Ir a Menú

Ir a Contenido

Prevencion de la extorsion telefonica
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Parques industriales, guarderías y hasta juicios orales dentro de UV, propone Darío Fabián Hernández

- Parque en cada región proveería servicios y tecnologías para sectores productivos

- El aspirante a la Rectoría plantea salas de juicios orales para atender problemas internos

- Debe gastarse menos en proceso de ingreso e invertir más en becas

ngel Camarillo Xalapa, Ver. 12/07/2021

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos


Un “cambio generacional” en el tema administrativo y potenciar a la la Universidad Veracruzana (UV) como generadora y proveedora de servicios, destacan en la propuesta del aspirante a la Rectoría, Darío Fabián Hernández González.

En entrevista con Iris Ladrón de Guevara para alcalorpolitico.com y TeleClic.tv, el académico del Instituto de Investigaciones y Estudios Superiores Económico y Sociales de la Universidad Veracruzana (IESES-UV) y de las facultades de Economía, Administración y Contabilidad y Agronomía, planteó un enfoque más relacionado con los sectores productivos y con la propia comunidad en cada uno de los cinco campus.



Dentro de su propuesta de trabajo denominada “Innovación social con conciencia y humanismo”, Hernández González propuso desarrollar una Educación Innovadora, asociada a un aumento de la cobertura para aplicar al 100 por ciento la nueva Ley de Educación Superior.

El académico igual propuso darle más empoderamiento a las regiones, con una mejor y una mayor vinculación educativa con los sectores productivos.

Ejemplo de lo anterior, Darío Fabián Hernández proyectó fundar un parque industrial prototipo en cada región académica de la Universidad: Poza Rica-Tuxpan, Córdoba-Orizaba, Veracruz-Mocambo, Coatzacoalcos-Minatitlán y Xalapa.



En cada parque, la Universidad generará y proveerá servicios y tecnologías al alcance de los sectores productivos de las regiones universitarias.

Cambio generacional

Hernández González se pronunció por un cambio generacional en la gestión gubernamental de la Universidad, dado que en lo científico y en lo tecnológico la institución cuenta con bases sólidas.



Esta transformación implica una gestión renovada y esta impulse, desarrolle y genere un progreso para el Estado y la propia universidad

Así, el proyecto busca una innovación en donde el músico o el biólogo no sea un empleado de la Universidad, sino todos sean cocreadores en sus actividades.

El académico urgió en adelgazar el presupuesto para lo administrativo invertirlo en la innovación, y sobre todo aprovechar la oportunidad con la estabilidad financiera en la UV tras el pago de adeudos con Hacienda y el le apoyó en planeación y evaluación.



Este adelgazamiento se conduciría con una mayor austeridad en la administración y un mayor gasto en la comunidad y en los estudiantes.

El académico ofreció además elevar los ingresos de la Universidad mediante el diseño de productos, registro de patentes, y en términos generales participar como una transformadora del potencial de la entidad y generar recursos propios.

Mayor autonomía a los campus



En cuanto a la atención de problemas en los cinco campus, Hernández González urgió a una solución de manera descentralizada por medio de la creación de salas de juicios orales, salas de paz y salas de conciliación en cada región académica de la UV.

Cada sala intervendría y daría solución a los problemas de cada región de seguridad, violencia de genero, equidad, igualdad, paz y justicia por medio de especialistas de las facultades de Derecho, Psicología, Sociología, Trabajo Social, entre otras.

Además de gestionar el acceso de los trabajadores académicos a la vivienda y el alojamiento de estudiantes en pensiones, Hernández González recalcó la necesidad de abrir comedores universitarios, con la participación de la Facultad de Nutrición, y de la creación del primer Hospital Universitario.



La apertura del Hospital Universitario propiciará condiciones para los estudiantes de desarrollarse en cada uno de los campos clínicos, y de dar atención médica a los más necesitados.

Esto, a la par de abrir guarderías en las cinco regiones de la Universidad al servicio de los más necesitados, y de los propios estudiantes de la Casa de Estudios.

Tales propuestas conduciría a convocar a los egresados para desarrollar proyectos en la UV, con trabajo colaborativos de académicos y estudiantes y generar ingresos adicionales para la Alma Máter.



Fabián Hernández resaltó la oportunidad de instaurar un examen único y si el estudiante lo aprueba, le daría el derecho de ingresar en otras universidades y garantizar la cobertura total a otras instituciones públicas por medio de convenios de colaboración.

Asimismo, planteó redirigir el gasto excesivo del proceso de ingreso, de modo que los pagos aportados por 42 mil estudiantes, de entre los 630 a mil pesos, pueda invertirse en los estudiantes con mejores becas, estímulos y oportunidades.

Hernández González recalcó que la propia UV debe asegurar la permanencia de sus estudiantes dado que de un ingreso de 15 mil jóvenes prevalece una tasa de abandono de 5 mil personas por año y es que en muchos casos los jóvenes no tienen dónde comer, dónde dormir, o bien lidian con problemas anímicos psiquiátricos pendientes por resolver.