Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac
Fue un funcionario estatal

Se desmarca Meza Abud de las crticas a Guilln Tapia

El delegado de SRA asegura que no acu la frase: cada quien puede hacer con su cuerpo lo que quiera

Ignacio Carvajal Boca del R?o, Ver. 13/10/2008

alcalorpolitico.com

Alberto Mesa Abud, delegado de la Secretara de la Reforma Agraria, sostuvo que no fue el responsable de la frase cada quien puede hacer con su cuerpo lo que quiera, sobre la inmolacin de Ramiro Guilln Tapia en la Plaza Lerdo despus de que no lo atendan los funcionarios por un conflicto de tierras.

Dijo Meza Abud que ese comentario lo formul a los reporteros otro funcionario de gobierno del estado, aunque no mencion su nombre.

Quisiera ser un poco mesurado en ese sentido, lamentablemente no todo lo que se publica se dice, all fue responsabilidad de otro personaje y me la atribuyen a m, pero yo entiendo que es parte del juego poltico que se da lo dijo otro funcionario de gobierno del estado que no es mi persona, coment el funcionario ayer posteriormente a un encuentro con mujeres rurales.

Reconoci la existencia de 14 asuntos por conflicto de tierras manejados en su dependencia, en los que se inclua el caso por el cual peleaba el finado lder popoluca, de los cuales cinco sern solucionados el prximo 30 de octubre, con la aplicacin de 35 millones de pesos para pago de tierras.

En este tenor, reiter que el sacrificio de Guilln era innecesario porque encontrara solucin, tambin, el 30 de octubre. En lo siguiente su dependencia se encargar de bajar los recursos para arreglar los problemas restantes; sin embargo, faltan acuerdos entre los lderes de cada movimiento, lo que ha demorado la entrega.

Sobre el mismo tema, descart que se presente otra manifestacin radical como la de Ramiro Guilln, pero los asuntos de mayor prioridad para la dependencia son los de Villa Azueta, el ejido Cucuyapan y Villa Islas.

Sobre los comentarios del secretario de Gobierno, Reynaldo Escobar Prez, quien acus de insensibles a los emisarios del presidente Felipe Caldern, se mantuvo al margen, argumentando quedarse en la mesura.