Ir a Menú

Ir a Contenido

Veracruz
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

Rayos ultravioleta también afectan en gran cantidad a especies marinas

Organismos como el fitoplancton se ven afectados, lo que constituye un grave riesgo para el resto de la cadena alimenticia

?ngeles Godoy Morales Xalapa, Ver. 01/08/2011

alcalorpolitico.com

Debido al adelgazamiento de la capa de ozono, los rayos ultravioleta penetran con mayor intensidad a la atmósfera y, los daños que ocasionan no son sólo al ser humano, sino a los seres vivos en general, como el fitoplancton que constituye la base de la cadena alimenticia en medios marinos.

José Luis Godínez Ortega investigador del Instituto de Biología (IB) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), indicó que actualmente el daño a la capa de ozono ha provocado que a la Tierra penetren los rayos ultravioleta, que dañan al fitoplancton, formado en su totalidad por algas unicelulares microscópicas y fotosintéticas que se mueven en la parte del mar conocida como columna de agua.

El fitoplancton es muy sensible a los cambios ambientales ya que su constitución pequeña facilita el contacto cercano con el medio y cuenta con ciclos de vida cortos. Estas comunidades marinas podrían considerarse como los componentes con mayor respuesta a las condiciones variables del entorno.

Explicó que cerca del 50 por ciento de la proteína que consume el humano, procede de los ecosistemas marinos, y más del 50 por ciento del oxígeno atmosférico proviene de los océanos.

Por ello, resaltó que si se daña este conjunto de organismos, no sólo se presentan problemas con la producción sino que se altera la cadena trófica, ya que las algas son el alimento del zooplancton, el que a su vez nutre a peces más grandes y al hombre.

Refirió que hay contaminantes como los clorofluorocarbonos, que son los que, en las últimas décadas, han destruido la ozonosfera, principalmente. Añadió que si ésta se adelgaza o perfora, entran directo a la Tierra dos tipos de rayos ultravioleta: el de onda larga, que afecta en menor grado el aparato fotosintético de las algas; y los de onda media, que dañan en mayor proporción, también conocidos como UVB, letales porque modifican principalmente el ADN del fitoplancton.

Debido a esto, las algas han creado ciertos mecanismos de defensa como las cianobacterias, la acumulación de aminoácidos tipo micosporina que funcionan como fotoprotectores, para absorber la radiación UVB.

Los organismos fitoplanctónicos tienen flagelos, y esta capacidad de moverse se llama fototaxis, que puede ser negativa o positiva; ello los hace migrar de las zonas donde hay mucha energía solar hacia otras con menor cantidad para protegerse de la radiación ultravioleta y evitar que se destruya su aparato fotosintético.

Por ello resulta importante estudiar cómo las comunidades fitoplanctónicas se adaptarán a los efectos de la UVB, ya que  este estudio permitirá realizar predicciones exactas de respuesta de los ecosistemas a los cambios en los escenarios climáticos.

Puntualizó que los daños a la capa de ozono se intensifican con el incremento en las emisiones de gases de efecto invernadero y, una forma de contribuir a no deteriorar estos sistemas, es realizar acciones para controlar y disminuir este fenómeno, concluyó.
  • Salon de usos multiples
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Seguimos trabajando
  • Ipax