Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Repudian cañeros aplicación del Régimen Simplificado de Confianza del SAT

- Mermará más sus ingresos por tonelada de caña; amagan con abandonar tierras

- Implicará gastos adicionales como la contratación de bufete de contadores

Benito Jurez Ramrez Crdoba, Ver. 19/01/2022

alcalorpolitico.com

Los productores de caña reciben un duro golpe a su economía al desaparecer el régimen fiscal de actividades de actividades agrícolas (AGAPES) y nacer un nuevo régimen impuesto por el Gobierno Federal denominado Régimen Simplificado de Confianza (RESICO), en el que por pago de preliquidación, liquidación final o complemento, de forma automática los ingenios les descontarán alrededor de 15 pesos por tonelada de caña.

Ante esta situación, productores de los 11 ingenios de esta zona centro del Estado, quienes pidieron omitir sus nombres por temor a represalias, advirtieron que si el Gobierno Federal no da marcha atrás, abandonarán sus tierras y se dedicarán a otros menesteres.

De acuerdo con el Servicio de Información Azucarera (SIA), tendrán que tributar los cañeros que no excedan de 3.5 millones de pesos de ingresos totales en el año anterior. Para tales efectos, a partir de este año, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) hará el cambio de régimen de forma automática, basándose en la información con la que cuenta en sus registros al 31 de diciembre del 2021.



En ese contexto, los cañeros, personas físicas que estén en RESICO, estarán exentos de pagar el impuesto sobre la renta, siempre que sus impuestos sean exclusivos (100 por ciento) de actividades agrícolas y éstos no excedan los 900 mil pesos anuales.

Este impuesto se aplicará a partir de este año, cuando los cañeros estén ya en RESICO, por el pago de preliquidación, liquidación final o complemento, el ingenio les retendrá por concepto del ISR el 1.25 por ciento sobre el monto pagado del valor total de la caña.

Agrega el informe, que los impuestos retenidos serán acreditables para el cañero cuando haga su declaración de impuestos; esta retención deberá de venir en el CDFI que haga el productor. Se dice que el descuento por tonelada de caña será de por lo menos 15 pesos.



Productores de caña de Central Potrero, quienes están por recibir el pago de su preliquidación manifestaron que sin duda será un duro golpe a este sector productivo por parte del Gobierno Federal y comentaron que pareciera que el presidente Andrés Manuel López Obrador les está cobrando "la factura por los miserables 7 mil 300 pesos que les dio a algunos, no a todos, y que mejor no les hubiera dado nada".

Dijeron que con este pago de impuesto, menos tendrán recursos para fertilizar sus campos, luego que un bulto de fertilizante de 50 kilogramos está entre los mil 100 y mil 200.

Se preguntaron a donde nos quiere llegar este Presidente, toda vez que mientras en el 2019, el presupuesto para la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural fue de 73 mil 542.22 millones de pesos; en 2020 bajó a 51 mil 998.65 millones de pesos; en el 2021 fue de 50 mil 967.36 y en este 2022, 53 mil 88.97 millones de pesos; es decir, apenas tuvo un incremento de 2 mil 121.60 millones de pesos, es decir, que la diferencia fue de 4.16 por ciento.



Asimismo, el Servicio de Información Azucarera (SIA) refirió que hay otras obligaciones adicionales que tendrán que cumplir los cañeros, como es el que deberán inscribirse y mantener actualizado su RFC; contar con la firma electrónica avanzada, contar con un buzón tributario activo, expedir y obtener CFDis; presentar pagos provisionales mensuales y presentar declaración anual.

Los cañeros de esta región expresaron que con todos esos requisitos, tendrán que pagar un contador o un bufete contable y que con los problemas que enfrenta la comercialización del azúcar en el mercado nacional, será una zafra difícil, que con el pago de su liquidación apenas sacarán los gastos.

Advirtieron que si el Gobierno Federal no da marcha atrás, abandonarán sus tierras y se dedicarán a otras cosas donde el gobierno sí apoya, “donde hay abrazos y no balazos”, porque trabajar honestamente para el gobierno no cuenta, lamentaron.