Ir a Menú

Ir a Contenido

Veracruz
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

Que ya lo tenía "hasta la madre"

Policía ebrio, de guardia en la alcaldía de Coatepec, mató a su jefe inmediato

- Por el estado en que llegó, lo dejaron cuidando la entrada de la oficina, pero le entregaron la R-15
- El inspector de policía, Isidro Jiménez, solapa a quienes llegan borrachos; ya se han enfrentado entre ellos

Hugo Cruz Ojeda Coatepec, Ver. 03/11/2010

alcalorpolitico.com

Anoche se registró un asesinato en la inspección de Policía de Coatepec, ubicada en bajos del palacio municipal, donde un policía borracho, que cuidaba la entrada a esta oficina, mató de un balazo con una R-15 a su jefe de guardia porque "ya lo tenía hasta la madre", expresó el asesino, quien era solapado por el propio Inspector, quien le permitió, así como a otros policías, llegar a trabajar ebrios.

Estos hechos sangrientos sucedieron a las 21:30 horas, cuando el policía municipal de Coatepec, Martín Díaz López, se molestó porque lo enviaron a cuidar la entrada de la Inspección de Policía por haberse presentado a trabajar borracho, para esto le dieron un rifle R-15.

Su jefe de guardia, Rubén Aquino Silverio, de 31 años de edad, se acercó a platicar con Martin Díaz, ambos se hicieron de palabras y salieron a relucir viejas rencillas.

Martin Díaz no aguantó una burla y fue cuando, con la propia arma que le dieron para cuidar la entrada a de la Inspección, le disparó a su jefe Rubén Aquino, pegándole un balazo en el rostro, El proyectil salió por la cabeza, cayendo al suelo muerto en forma instantánea.

Luego de los hechos, el policía Martín Díaz salió huyendo del lugar ante la presencia del resto de sus compañeros quienes no intervinieron para evitar la fuga; el ahora asesino dejó el R-15 pero se llevó una pistola tipo revolver.

La delegación de Seguridad Pública con base en Xico, al tener conocimiento de este crimen, de inmediato implementó un operativo y cerró las entradas y salidas de Coatepec y en menos de 30 minutos lograron capturar al policía Martín Díaz, cuando este iba a subirse a un taxi a la altura de la entrada a Zimpizahua.

En los momentos de su captura, Martin Díaz ya no llevaba el arma, sólo dijo no recordar lo que había sucedido y posteriormente manifestó que había matado a su compañero porque "ya lo tenía hasta la madre" y por su culpa lo habían castigado.

Al lugar de los hechos acudió a tomar conocimiento el Agente del Ministerio Público de Coatepec, así como personal de Servicios, Periciales y de la AVI.

Cabe hacer mención que algunos elementos policiacos, cuyos nombres omitimos porque temen represalias, mencionaron que es común ver como algunos compañeros llegan borrachos a trabajar y el Inspector, Isidro Jiménez Gómez, se los permite.

Incluso, en algunas ocasiones, entre los mismos policías ebrios se han enfrentado a golpes en las oficinas y no pasa nada, por lo que pidén la intervención el Secretario de Seguridad Pública.
  • Salon de usos multiples
  • Ipax
  • Seguimos trabajando
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado