Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Vaticina Pepe Yunes

Próximo Presidente de la República tendrá como reto principal, abatir la pobreza

- Las cifras de la pobreza son abrumadoras, ha aumentado en 7 millones de mexicanos

- Programas de apoyo social sólo suavizan el problema, pero jamás lo resolverán, enfatizó

Mercedes Aguilar Xalapa, Ver. 27/08/2011

alcalorpolitico.com

Dado el incremento en el número de pobres en el país que han dejado las últimas dos administraciones federales panistas, quien sea electo presidente de la República en el 2012 tendrá como reto prioritario combatir la pobreza de manera real, aseguró el diputado federal del PRI, José Yunes Zorrilla, presidente de la Comisión de Desarrollo Social del Congreso de la Unión.

Por ello, dijo, el combatir la pobreza deberá ser parte fundamental y prioritario en la agenda personal de todo aquel que tenga la aspiración a ocupar la silla presidencial, ya que es de este problema social que se generan otros males sociales como la migración, la inseguridad.

Entrevistado previo a su participación como ponente en el diplomado de Políticas Públicas que imparte la Universidad Veracruzana, dijo que las cifras de la pobreza son abrumadoras, ya que “en término de medición de ingreso ha aumentado en 7 millones de mexicanos”.

Aseveró que en la actualidad “hay un déficit alimentario terrible”, por lo tanto es urgente que se replantee la estrategia de política social y en esto se deben de incluir no sólo el gobierno federal, también los estados.

Yunes Zorrilla refirió que en 2006 había 14 millones de personas en condiciones de pobreza alimentaría, es decir, no contaban con el ingreso suficiente para sus necesidades alimenticias básicas; y para 2010 esta cifra se elevó a cerca de 22 millones de personas.

En este tenor aseguró que la pobreza es un tema grave en todas sus dimensiones, pero al no implementar una política económica que genere crecimiento, estabilidad económica y que ese crecimiento genere los empleos bien remunerados, todos los programas vinculados al ámbito social serán sólo redes protección para tratar de suavizar los efectos de la pobreza pero no se resolverá.

El legislador federal añadió que es por ello que se debe de poner atención y un puntual seguimiento al impulso del desarrollo regional; “queda claro que debe haber estabilidad económica, un aumento en la productividad laboral, digamos que eso son los ejes académica y teóricamente comprobados y reconocidos pero para eso se requieren de reformas estructurales y política macroeconómica”.

Sólo promoviendo el desarrollo en las regiones se logrará disminuir las brechas y el número de personas que son pobres por nacer en lugar sin oportunidades por la falta de desarrollo.