Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Mujeres y jóvenes siguen siendo excluidos en la toma de decisiones y es una forma de violencia

La asociación AUGE presentó avances para que estos sectores participen de forma activa en procesos cívicos y ciudadanos

Alicia Aguilar Guevara Xalapa, Ver. 10/03/2015

alcalorpolitico.com

Las mujeres, las y los jóvenes, siguen siendo vistos como ciudadanos de segunda clase; se considera a la mujer como buena ciudadana con tal de que cumpla con su deber de madre y de esposa; la cultura patriarcal sigue excluyéndoles de los ámbitos de toma de decisión, lo que puede considerarse como una forma de violencia de género.

Lo anterior, fue expresado por Marie Chamussy Lesory, coordinadora de Proyectos de Desarrollo Autogestionario AC (AUGE), quien presentó algunos de los avances que se han tenido en comunidades para empoderar a las mujeres y jóvenes y participen de forma activa en procesos cívicos y ciudadanos.

En conferencia de prensa, señaló que en esta nueva coyuntura electoral el bombardeo de propaganda partidista y la compra de votos, “el mayor reto es seguir pugnando para que la ciudadanía tenga acceso la información, participe en el diagnóstico de los problemas y se responsabilice en el seguimiento del plan de desarrollo”.

En su intervención, Rafael Elot Aquino, acusó que a los jóvenes se les tomó como ciudadanos de segundo nivel porque si no cuentan con credencial de elector o forman parte de un partido político su participación se queda limitada a sólo organizarse para el deporte y que se atiendan problemáticas como la drogadicción, alcoholismo y lo que tiene que ver con derechos sexuales y reproductivos.

Sin embargo, con el proyecto de AUGE y demás organizaciones se ha logrado promover la participación juvenil en seis bachilleratos de la zona centro de Veracruz; aunque admitió que en las comunidades las y los jóvenes no pueden ocupar cargos comunitarios porque les dicen que son inexpertos, porque no saben qué rumbo seguir.

Compartió que ahora se ha capacitado a mujeres y jóvenes en competencias cívicas y están conscientes de lo que sucede a nivel país y los reflectores están puestos en que el próximo 7 de junio, se va a emitir un voto libre, secreto y con conciencia.

Asimismo, Francisco Domínguez Canseco, coordinador general del Centro de Servicios Municipales “Heriberto Jara AC”, expuso que hay propuestas por parte de las distintas opciones políticas, lo que ahora estamos seguros que a partir de la construcción de agendas locales comunitarias donde vienen sus demandadas.

Indicó que lo que se espera es que sean jornadas cívicas en donde pueda haber diálogo con los candidatos, "vamos a promover que no hay dádivas y porquerías utilitarias que sólo contaminan el medio ambiente".

Aseveró que las comunidades saben que los diputados son los que legislan, saben que los actuales son los responsables de las reformas estructurales y las mujeres están esperando una relación de respeto, diálogo con los candidatos y candidatas.

“Nosotros aspiramos a que las diputadas y diputados candidatos puedan enriquecer agendas y propuestas legislativas con las agendas que hemos propuesto”.

Acusó que hay un creciente descrédito de la clase política gobernante y partidaria, y ante esta elección que es intermedia y en Veracruz no hay elección de autoridades locales se prevé un panorama difícil.

Desde el 2013, el proyecto que realiza AUGE y otras organizaciones de la sociedad civil junto con 480 mujeres y 120 jóvenes de 28 comunidades de 8 municipios rurales del estado de Veracruz y en coordinación con el Fondo de las Naciones Unidas para la Democracia, CIESAS, Unión Europea y Radio Teocelo ha tenido muchos resultados.

Entre los muchos logros que dieron a conocer destacaron el empoderamiento de las mujeres en defensa de sus derechos ciudadanos y políticos y el posicionamiento de su voz en los asuntos públicos de su comunidad.

“La actitud de las autoridades municipales en muchos casos ha sido de sentir esa desconfianza o rechazo a estas iniciativas de participación ciudadana, más aún si las demandas y propuestas provienen de mujeres y jóvenes”, añadió Marie Chamussy.