Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Niegan a Javier Duarte sobreseimiento de proceso penal en su contra

- Buscaba que se archivara caso por no hacer entrega-recepción cuando solicitó licencia

- Deberá enfrentar juicio oral y podría enfrentar pena carcelaria de hasta 10 años

Claudia Montero Xalapa, Ver. 02/09/2021

alcalorpolitico.com

Un Juez Federal determinó negar un amparo al exgobernador Javier Duarte de Ochoa, a través del cual buscaba que se archivara uno de los procesos penales que se llevan en su contra por el delito de incumplimiento de un deber legal.

El Juez Segundo de Distrito en Veracruz, al momento de resolver el juicio de amparo 128/2021, determinó improcedente la solicitud de Duarte de Ochoa de que se concluyera sin llegar a juicio el proceso penal que se instruye en su contra por no haber realizado la entrega-recepción de bienes, documentos y oficinas bajo su resguardo luego de que solicitó licencia definitiva para abandonar el cargo de Gobernador del Estado, hechos por los que fue vinculado a proceso en mayo de 2018 dentro del Proceso Penal 38/2017.

Al habérsele negado el amparo, Javier Duarte de Ochoa deberá someterse a un juicio oral por el que podría enfrentar una pena de hasta 10 años de prisión por el delito de incumplimiento de un deber legal.

Cabe recordar que desde el año 2017 Javier Duarte de Ochoa está recluido en una prisión federal por los delitos de lavado de dinero y asociación delictuosa, por los que actualmente purga una condena de 9 años de prisión.

Asimismo, a nivel estatal, se instruyen en su contra dos procesos penales, el 38/2017, por incumplimiento de un deber legal; y el 57/2017, por los delitos de abuso de autoridad, coalición y tráfico de influencias.

Sin embargo, la Fiscalía General del Estado (FGE) no ha logrado integrar ninguna carpeta de investigación en contra del Exgobernador, por su participación en los desvíos millonarios ocurridos durante su administración.

Si bien Javier Duarte de Ochoa fue condenado a una pena de 9 años de prisión, si logra evadir las acusaciones de la Fiscalía General del Estado, podría abandonar la prisión luego de haber cumplido la mitad de su pena, es decir, podría recobrar su libertad a finales de este año.