerido

- Sus abogados afirmaron que ya esperaban la emisión de la ficha roja de Interpol

- No está huyendo, está en Francia donde tiene un domicilio, aseguraron

El Universal Mxico 17/08/2021

alcalorpolitico.com

En el momento en que sea requerido, el empresario Miguel Alemán Magnani se pondrá a disposición de las autoridades francesas para aclarar su situación legal, afirmó su abogado, Javier Mondragón.

En entrevista con EL UNIVERSAL el abogado indicó que la emisión de la ficha roja de Interpol, para buscar y detener a su cliente en el extranjero, se trata de una formalidad legal que la defensa ya estaba esperando pues las autoridades mexicanas no pueden ir a otro país a detenerlo.

“Se va a presentar ante las autoridades francesas para ponerse a disposición y atender cualquier queja que tenga el gobierno de México en contra suya”, señaló el jurista.



“El señor Alemán no está huyendo, está en Francia donde tiene un domicilio tratando de resolver los asuntos que tiene pendientes”.

El Gran Diario de México informó que, desde febrero de este año, Alemán Magnani estableció su residencia en Francia, antes de eso, buscó inversionistas para rescatar Interjet en Estados Unidos y Europa.

Mondragón explicó que México puede solicitar el auxilio de Francia para que, de considerarlo procedente, las autoridades francesas requieran a Alemán Magnani donde él podrá defenderse en su momento, a diferencia de lo que puede ocurrir en territorio nacional donde ya existe una orden de aprehensión en su contra.



“En Francia a las personas no las meten presas antes de que las condenen, aquí sí, aquí primero se va usted preso y después lo juzgan y si es usted inocente, dentro de 10 o 15 años le dicen disculpe usted”, agregó.

Reprochó que hasta el momento la Fiscalía General de la República (FGR) no ha procedido contra Alejandro del Valle y Carlos Cabal, accionistas que compraron Interjet bajo el compromiso de liquidar la deuda de impuestos de la empresa y la deuda a los trabajadores para rescatarla pero que no lo hicieron.