Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Para madres de desaparecidos, el 10 de mayo es día de protesta y no de fiesta

Las manifestantes reconocieron que su lucha es un desgaste emocional, físico y económico, pero ha servido para que las autoridades trabajen

Jos Topete Xalapa, Ver. 10/05/2019

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Este Día de las Madres se convirtió en un Día de protesta y no de fiesta para decenas de madres, así como padres y familiares de desaparecidos en la capital del Estado.

Padres, hermanos, hijos marcharon desde el panteón Palo Verde hasta el Monumento a la Madre exigiendo justicia para sus hijos y otros seres queridos ausentes.

“Este día no es de fiesta, es de lucha y de protesta”; “¿Dónde están, dónde están, nuestros hijos dónde están?", gritaron a todo pulmón.



La manifestación contó con la visoria de integrantes de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), así como de la Comisión Estatal, escoltados por elementos de Tránsito del Estado.

Las manifestantes reconocieron que su lucha es un desgaste emocional, físico y económico, pero ha servido para que las autoridades se pongan a trabajar.

Victoria Rodríguez de la Luz, quien se acaba de sumar a uno de los colectivos participantes, señaló que se trata de un día “muy triste” para ella.



Busca a su esposo y al hermano de su pareja, pidiendo el respaldo de los ciudadanos para apoyar su lucha, exponiendo que su suegra perdió a sus dos hijos.

“Buscamos a Miguel Ángel Rodríguez Hernández, Alejandro Rodríguez Hernández y Rafael Hernández”.

Las madres de familia exigieron a las autoridades dar resultados de investigaciones que en algunos casos llevan casi una década de investigación.



Con las fotografías de sus seres amados en playeras, las mujeres insistieron en que este 10 de mayo lo que más les importa es que su causa sea entendida por los ciudadanos.

“Que este día se hable del dolor que siente cada madre; habrá momentos en que se puede hablar de otras cosas, pero hoy lo que importa es la vida de cada quien y su lucha”, opinó María Antonieta Muñoz.

“Busco a mi hijo, Guillermo Muñoz Roa que desapareció en Xalapa. Lo amo, lo extraño y nunca dejaré de buscarlo, sólo hasta que Dios me quite la vida”, agregó, refiriendo que preferían dejar de lado cuestiones políticas.



Magdalena Magdalena Calte Hernández, madre de Alfredo Tlaxcalteco Calte, desaparecido en Xalapa el 3 de febrero de 2010, exigió a la sociedad no revicitimizarlas y al Gobierno dejar de propagar la idea de que los desaparecidos “algo debían”.

“La gente nos critica que nuestros hijos andaban en esto o el otro y no es cierto. En la Fiscalía nos dicen que seguramente andaba en cosas malas y no es cierto, nos revictimizan, nos la voltean como si de verdad fuéramos culpables”.

Para esta madre ya no hay Navidad, ni cumpleaños, ni Día de la Madre felices porque diariamente sale a buscar a su hijo, aportando pruebas para que no se cierre la investigación. Señala que es desgastante física como mentalmente enfrentar diariamente al mismo dolor.



Por su parte la integrante del Colectivo Familiares Enlaces Xalapa, Victoria Delgadillo Romero, consideró que en la entidad se ha incrementado el número de personas desaparecidas, pero también las fosas clandestinas en las que muchos cuerpos han sido enterrados de forma ilegal.

Lo anterior en relación al predio de “La Guapota”, en Úrsulo Galván, en donde se calculan más de 40 fosas con cuerpos humanos enterrados.

A dicho espacio se suma la fosa de Colinas de Santa Fe, en el Puerto de Veracruz, así como las dos fosas de Alvarado y otros puntos que siguen siendo procesados por autoridades y familiares de desaparecidos.